La Oración que Traerá Milagros y Sorpresas a Tu Vida

Muy buenos días, hermanos y hermanas. Hoy te sorprenderás al escuchar esta poderosa oración. Un milagro sucederá en tu vida. Recordemos que él fue traspasado por nuestras rebeliones y molido por nuestras iniquidades, sobre él recayó el castigo precio de nuestra paz y gracias a sus heridas fuimos sanados (Isaías 53:5).

Te sorprenderás al escuchar esta Poderosa Oración un Milagro sucederá en tu Vida

Encuentra Tranquilidad

Por favor, búscate un lugar tranquilo donde puedas relajarte y liberar tu mente. Bendito tú eres dulce Jesús Nazareno, lleno de amor. Vengo a ti á postrarme a tus divinas plantas, a acercarme a tus llagas, a sentir el rocío de tu sangre bendita y a pedirte este milagro que sólo tú puedes concederme.

Suplicando al Redentor Divino

Redentor divino, que en las tinieblas das luz, por las tres caídas que diste cargando el madero de la Santa Cruz, dale el consuelo y la paz que anhela mi alma. Tú eres tierno y justo señor que eres compasivo con las personas. Tú que nos conoces y nos defiendes.

Confianza y Esperanza en Ti

Con la bendita cruz que llevas sobre tu hombro y por tu preciosa sangre derramada por toda tu pasión, dame la mano en mis caídas y fuerza para corregir mis defectos. Contigo no temo nada, pues eres mi esperanza. Con mi buen Jesús siempre confiaré en ti.

Arrepentimiento y Aceptación

Te acepto ahora mismo como mi salvador. Te ruego que me perdones todas mis faltas y que pueda llegar a conocerte y amarte de forma profunda y personal. Gracias por venir a la tierra a experimentar los mismos sufrimientos que nos toca vivir como humanos.

Agradecimiento al Buen Pastor

Gracias también por morir por mí, para que pudiera comprender el sentido de la vida y alcanzar la vida eterna en el cielo. Tú eres el pastor que guía a los que nos encontramos bajo tu tutela y procuras siempre que nada malo nos pase, que la salud nos guarde siempre y que la familia esté siempre unida.

Plegaria por un Milagro

Lleno de humildad y esperanza, elevo esta plegaria al cielo para pedirte una vez más, movido por la fe. Que yo coloco con tu nombre, que me arropes con tu manto, que me cobijas con tus manos y que seas el farol que marca mi camino.

Creo en ti, creo en un inmenso amor que es tu amor. Por ello, te ruego con todas las fuerzas de mi corazón que por tu gran misericordia y bondad remedia mis penas y necesidades, y me concedas el milagro que te solicito.

Reina en mi corazón con todo tu amor, reina en mi vida con tu poder, paz y sabiduría. Te entrego todo lo que tengo, todo lo que soy y solo te pido que me des tu ayuda, tu amor y gracia. Y en especial, tu milagrosa ayuda en lo siguiente que de corazón te pido.

Petición con Fe a Cristo Redentor

Cierra tus ojos y realiza tu petición con mucha fe. A continuación, escríbela debajo en los comentarios para reforzarla. Agradecemos a nuestro amado Jesús, el gran poder por tu misericordia, y te pedimos que nos bendigas y nos hagas partícipes de los méritos de tu pasión y muerte.

Cristo redentor, deseamos hacer una buena vida en este mundo para poder verte resucitado y glorioso en la vida eterna. Cuébranos con tu preciosa sangre y derrama tu gracia y amor sobre nosotros.

Querido Jesús, que el gran poder de Dios nos valga y que la fortaleza de nuestra fe en Dios nos acompañe en todos los momentos. Ayúdanos a llevar nuestras cruces con fuerza y a estar alejados de las tentaciones del maligno. Despeja nuestra mente del pecado y haznos fuertes ante aquellos que quieran dañarnos.

Petición para el Hogar

Jesús amado, te pedimos que cubras con tus manos divinas nuestro hogar. Bendice nuestras almas y espíritus, bendícenos a todos cada día. Te pedimos tu bendición al salir de casa, al llegar a nuestro destino y al despertar cada mañana. Anida en nuestro espíritu, danos fe y bondad en todo momento.

Señor Jesús, te pedimos que demuestres que siempre puede haber un mejor mañana, que tu sangre bendita derrame misericordia en nuestras vidas. Llénanos de fuerza, ya que solo aquel que murió por amor, como lo hiciste tú, puede dar amor verdadero. Solo aquellos que profesamos este amor con esmero, podemos transmitirlo a los demás.

Amado Cristo, confiamos en tu protección. Llevamos estas palabras en tu nombre para que nos invadas con ese sentimiento celestial. Deseamos que tu presencia siempre esté con nosotros y si sentimos que te alejas, derramaremos lágrimas hasta que vuelvas a posarte en nosotros. Sin ti, nada somos, nada podemos y nada valemos.

Fortaleza y Gratitud

Te rogamos, amado Jesús, que nos fortalezcas en momentos de tristeza y soledad. Elevaremos nuestras súplicas a ti, para encontrar fuerzas y retomar el camino. Te alabamos, te bendecimos y te damos gracias, porque tus obras son perfectas. Libéranos del sufrimiento, del desconsuelo y de la tristeza. Levántanos del abatimiento y repara nuestras fuerzas.

Te aceptamos como el poder sobre nuestras vidas y sobre todo. Abandonamos nuestras dudas y permitimos que se diluyan y desaparezcan por siempre. Recibimos tu gracia y confiamos en que es todo lo que necesitamos para vivir. Amado Jesús, creemos en ti y en tus promesas.

Oración llena de gratitud hacia el Señor Jesús

¡Cuánto te agradezco, Santísimo Señor Jesús! Tú eres la fuente de todo bien, mi eterno salvador. Te doy gracias porque trajiste bendición, paz y alegría a mi vida. Te amo con todo mi corazón. En tu nombre, Jesús, amén.

Comparte la bendición con los demás

Si esta oración te ha gustado, por favor compártela. No olvides suscribirte al boletín para recibir cada día una poderosa oración en tu bandeja de entrada. Deseo de todo corazón que tengas un hermoso día lleno de bendiciones bajo el cuidado del Señor.

Tu testimonio es importante

Si quieres, déjame un comentario contando cómo te has sentido al escuchar estas milagrosas palabras. Sería un placer leer tus experiencias y reflexiones. Recuerda que ser feliz es un derecho que todos tenemos desde que nacemos.

Artículos relacionados

Deja un comentario