Rosario o Corona Franciscana  adaptada por los Padres Franciscanos  MISTERIOS LUMINOSOS

Los Misterios Luminosos: La Iluminación Espiritual en la Oración del Rosario.

Rosario Corona Franciscana Número 2

Un cordial saludo a toda la comunidad de Oraciones para Todos. En esta ocasión vamos a realizar el Rosario Corona Franciscana número 2 adaptada por los Padres Franciscanos.

Introducción

San Francisco desbordaba de amor indecible a la Madre del Señor Jesús, por haber hecho hermano nuestro al Señor de la Majestad y haber tenido misericordia de nosotros en ella. Sobre todo después de Cristo, ponía toda su confianza y por eso la hizo abogada suya y de sus hermanos. Ayudaba en su honor con gran devoción desde la fiesta de los Apóstoles Pedro y Pablo hasta la fiesta de la Asunción.

Oración inicial

Señor Dios nuestro, líbranos de nuestros enemigos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Ave María Purísima

Ave María Purísima, sin pecado original concebida.

Misterios Luminosos

Primer misterio: El Bautismo de Jesús en el Jordán

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

En este blog religioso cristiano encontrarás diferentes rezos, oraciones y plegarias que te ayudarán a fortalecer tu fe y mantener una conexión con Dios en tu vida diaria. Al recitar estas palabras sagradas, encontrarás consuelo y guía espiritual. A continuación, te presentamos una transcripción de una oración muy especial:

Oración a María

Dios te salve María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Segundo misterio: Las bodas de Caná

En el segundo misterio, reflexionamos sobre las bodas de Caná, donde Jesús realizó su primer milagro convirtiendo el agua en vino. A continuación, te compartimos una oración que puedes recitar durante este momento de meditación:

Dios te salve María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Rezo del Ave María

La siguiente es una transcripción del rezo del Ave María:

Gloria al padre y al hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

Dios te salve, María, llena eres de gracia. El señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Tercer misterio: La predicación de Jesús y la llamada a la conversión

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Dios te salve, María, llena eres de gracia. El señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Ave María llena de Gracia

El Ave María es una de las oraciones más populares en la tradición cristiana. Es un rezo en el que pedimos a la Virgen María que interceda por nosotros ante Dios.

Ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María

Esta primera parte de la oración nos recuerda el saludo del ángel Gabriel a María en el momento de la Anunciación, cuando le anunció que sería la madre del Salvador.

Llena eres de Gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, madre de Dios

En esta parte de la oración reconocemos la importancia de María como madre de Jesús, quien es Dios hecho hombre.

Ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo

Terminamos la oración glorificando a la Santísima Trinidad: Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.

Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Cuarto misterio: el anuncio de la pasión a sus discípulos

En este misterio meditamos sobre el momento en que Jesús anunció a sus discípulos que iba a sufrir y morir por nuestra salvación.

Padre nuestro

Recitamos la oración que Jesús nos enseñó, el Padre Nuestro. En esta oración pedimos a Dios que se haga su voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Conclusión

Ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte.

Dios te salve María, llena eres de Gracia. El Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Jesús Santa María madre de Dios ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte, amén.

Oración a María

Dios te salve, María llena eres de Gracia, el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte, amén.

Gloria al Padre

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos, amén.

Misterio de la Transfiguración

Quinto misterio: la transfiguración del Señor.

El Padre Nuestro

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal, amén.

La importancia de la oración

La oración es una forma de comunicarnos con Dios y fortalecer nuestra fe. A través de la oración, podemos expresarle a Dios nuestras alegrías, preocupaciones y anhelos. Es una poderosa herramienta espiritual que nos conecta con lo divino. Cuanto más practicamos la oración, más cerca nos sentimos de Dios y más íntima es nuestra relación con él.

El poder de la intercesión de María

María, madre de Jesús, es considerada una intercesora poderosa ante Dios. Su intercesión puede ayudarnos a encontrar paz, consuelo y fortaleza en momentos de dificultad. Al rezar el Ave María, nos dirigimos a María para que ore por nosotros y nos proteja. Reconocemos su papel especial como madre de Dios y le pedimos que interceda por nuestras necesidades espirituales.

Oración del Ave María

“Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.”

El poder transformador del Padre Nuestro

El Padre Nuestro es una de las oraciones más conocidas y poderosas del cristianismo. Nos enseña a dirigirnos a Dios como Padre, reconociendo su poder y amor incondicional. Al rezar el Padre Nuestro, estamos pidiendo que se haga la voluntad de Dios en nuestras vidas y que sean suplidas nuestras necesidades diarias. También pedimos por perdón y protección contra la tentación y el mal.

Oración del Padre Nuestro

“Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.”

