Salmo 35 el más Poderoso para Romper Hechizos Maldiciones y Envidias ǀ Oración Poderosa

Oración poderosa del Salmo 35: Rompe hechizos y maldiciones con esta poderosa herramienta espiritual

Ataque Divino contra los enemigos

En el Salmo 35, encontramos una poderosa oración para romper hechizos, maldiciones y envidias. En este salmo, el autor clama a Dios para que tome acción contra sus enemigos y los confunda. El salmista se encomienda a Dios como su salvador y pide que aquellos que buscan hacerle daño sean derrotados. En medio de la adversidad, confía en la justicia y la protección divina.

Protección y Justicia Divina

El salmista invoca a Dios para que lo proteja de aquellos que lo persiguen y desean su muerte. Él confía en que Dios es su refugio y escudo, y le pide que actúe en su ayuda. El autor del salmo pide que sus enemigos sean derrotados y humillados, que sean confundidos y se arrepientan de sus acciones maliciosas.

"Señor, ataca a los que me atacan, afronta a los que luchan contra mí."

El salmo describe cómo el salmista ha sido objeto de trampas y acusaciones falsas. A pesar de todo, él se mantiene fiel a Dios y busca su ayuda en momentos difíciles. Medita sobre la injusticia que ha sufrido, pero confía en que Dios lo justificará y defenderá.

"Dios mío, no te quedes callado, despierta, ponte en acción, hazme justicia y defiéndeme."

Confianza en la Justicia Divina

El salmo también expresa la confianza en la justicia divina y la certeza de que Dios recompensará a los justos y castigará a los malvados. El salmista pide a Dios que no permita que los enemigos se burlen de él y que no otorgue la victoria a aquellos que lo odian sin razón.

"Que no se burlen de mí quienes sin razón me atacan, que no digan '¡Lo conseguimos!' los que desean mi destrucción."

El salmo concluye con una proclamación de alabanza y gratitud a Dios. El autor se compromete a alabar a Dios en la gran asamblea y proclamar su justicia y su alabanza en medio de la multitud.

"Mi lengua proclamará tu justicia y tu alabanza durante todo el día."

Pide ayuda a Dios y comparte tu petición

Te animamos a cerrar tus ojos y pedirle a Dios ayuda en lo que estás precisando en este momento. Pídelo con fe y escribe tu petición debajo en los comentarios para fortalecerla aún más mientras le dedicamos esta poderosa oración.

En este artículo, queremos hablar sobre la importancia de tener a Dios como nuestro guía y protector. A través de rezos, oraciones y plegarias, podemos fortalecer nuestra fe y confiar en Su poderoso amor.

Ofrecimiento de vida a Dios

Querido Dios, hoy me acerco a Ti con una actitud de entrega total. Te ofrezco mi vida para que la guardes y le des seguridad.

Renovación del corazón

Te pido que limpies mi corazón y me llenes con tu amor y paz. Que la presencia de Jesucristo sea mi modelo y me someta a Su poderío.

Fortaleza ante los peligros

Con Tu gracia, dame valor y tesón para vencer los muchos peligros terrenales que me rodean. Tu fuerza es mi inspiración y escudo ante los conflictos y batallas espirituales que enfrento. Tu poder sin fin me envuelve y es mi auxilio cuando el enemigo ataca.

Protección contra la maldad

Ruego que Tu poderosa mano me defienda y libere de toda maldad, infortunio y adversidad. Aleja de mí las fuerzas del mal, destrúyelas para que yo pueda estar bien y hacer el bien.

Libre de influencias negativas

Aleja de mí los maléficos, los hechizos, la magia negra, las maldiciones y el mal de ojo. Quema todos estos males en el infierno para que nunca más me puedan tocar ni a mí ni a ninguna otra persona en el mundo.

Ángel de la paz

Extiende tus manos poderosas y protectoras sobre mí, envía sobre mí a tu ángel de la paz, fuerte protector del alma y del cuerpo. Que mantenga lejos de mí a todas las maldades de las personas corruptas y envidiosas.

Seguridad en Dios

Con tu protección, puedo cantar con gratitud "El Señor es mi pastor y mi socorro, con Él no tengo temor de los hombres malvados y mentirosos, y tampoco tengo temor del mal, porque Tú estás conmigo".

Rechazo de maldiciones

En el nombre de Jesús, reprendo, quebro y borro toda maldición, hechizo, magia negra, mala suerte, poderes psíquicos y brujerías que hayan sido puestas sobre mí o sobre mi familia. Por el poder de la cruz, la sangre y la resurrección de Jesucristo, asumo autoridad sobre todas estas maldiciones y malos deseos, y les ordeno que regresen a sus fuentes de origen y sean sustituidas por una bendición.

Entrega a Dios

Gracias, Señor, por ser mi sabiduría, mi justicia y mi santificación. Me entrego al misterio de tu Espíritu Santo, creo en tu poder soberano y que viniste para salvarme y deshacer las obras del enemigo.

Superando obstáculos

Renuncio a todo pacto y a todo lo malo que haya venido en contra de mí. Que nada obstaculice mi salud, mi vida afectiva y financiera, ni mi crecimiento espiritual y consagración a Ti, Dios.

Rompiendo las maldiciones y encontrando la liberación en el nombre de Jesús

En este artículo vamos a explorar cómo podemos romper todas las formas de maldición y encontrar la liberación en nuestras vidas y en nuestras familias. Es importante tener en cuenta que la protección divina y la fe en Jesús nos guiarán en este camino. Permíteme orar por ti: "Señor Jesús, te pido que rompas cualquier maldición que pueda existir en la vida de la persona que está leyendo este artículo. Que tu paz y tu amor inunden sus corazones y los liberen de cualquier atadura. Amén".

La importancia de la fe y la protección divina

La fe en Dios es el fundamento de nuestra vida cristiana. Es a través de la fe que podemos romper las maldiciones y encontrar la liberación. La protección divina nos rodea y nos guía en cada paso que damos.

Rezas, oraciones y plegarias como herramientas poderosas

Las rezas, oraciones y plegarias son herramientas poderosas que nos conectan con lo divino. Nos permiten comunicarnos con Dios y poner nuestras preocupaciones y anhelos en sus manos amorosas.

Rechazando las maldiciones y recibiendo la bendición de Dios

Es importante rechazar cualquier maldición que intenten lanzarnos y abrir nuestros corazones a la bendición de Dios. La bendición divina nos guiará hacia la felicidad y la plenitud.

Suscripción y compartir con tus seres queridos

Si este artículo ha sido de ayuda para ti, te animo a que te suscribas a nuestro blog para recibir cada día una oración poderosa en tu vida. Además, puedes compartir este artículo con tus seres queridos para que también puedan encontrar la liberación y la bendición divina.

El derecho a la felicidad

Ser feliz es un derecho que tenemos al nacer. Dios quiere que vivamos vidas plenas y felices, libres de maldiciones y llenas de su amor y gracia.

Artículos relacionados

Deja un comentario