Atrae el dinero y prospera con el poderoso Salmo 112

¡Aleluya! Feliz quien venera al Señor y se complace en sus mandatos. En la Tierra, la estirpe de los rectos será poderosa y su linaje se bendecirá. En su casa habrá riqueza y bienes, y su justicia perdurará por siempre. Incluso en la oscuridad, los rectos brillan como luz.

Salmo 112 el más Poderoso para atraer Dinero y Prosperar

La bondad del Señor

El Señor es clemente, compasivo y justo. Feliz aquel que se apiade y presta, y que atiende sus asuntos con justicia, porque nunca le faltará. El recuerdo del justo no temerá las malas noticias, su corazón está seguro y confiado en el Señor. Firmemente, nada teme y mira con desdén a sus enemigos.

El destino del malvado

Por otro lado, el malvado se enfurece, rechina sus dientes y se consume. Los planes del malvado fracasarán. Debes cerrar tus ojos y realizar tu petición con esperanza y escribirla abajo en los comentarios mientras escuchas la siguiente oración.

Oración para la prosperidad

"Señor Todopoderoso, creador del cielo y de la Tierra, hoy necesito tu poder de atracción para que el dinero venga a mí y permanezca junto a mí para siempre. Oh, mi gran señor, que viviste y también moriste ayudando a los necesitados y ahora estás en el cielo cuidándonos a todos, necesito de tu mediación para que la prosperidad nunca me falte. Que se abran mis caminos y que el dinero y la prosperidad vengan hacia mí."

Permíteme reponerme y tener mucha riqueza. Que la prosperidad que invoco sea otorgada por ti, por tu amor y por tu fuerza. Padre de la prosperidad, acudo a tu llamado clamando por tu auxilio. Permite que la luz brille en mi vida, para la suerte, el destino y la abundancia, que pueda permanecer, crecer y perdurar.

"Que cada trabajo sea de éxito y que cada alimento se multiplique en mi hogar y en mi familia. Señor, me coloco bajo tu mano protectora y sigo tus instrucciones para que, en el momento en que llegue el dinero a mí, pueda usarlo de manera correcta y pagar todas mis deudas. Aunque me haga falta, sé que tú me ayudarás a salir de apuros, a no caer en tentación y a ser una persona honesta y real. Gracias, Padre, porque cada día me das un nuevo despertar, un nuevo día para salir a trabajar y recibir amor de los demás."

"Que nunca falte la alegría de tu amor ni el respeto ante tu palabra. Rescátame de la oscuridad de este mundo que intenta ahogarme. Atraviesa las paredes del engaño y háblame, Señor. Anhelo escuchar tu rugido. Lléname de toda alegría y paz para que, por tu Espíritu Santo, pueda abundar y crecer en esperanza y amor."

"Señor, enséñame la lección de las flores que florecen silenciosamente, difundiendo la belleza de la vida y el suave aroma de la delicadeza, sin pedir nada a cambio."

Oración por la paz interior

Que mi vida irradie la paz de las mañanas y el calor de las tardes tranquilas. Que mi silencio no sea solo una ausencia de palabras, sino una oferta de amor para ti, Señor.

Habla, Señor, a través de mis ojos, para que pueda ver más allá de las apariencias y que mis pensamientos se conviertan en oración por la conversión de aquellos que intentan robarme la paz.

Oración por la protección del hogar

En tus manos pongo mi esperanza de ser para todo lo que eres para mí, una fuente inagotable de misericordia. Ahora pongo mi alma afligida y cansada en ti, para que la llenes de tu amor.

Por favor, protége mi hogar del peligro y aleja toda maldad que pueda acecharnos. Ayúdame a que el alimento nunca falte en mi mesa y que cada integrante de mi familia tenga tu ayuda en todo momento.

Oración por la prosperidad y el éxito

Que cada emprendimiento o trabajo que realicemos sea próspero y exitoso. Si el enemigo nos acecha o la envidia, las difamaciones o las malas personas nos están causando pérdidas, te pedimos que nos liberes y no permitas que recibamos maldad.

Ayúdame a aceptar cada desafío que pongas en mi camino, sabiendo que cada obstáculo es un aprendizaje para ser mejor. En este día, estaré abierto a todo lo que tengas para darme y veré cada situación como una gran oportunidad para seguir avanzando en esta hermosa escuela llamada vida.

Oración por la paz en el mundo

Ayúdanos a respirar en tu espíritu y exhalar cualquier temor que pueda hacer que nos preocupemos. Tú ofreces la paz que cada ser humano necesita para vivir con amor. Haz que tu justicia llegue a la Tierra y que la paz llene todo corazón humano y se muestre en la vida cotidiana.

Enséñanos a compartir nuestras vidas y bienes con nuestros hermanos más necesitados y a vivir fraternalmente como hijos del mismo Padre. Concede, Señor, que gocemos de buena salud y protégenos de accidentes, peligros y enfermedades.

Oración por la protección y la defensa

Líbranos de toda envidia, violencia, rencor y malicia. Haz que la paz, la armonía y la protección nos acompañen. Defiéndenos y amparaos de todo daño y mala situación. Aleja de nuestro hogar y trabajo todo lo malo.

Haz que nuestra vida esté llena de tu amor y bendiciones, y que siempre estemos preparados para enfrentar los desafíos con confianza en ti, Señor.

Oración para encontrar la felicidad y la alegría

Querido Dios, te pido que la felicidad y la alegría estén siempre presentes entre nosotros. Destierra el odio, el pesimismo y la tristeza de nuestras vidas. Dame la serenidad que tienen los ríos ante los temporales, la fuerza de la roca que soporta la tormenta, la dulzura de la flor que reposa en los campos y las bases firmes de aquel árbol que aguanta los embistes de las tempestades. Por favor, ilumina mi senda y ayúdame a tomar buenas decisiones. Permite que cada una de mis acciones sea desde el amor y ayúdame a avanzar por la vida en bienestar y realización, esbozando una sonrisa sincera en mi rostro y compartiendo a cada instante lo mejor de mí.

Confío en tu sabiduría y amor

Señor, en tus manos coloco mis ansiedades y mis preocupaciones, en tu sabiduría coloco mi camino y cada uno de mis objetivos, y en tu amor coloco mi vida y la vida de mi familia. Hoy obraré con amor y esperanza, y cada una de mis acciones será para agradarte y honrar tu nombre. Gracias por escuchar mi oración, amado Dios. Tú eres mi refugio, mi consuelo, mi guía y también mi fortaleza. Solo tú me das la paz que mi vida precisa, y sé que hoy será un día hermoso y lleno de bendiciones porque tú estás conmigo y con tu compañía todo saldrá bien. En el nombre de Jesús, amén, amén.

Comparte y recibe más bendiciones

Que tengas un bendecido día, y si esta oración ha sido de tu agrado, por favor, dale un pulgar arriba y compártela con tus seres queridos. No olvides suscribirte para recibir cada día una oración poderosa. Y recuerda que ser feliz es un derecho que tenemos al nacer.

Artículos relacionados

Deja un comentario