Oración a San José para Siete Peticiones Encuentra Apoyo y Bendiciones

Oración a San José: Encuentra apoyo y bendiciones en tus siete peticiones

Primera petición

Amabilísimo San José, por el honor que te concedió el Eterno Padre al escogerte para hacer sus veces aquí en la tierra, para con su santísimo hijo Jesús, revistiéndote, por lo tanto, de la dignidad de padre adoptivo, obtén, mediante Dios, querido Santo, la gracia que deseo. Haz la petición con mucha fe. Si desea pausar el video, continuamos. Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Segunda petición

Bondadoso San José, por el amor que te tuvo Jesús al reconocerte como su tierno padre y al obedecerte como un respetuoso hijo, teme la gracia que te pido. Haz la petición que se desea. Continuamos. Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Tercera petición

Oración purísimo San José, por ese privilegio especialísimo que te concedió el Espíritu Santo al darle por esposa a su misma esposa y queridísima madre nuestra, obténme de Dios amado Santo la gracia tan deseada. Haz la petición que se desea. Continuamos. Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Cuarta petición

Benignísimo San José, por ese amor purísimo con que amaste a Jesús y a María, considerando a Jesús como tu hijo y a María como tu deleita esposa, ruega querido Santo al Todopoderoso a fin de que me conceda la gracia solicitada. Haz la petición que se desea. Continuamos. Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Quinta petición

Dulcísimo San José, por esa inmensa dicha que embargaba tu corazón al conversar con Jesús y María, y por los servicios que les prestaste, me conceda el misericordiosísimo Dios la gracia que tanto anhelo. Haz la petición que se desea. Continuamos. Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Sexta petición

Dichosísimo San José, por esa envidiable suerte que te tocó de morir en los brazos de Jesús y de María, y de ser consolado por ellos en tu agonía y muerte, me otorgue Dios amado Santo, por tu intercesión, la gracia que solicito. Haz la petición que se desea. Continuamos. Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Séptima petición

Glorioso San José, padre de nuestras almas, por la reverencia que te tributa toda la corte celestial como padre adoptivo de Jesús y esposo de María, querido Santo, escucha mis súplicas dirigidas con viva fe y obténme la gracia que tanto anhelo. Haz la petición que se desea. Continuamos. Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

San José, el protector celestial

Oh Dios, que con inefable providencia te dignaste elegir a San José como esposo de la madre santísima de tu hijo, te rogamos nos concedas tener en el cielo por intercesor al que veneramos en la tierra como protector. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos, amén.

Oración a San José

Ruega por nosotros, bendito San José, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro señor Jesucristo.

Rezo a San José

A continuación, con plena confianza en que tus peticiones serán atendidas, diremos siete padres nuestros y siete avemarías. La oración y los rezos se hacen siete días seguidos.

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Finalizando nuestra oración

Concluimos nuestra oración a San José, confiando en su protección y en la gracia de nuestro Señor Jesucristo. Amen.

No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Dios te salve María, llena eres de Gracia. El señor está contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gracias por escuchar esta oración. Si te ha gustado, te invitamos a colaborar con oraciones para todos suscribiéndote a nuestro canal, y compartiendo este artículo. Y si deseas, puedes escribir tus intenciones en los comentarios. Gracias, gracias, gracias. Dios los bendiga.

Artículos relacionados

Deja un comentario