La poderosa oración de las 3 de la tarde: La Divina Misericordia

¡Bienvenidos! En esta ocasión, hablaremos sobre la poderosa oración de las 3 de la tarde: La Divina Misericordia. Esta oración es muy especial, ya que fue revelada a Santa Faustina por nuestro Señor Jesús mismo. En ella, se nos invita a orar por la misericordia divina a las 3 de la tarde, hora en la que Jesús murió en la cruz por nosotros. Acompáñanos a conocer más sobre esta oración y su significado para nuestra vida espiritual.

Oración de las 3 dela tarde de la divina misericordia

La oración de las 3 de la tarde es una devoción a la Divina Misericordia

La oración de las 3 de la tarde es una práctica devocional muy importante dentro de la Iglesia católica. Esta oración es conocida como la Hora de la Misericordia y es una oración a la Divina Misericordia.

La devoción a la Divina Misericordia se originó a partir de las apariciones de Jesús a Santa Faustina Kowalska, una monja polaca que vivió en el siglo XX. Según el relato de Santa Faustina, Jesús se le apareció en varias ocasiones y le pidió que difundiera la devoción a la Divina Misericordia en todo el mundo.

La oración de las 3 de la tarde es un momento muy especial para los devotos de la Divina Misericordia, ya que es el momento en que Jesús murió en la cruz. Durante este momento, se recuerda la pasión y muerte de Jesús, y se le pide su misericordia y perdón.

Esta oración se compone de varias partes, entre ellas la Coronilla de la Divina Misericordia, que es una oración muy poderosa que se reza con un rosario especial. Además, se puede rezar el Credo de los Apóstoles, el Padre Nuestro, el Ave María y el Gloria.

Es una oportunidad para recordar el amor infinito de Jesús y para pedir su ayuda en los momentos difíciles de la vida.

Fue revelada a Santa Faustina Kowalska por Jesús en una visión

La oración de las 3 de la tarde de la Divina Misericordia fue revelada a Santa Faustina Kowalska por Jesús en una visión. En la visión, Jesús le mostró a Santa Faustina la imagen de su corazón y le dijo que esa oración ayudaría a las almas en el purgatorio y a aquellos que la recitaban. La oración consiste en recitar el Padrenuestro, el Avemaría y el Credo, seguidos de una serie de oraciones específicas, incluyendo la Oración de la Divina Misericordia: "Oh Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús como fuente de misericordia para nosotros, en Ti confío".

La oración de las 3 de la tarde se llama así porque Jesús le dijo a Santa Faustina que la recitara todos los días a las 3 de la tarde, la hora en que murió en la cruz. Jesús dijo que si alguien recitaba esta oración a esa hora, especialmente en presencia del Santísimo Sacramento, recibirían una gran cantidad de gracias espirituales.

Recitar la oración de las 3 de la tarde de la Divina Misericordia es una forma maravillosa de honrar la misericordia de Dios y de unirse a las oraciones de los santos y los fieles de todo el mundo. También es una forma poderosa de pedir la intercesión de la Virgen María y de todos los santos y ángeles para proteger y guiar nuestras vidas.

La oración pide por la misericordia de Dios para todo el mundo

La oración de las 3 de la tarde de la Divina Misericordia es una oración poderosa que pide por la misericordia de Dios para todo el mundo. Esta oración se originó a partir de las experiencias de Santa Faustina Kowalska, quien tuvo visiones de Jesús misericordioso y recibió mensajes de Él sobre la misericordia divina.

La oración se realiza a las 3 de la tarde, que es la hora en que Jesús murió en la cruz. En este momento, se invita a los fieles a detenerse por un momento y orar por la misericordia de Dios para el mundo entero. La oración es simple pero poderosa: "Padre Eterno, yo te ofrezco la Sangre, las Llagas y el Corazón de Jesús Crucificado por la conversión de los pecadores, por los moribundos y por todo el mundo".

Esta oración es especialmente significativa en el Año de la Misericordia, proclamado por el Papa Francisco, que nos invita a reflexionar sobre la misericordia de Dios y a practicarla en nuestras vidas. Al recitar la oración de las 3 de la tarde, pedimos por la misericordia de Dios para nosotros mismos y para todos los que necesitan su ayuda y su amor.

