Oración milagrosa a la Virgen de Fátima para casos desesperados y difíciles.

Si es tu primera vez en nuestro canal, te invitamos a suscribirte y activar la campana para recibir notificaciones al subir nuevas oraciones. Si te gusta nuestra oración, bendícenos con un "me gusta".

PODEROSA ORACION A LA VIRGEN DE FATIMA PARA CASOS DIFICILES Y DESESPERADOS

Contacto

Puedes comunicarte con nosotros de manera más reservada a través de nuestro correo electrónico: oracionesmilagrosas_tv@hotmail.com. Estamos aquí para escuchar tus tribulaciones y ofrecerte apoyo a través de la oración.

Testimonios de fe

Todos los testimonios son contados manteniendo la confidencialidad, pero son una esperanza para aquellos que atraviesan situaciones difíciles y buscan una ayuda milagrosa. Tus correos serán leídos y contestados.

Oración a la Virgen de Fátima

Hoy vamos a realizar una oración de mucho poder a la Santísima Virgen de Fátima. La Virgen de Fátima es una advocación mariana venerada en el catolicismo y originada en las apariciones marianas presenciadas por tres niños pastores en Fátima, Portugal, en 1917.

La devoción a la Virgen de Fátima se ha extendido por todo el mundo, y son innumerables los testimonios de milagros y sanaciones que se han atribuido a su intercesión. Pidamos con fe y oremos esta oración durante nueve días, para recibir la ayuda de nuestra madre purísima.

Oración a la Virgen de Fátima

"Mi madre santa, mi madre de Fátima, madre de los cielos. Vengo a los pies de tu inmaculada presencia. Alabo tu gran belleza, madre mía, y tu piadoso corazón me subyuga. Tú, mi santa madre, que me guías con la luz de tus ojos. Te pido, madre mía, que protejas con tu manto a la amada Virgen de Fátima. Cubre con tu corazón lleno de amor. Tú, mi madre purísima, mi Fátima lavada. Tú sabes el sufrimiento de mi alma. Tú lo ves todo de mí, mis verdaderos sentimientos y mis verdaderas...".

Hoy acudo a ti, mi Virgen de Fátima, en busca de consuelo y guía en estos momentos de dudas y tribulaciones. Como madre amorosa, sé que solo tú puedes ayudarme a encontrar la paz que tanto necesito. Tú, que llevas sobre tus hombros las preocupaciones de miles de devotos, tienes el poder y la gracia de escuchar nuestras peticiones con paciencia y amor.

Encontrando esperanza en la Virgen de Fátima

Sé que siempre estás ahí para nosotros, mi amada Virgen de Fátima. Tus mensajes de paz, amor, fe y esperanza llenan nuestros corazones. Sin embargo, en ocasiones las preocupaciones nos atormentan y nos impiden avanzar. Por eso hoy acudo a ti, para que me ayudes a superar los obstáculos y ser digno de tu amor y protección.

Llena mi corazón de esperanza y alegría, y corta las ataduras que me impiden avanzar hacia un camino de prosperidad y felicidad que sé tienes preparado para mí. Eres bendita, mi amada Madre, porque siempre escuchas nuestras plegarias y nos llena de paciencia, amor e indulgencia. Te pido que no falte la salud ni el alimento para ninguno de nuestros hermanos en la Tierra, y que extiendas tus bendiciones por todo el mundo.

La humildad del alma y la gracia divina

Santísima Virgen de Fátima, madre de divina gracia, te presentaste humildemente a unos pastorcitos en Fátima para mostrarnos la importancia de la unidad y del amor. Nos pediste que no afligiéramos más a tu Hijo con la culpa, y que aprendiéramos a purificar nuestros pecados a través de la oración y la penitencia.

Vengo a ti, buscando tu ayuda y con todo mi arrepentimiento. Confío en tu misericordia, amada Madre. Tú siempre calmas nuestros corazones destrozados por el dolor y la maldad del mundo. Tu luz ilumina nuestras vidas en los momentos oscuros y difíciles, protegiéndonos del mal y trayendo gloria y paz a nuestras vidas.

Poniendo nuestra aflicción en manos de la Virgen de Fátima

Tú siempre intercedes ante Dios Padre en nuestro favor. Eres mi gran fuerza en momentos de aflicción y el consuelo para los desamparados. Hoy pongo mi gran aflicción en tus manos, haciendo mi súplica con fe y oración. Estoy convencido de que tú siempre nos escuchas y nos respondes según tu voluntad.

Gracias, amada Virgen de Fátima, por tu amor incondicional y por ser nuestro refugio en medio de las tormentas. Confío en que guiarás mis pasos y me ayudarás a encontrar la paz y la esperanza que tanto anhelo. Amén.

Intervención divina en momentos difíciles

Tu pronta intervención llegará a mí y todo gracias a ti será en mi favor, sé mi amada Virgen de Fátima, necesito tu gran ayuda en estas dificultades que llevo en mi pecho y alma. Me siento perdido y sin esperanza, por eso confío en ti, mi pura Virgen de Fátima, eres la gran esperanza para seres perdidos y desesperanzados como yo.

La palabra de Dios y la importancia de la oración

Tú nos enseñas, amada madre llena de misericordia, que la palabra de Dios tiene poder y que por medio de la oración llegamos a Él. Es por eso que te pido sabiduría para esperar y comprender que tú y nuestro Padre siempre están obrando en mi vida. Madre mía, siempre que converso contigo por medio de la oración siento tu presencia y recibo respuestas a través de mensajes o señales que sé que solo tú me puedes enviar.

El poder de la fe y la petición a la Virgen

Madre llena de bondad y virtudes otorgadas por Dios, te pido que con un milagro soluciones mis dificultades. Que tu milagro se apodere de esta situación que estoy viviendo y que yo vea la luz de la solución en mi vida. Madre mía, sé que me escucharás y me ayudarás, te pido esta y cuantas gracias necesito porque sé que lo haces por el amor que tú y yo sentimos por tu hijo, nuestro señor Jesús. Gloria al Padre, gloria al Hijo y gloria al Espíritu Santo. Amén.

Recuerda difundir la palabra de Jesús y comparte esta oración, no sabes a quién llegará en el momento más necesario y te lo agradecerá por siempre.

Artículos relacionados

Deja un comentario