El poder del Santo Rosario

El Santo Rosario es una poderosa herramienta de oración y meditación que nos ayuda a reflexionar sobre la vida y los misterios de Jesús y María. A través de la repetición de las Avemarías, meditamos en los momentos clave de la vida de Jesús y en las virtudes de María. El Rosario nos permite acercarnos más a Dios y fortalecer nuestra fe. También puede ser una fuente de consuelo y paz en tiempos de prueba.

El blog religioso cristiano con rezos, oraciones y plegarias es un espacio dedicado a fortalecer nuestra conexión con Dios a través de medios espirituales. En este artículo, te presentaremos una hermosa oración a Santa María, madre de Dios, y algunos rezos tradicionales que puedes incluir en tu vida diaria.

Oración a Santa María

¡Dios te salve, María, llena eres de Gracia! El Señor está contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Rezos tradicionales

Padre Nuestro

Santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Ave María

Dios te salve, María, llena eres de Gracia, el Señor está contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Gloria al Padre

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Séptimo misterio: La institución de la Eucaristía

En el séptimo misterio del Santo Rosario, meditamos sobre la institución de la Eucaristía durante la Última Cena.

El Poder de la Oración

La oración es una herramienta poderosa que nos conecta con Dios y nos fortalece espiritualmente. A través de ella podemos expresar nuestras necesidades, agradecer por las bendiciones recibidas y buscar perdón por nuestros pecados. La oración nos brinda consuelo, nos guía en nuestras decisiones y nos acerca a la presencia divina.

El Padre Nuestro

Una de las oraciones más conocidas y poderosas es el Padre Nuestro. En ella, Jesús nos enseñó a dirigirnos a Dios como un padre amoroso que está siempre dispuesto a escucharnos y cuidarnos. En esta oración, enfatizamos la importancia de perdonar a los demás y resistir las tentaciones del mal. Es una oración que nos guía en nuestro camino espiritual y nos recuerda la importancia de vivir en comunión con Dios.

Padre Nuestro

  • Nuestro Padre que estás en los cielos,
  • santificado sea tu nombre.
  • Venga tu reino.
  • Sea hecha tu voluntad, así en la tierra como en el cielo.
  • El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.
  • Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
  • No nos dejes caer en tentación, mas líbranos del mal.
  • Amén.

La Ave María

Otra oración muy querida por los fieles es la Ave María. Es una plegaria que nos acerca a María, madre de Jesús, y nos invita a pedir su intercesión. A través de esta oración, expresamos nuestro amor y devoción a la Virgen María, reconociendo su papel especial en el plan de salvación.

Ave María

  • Dios te salve, María, llena eres de gracia,
  • el Señor es contigo,
  • bendita tú eres entre todas las mujeres,
  • y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
  • Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores,
  • ahora y en la hora de nuestra muerte.
  • Amén.

La Gloria al Padre

La Gloria al Padre es una oración de alabanza y gratitud a la Santísima Trinidad. En ella, reconocemos la grandeza de Dios y le rendimos honra y gloria. Es una oración que nos invita a elevar nuestros corazones, adorando al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Gloria al Padre

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

Blog religioso cristiano con rezos, oraciones y plegarias

En este blog religioso cristiano, te ofrecemos una variedad de rezos, oraciones y plegarias para fortalecer tu fe y conexión con Dios. Nuestro objetivo es brindarte un espacio de encuentro espiritual, donde puedas encontrar consuelo y guía en tus momentos de oración.

Plegarias Iniciales:

Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Oración a la Virgen María:

Salve, señora Santa, Reina Santa, Madre de Dios, María Virgen, hecha Iglesia y elegida por el Santísimo Padre del Cielo. Consagrada por él con su Santísimo Hijo amado y el Espíritu Santo. En ti, estuvo y está toda la plenitud de la gracia y todo bien. Salve, Palacio de Dios, salve, Tabernáculo de Dios, salve, de Dios, salve, Vestidura de Dios, salve, Esclava de Dios, salve, Madre de Dios. Salve también, vosotras, Santas Virtudes, que por la gracia e iluminación del Espíritu Santo sois infundidas en los corazones de los fieles para hacerlos de infieles fieles a Dios.

Oración a Dios por la vida eterna:

Oh Dios, en la gloriosa resurrección de tu Hijo, has devuelto la alegría al mundo entero. Concédenos, por intercesión de la Virgen María, poder gozar de las alegrías sin fin de la vida eterna. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Gracias por escuchar esta oración. Si te ha gustado, te invitamos a colaborar con oraciones para todos suscribiéndote a nuestro sitio y compartiendo el artículo con aquellos que puedan encontrar consuelo en estas palabras de fe. También, puedes compartir tus intenciones en los comentarios. Que Dios te bendiga.

Artículos relacionados

Deja un comentario