Rosario de la Eucaristía Profunda Conexión Espiritual con el Cuerpo y la Sangre de Cristo

Experimenta la profunda conexión espiritual a través del Rosario de la Eucaristía

El rosario de la Eucaristía se utiliza con un rosario común de cinco misterios y 10 decenas cada misterio. A través de esta oración, podemos obtener gracias especiales de nuestro Señor Jesús y su santísima madre.

Oración inicial

Empezamos por la señal de la Santa Cruz, invoquemos al Señor en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Rezo de las cuentas

En las primeras tres cuentas, decimos:

Mi Dios, yo creo, adoro, espero y os amo. Te pido perdón por aquellos que no creen, no adoran, no esperan y no os aman.

Creo en Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor. Fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen. Pecó bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, murió y fue sepultado. Descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

Primer misterio

Nuestro Señor alimenta una multitud de 5000 personas.

En las cuentas grandes, decimos:

Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, yo os adoro profundamente y os ofrezco el preciosísimo cuerpo, sangre, alma y divinidad de nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los sagrarios de la tierra. Lo hago en reparación por los ultrajes, blasfemias, sacrilegios e indiferencias con los cuales Él mismo es ofendido. Por los méritos infinitos de su sacratísimo corazón y por la intercesión del Inmaculado Corazón de María, os pido la conversión de todos los pobres pecadores.

En las cuentas pequeñas, decimos:

Gracias y alabanzas sean dadas por medio de María en todo momento al Santísimo y Divinísimo Sacramento.

En este blog religioso cristiano, te ofrecemos una variedad de rezos, oraciones y plegarias para fortalecer tu fe y conectarte con lo divino. A través de estas palabras, encontrarás inspiración, consuelo y esperanza en tu camino espiritual. Permítenos guiarte en un viaje de amor y devoción al santísimo y divinísimo Sacramento.

La importancia de la oración

La oración es un acto sagrado que nos permite comunicarnos con Dios. A través de la oración, podemos expresar nuestros sentimientos, necesidades y agradecimientos. Nos acerca a lo divino y nos ayuda a encontrar paz y serenidad en medio de las dificultades de la vida.

Rezos y plegarias para fortalecer tu fe

En este blog, encontrarás una amplia variedad de rezos y plegarias para fortalecer tu fe y profundizar tu relación con Dios. Estas palabras sagradas nos invitan a reflexionar sobre nuestra espiritualidad y a buscar la guía y protección divina en todos los aspectos de nuestra vida.

Recuerda, cada vez que te dispongas a orar, crear un ambiente propicio donde puedas concentrarte y conectarte con lo divino. Encuentra un lugar tranquilo, busca la paz interior y deja que la presencia de Dios llene tu corazón.

La Eucaristía: Un sacramento sagrado

Uno de los aspectos fundamentales de la fe cristiana es la Eucaristía, un sacramento sagrado donde Jesús se hace presente en cuerpo y sangre. Rendir honores y adorar al Santísimo Sacramento es una forma de expresar nuestra gratitud y amor hacia nuestro Señor.

En el santísimo y divinísimo Sacramento, encontramos la fuerza y ​​la gracia necesarias para enfrentar los desafíos de la vida. A través de la comunión con Jesús, podemos experimentar su infinito amor y misericordia en nuestras vidas.

Ofrecimiento del Preciosísimo Cuerpo y Sangre de Jesucristo

Ofrezco el preciosísimo cuerpo, sangre, alma y divinidad de nuestro Señor Jesucristo presente en todos los sagrarios de la tierra.

En reparación por los ultrajes, blasfemias, sacrilegios e indiferencias con los cuales es ofendido.

Pido la conversión de todos los pobres pecadores.

Mi Dios, yo creo, adoro, espero y os amo. Gracias y alabanzas sean dadas por medio de María en todo momento al Santísimo y Divinísimo Sacramento.

Institución de la Eucaristía

En la última cena, en la noche de jueves Santo, Nuestro Señor instituye la Eucaristía.

Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, yo os adoro profundamente.

Os ofrezco el preciosísimo cuerpo, sangre, alma y divinidad de nuestro Señor Jesucristo presente en todos los sagrarios de la tierra.

En reparación por los ultrajes, blasfemias, sacrilegios e indiferencias con los cuales es ofendido.

Pido la conversión de todos los pobres pecadores.

Mi Dios, yo creo, adoro, espero y os amo. Gracias y alabanzas sean dadas por medio de María en todo momento al Santísimo y Divinísimo Sacramento.

Gloria al padre y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Oh María, madre de la Eucaristía, haz que ame a vuestro hijo Jesús presente en el Sagrario sin cesar, noche y día. Bendito y alabado sea por siempre.

¡Gracias y alabanzas sean dadas por medio de María en todo momento al santísimo y divinísimo Sacramento! Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos, amén.

Oración a María madre de la eucaristía

Oh María, madre de la eucaristía, ayúdame a amar a tu hijo Jesús presente en el Sagrario sin cesar, noche y día. Bendito y alabado sea por siempre el Santísimo Sacramento.

Misterio de Esperanza

Unamos nuestras oraciones al triunfo del Inmaculado Corazón de María y al triunfo del reino eucarístico de Jesús. Contemplemos la promesa de su victoria.

Oración de reparación

Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, os adoro profundamente y os ofrezco el preciosísimo cuerpo, sangre, alma y divinidad de nuestro Señor Jesucristo presente en todos los sagrarios de la tierra, en reparación por los ultrajes, blasfemias, sacrilegios e indiferencias con los cuales es ofendido. Os pido la conversión de todos los pobres pecadores.

Rezos, Oraciones y Plegarias

Oración final del Rosario

Oh Jesús, sabemos que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del altar. Deseamos consolarte por los sacrilegios y pecados con los que eres ofendido en este Sacramento admirable. Nos unimos a los coros de los Ángeles para adorarte, nos unimos a los coros de los santos para adorarte y nos unimos con toda la Iglesia para adorarte. Nosotros ofrecemos esta oración en reparación por los pecados, sacrilegios y blasfemias con los que eres ofendido. Alabado seas por siempre. Amén. Finalizamos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Rosarios entregados por Nuestra Señora Reina y Mensajera de la Paz en Jacarey

Este Rosario es uno de los siete rosarios entregados por Nuestra Señora Reina y Mensajera de la Paz en Jacarey. Si te ha gustado este contenido, colabora con oraciones para todos. Suscríbete a nuestro canal, comparte este artículo y déjanos tus intenciones y comentarios. ¡Gracias, gracias, gracias! Dios los bendiga.

Artículos relacionados

Deja un comentario