Recuerda que la oración es una herramienta poderosa que nos permite conectarnos con Dios y experimentar su amor y su misericordia en nuestras vidas.

También se reza por los pecadores y por aquellos que están muriendo

La Oración de las 3 de la tarde de la Divina Misericordia es una oración poderosa que se reza en todo el mundo. Además de pedir la misericordia de Dios para uno mismo y para el mundo entero, también se reza por los pecadores y por aquellos que están muriendo.

  • Por los pecadores: Cuando rezamos por los pecadores, estamos pidiendo a Dios que tenga misericordia de aquellos que han caído en el pecado y que necesitan su ayuda para volver al camino de la rectitud. Esta oración es especialmente importante para aquellos que tienen amigos o familiares que están alejados de Dios o que han perdido el camino.
  • Por aquellos que están muriendo: La oración de las 3 de la tarde también es una oración de esperanza y de consuelo para aquellos que están muriendo. Al rezar por ellos, pedimos a Dios que los acompañe en su camino y que les conceda el descanso eterno en su presencia.

Rezar por los demás es un acto de amor y de compasión que nos une como hermanos en Cristo. La Oración de las 3 de la tarde de la Divina Misericordia es una forma de demostrar ese amor y de pedir la misericordia de Dios para todos aquellos que lo necesitan.

La oración se puede rezar en cualquier momento, pero especialmente a las 3 de la tarde

La Oración de las 3 de la tarde de la Divina Misericordia es una oración poderosa que puede ser rezada en cualquier momento del día, pero especialmente a las 3 de la tarde. A esa hora, se recuerda la muerte de Jesús en la cruz y su sacrificio por la humanidad.

Esta oración es una forma de pedir por la misericordia de Dios y para recordarnos que siempre seremos perdonados si nos arrepentimos y buscamos su perdón. A través de esta oración, podemos experimentar la paz y la gracia divina.

La oración de las 3 de la tarde de la Divina Misericordia consiste en recitar un Padrenuestro, un Ave María y el Credo. Después, se dice la siguiente frase: "Oh Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús como fuente de misericordia para nosotros, en ti confío".

Es importante recordar que la oración de las 3 de la tarde de la Divina Misericordia no es un reemplazo para la confesión y la penitencia, sino más bien una forma de acercarnos a Dios y pedir su misericordia y perdón. Podemos recitar esta oración en cualquier momento del día, pero especialmente a las 3 de la tarde, para conectarnos con la muerte y resurrección de Jesús y recordar su amor y compasión por nosotros.

Podemos recitarla en cualquier momento del día, pero especialmente a las 3 de la tarde para recordar la muerte y resurrección de Jesús. Es importante recordar que esta oración no es un reemplazo para la confesión y la penitencia, sino una forma de acercarnos a Dios y buscar su perdón.

Se cree que a las 3 de la tarde es la hora en que Jesús murió en la cruz

La oración de las 3 de la tarde es una devoción muy importante para los católicos, ya que se cree que a esa hora Jesús murió en la cruz. Según la tradición, es el momento en que la misericordia de Dios fluyó en el mundo.

Durante esta hora, los fieles se detienen a rezar y meditar en la pasión y muerte de Jesús. La oración de las 3 de la tarde es una invocación a la misericordia divina y una oportunidad para pedir por la conversión de los pecadores y por la paz en el mundo.

La oración de las 3 de la tarde es conocida como la Oración de la Divina Misericordia. Es una oración poderosa que se puede recitar en cualquier momento del día, pero se recomienda hacerlo a las 3 de la tarde para unirnos en comunión con la Iglesia y con todos los fieles que la recitan en todo el mundo.

Algunas de las frases de la Oración de la Divina Misericordia son:
  • "Oh Sangre y Agua, que brotaste del Corazón de Jesús como fuente de misericordia para nosotros, en ti confío"
  • "Jesús, en ti confío"

Recitar la Oración de la Divina Misericordia a las 3 de la tarde es una forma de demostrar nuestra fe y nuestra confianza en la misericordia divina. Es un momento de reflexión y de unión con Dios y con los demás fieles.

Artículos relacionados

Deja un comentario