Ten un día equilibrado con el poder del Señor oración poderosa

Equilibra tu día con el poderoso Señor: una oración que transformará tu vida

La importancia de la oración en nuestra vida

En un día equilibrado con el poder del Señor, amo al Señor porque escucha mi voz suplicante. Lo invoco haré de por vida porque es todo oídos para mí (Salmo 116:12).

Encuentra un momento de tranquilidad

Por favor, búscate un lugar tranquilo, toma aire profundamente, relájate y concéntrate en todo lo que quieres para hoy. Escribe tu petición en los comentarios para reforzarla.

La alegría de vivir con la presencia de Dios

¡Qué alegría es despertar y saber que estás a mi lado, Señor! ¡Qué grato es poder hablar contigo y expresarte mis más íntimos deseos! Poder agradecer todo lo que haces por mí, por mis seres queridos y por mi porvenir.

Gracias por tu amor incomparable, por tu divina providencia, por mis alegrías y mis tristezas. En los momentos de gozo es cuando me doy cuenta de que tu amor es tan grande que te derramas en miles de bendiciones sobre mí y sobre todas las personas que amo.

Suplicando la protección divina

Hoy me acerco a ti con un corazón humilde, clamando por tu poder para que puedas brindarme toda la protección que necesito en estos tiempos tan difíciles. Abundan las personas que quieren dañar a otros sin razón. Dame la dicha de poder disfrutar mis días junto a quienes más amo, de poder compartir experiencias, cumplir sueños y vivir día a día. No permitas que la pena, la tristeza y el dolor entren en mi hogar, y no permitas que puedan dañarnos y causarnos penas.

Agradecimiento por las bendiciones

Gracias, precioso y buen Dios, por cada detalle que dibujas para mí. Por el cielo, el sol y la brisa. Gracias por el campo, la arena y el mar. Gracias, mi bendito Dios, porque en medio de la creación, ahí está tu majestuosidad. Gracias por abrazarme con tu amor, por proveer de comida a mi hogar, por darme la salud y la felicidad. Aunque a veces las cosas no salían como lo esperaba, gracias también por ello, Señor. Gracias porque siempre pones un plato de comida en mi mesa, me das un techo bajo el cual descansar, y porque, a pesar de las diferentes dificultades, tú siempre me demuestras que me amas y que, ya sea de una u otra manera, tú me ayudarás siempre. Sé que tienes para mí grandes bendiciones el día de hoy.

Las peticiones al Padre Dios

Te pido que me ayudes a ser valiente, a vivir en libertad. Ayúdame a vivir sin estar atado a lo que no puedo tener, porque más grande e importante que tú no hay nada. Dame la capacidad de ver mucho más allá de los límites y captar todas las posibilidades que la vida me da. Que me impulse, mi Padre Dios, sé quién anima mis pasos y mantenga encendida la esperanza en mi corazón.

Deja que tu sagrado espíritu more en nuestro hogar y que nos acompañe en cada paso, para que pueda guiarnos y apartarnos del peligro. No nos dejes solos en este mundo que se ha ido perdiendo cada día más, donde es más fácil herir que amar. En este mundo donde la maldad se ha extendido, necesitamos tu protección y tu guía constante.

Oración sincera al Señor

Señor, confío en ti y en tu poder. Pido de corazón que escuches mis oraciones y las contestes de manera justa para mí. Eres el único que puede apartar el mal de este mundo y protegerme de aquellos que desean dañarme.

El poder de la protección divina

Ruego que me cubras con tu mano poderosa y me libres de los males que existen en el mundo. Que el enemigo tiemble al saber que eres mi protector y que se aparte de mí y de mi familia. Aleja de nosotros a aquellos que quieren dañarnos o aprovecharse de nuestra bondad.

Difundiendo el amor y las buenas obras

Pido ayuda para difundir el amor y pregonar tus mandatos, para ser un ejemplo fiel de tus buenas obras. Que mis hermanos puedan encontrarte y seguir tu ejemplo para cambiar sus vidas. Te agradezco, amado Dios, por oír mis oraciones y por estar presente en cada segundo de mi vida.

Bendición para aquellos que sufren

Derrama tu bendición sobre aquellos que sufren, que están tristes o enfrentan enfermedades. Alivia sus penas y otorga paz a esta humanidad que tanto te necesita. También te pido por mis familiares y amigos, vela por sus necesidades y bríndales abundancia y prosperidad.

Elevando oraciones por la salud

Elevemos nuestras oraciones por aquellos que han caído en la enfermedad. Fortalécelos para que sigan luchando y dales la paz de tu espíritu. Si es tu voluntad, concédeles la salud que anhelan. Bendice mi alma, purifica mi corazón y no permitas que los malos pensamientos destruyan mi felicidad.

La certeza de la resurrección y el amor divino

No dudo que las grandezas que ha predicado tu amadísimo hijo tienen su plenitud en su plan de salvación. Sé que ha resucitado y está vivo, dándonos la oportunidad de encontrarnos contigo. Sosténme con tu amor y sigue impulsándome para salir adelante.

Resucitar a una nueva vida

Gloria a ti, mi Dios, y gracias porque solo tú sabes lo que quiero lograr. Solo con tu fuerza lo puedo alcanzar. Por eso te lo pido de corazón en esta oración para que no olvides lo que tanto anhelo.

Revísteme de sentimientos de misericordia, de bondad, de humildad, de dulzura, de paciencia. Haz que sepa perdonar lo mismo que tú, Señor, nos has perdonado y sigues perdonando nuestros pecados, pero sobre todo, la mesa caridad, esa generosidad que es el vínculo de perfección.

Que la paz de Cristo brille en nuestros corazones, que todo cuanto hagamos en palabras o en obras sea en nombre del Señor Jesús, por quien sean dadas gracias a ti, Dios Padre y Señor nuestro.

Gracias, Señor, por escuchar mi plegaria. Te agradezco tu infinita bondad para con nosotros y deseo desde lo más profundo de mi corazón que podamos recibir tu ayuda. Gracias por brindarnos tu amor, tu bendición y tu protección cada día. En el nombre de Jesús, amén.

Si esta oración te ha gustado, por favor dale un pulgar arriba y compártela con tus seres queridos. No olvides suscribirte al sitio web para recibir cada día una oración poderosa.

Que tengas un bendecido día y recuerda que ser feliz es un derecho que tenemos al nacer.

Artículos relacionados

Deja un comentario