Por favor Jesús ayudame a resolver mis problemas

Encuentra el apoyo divino para superar tus problemas con la guía de Jesús

Un encuentro profundo con Jesús

Por favor, Jesús, ayúdame a resolver mis problemas. Jesús, te necesito. Tú eres mi Señor, mi Dios, mi Rey. Tú eres digno de toda mi adoración.

Ayúdame, por tu gracia, a conocerte y amarte profundamente. Que las cosas más caras de este mundo desvanezcan y crezca mi amor por ti.

Renunciando a la cultura y entregándome a Jesús

Quiero adorarte solo a ti y no ser influenciado por la cultura. Estoy contigo, quiero ser uno contigo. Enlaza mi corazón al tuyo y coloca tu verdad en lo profundo de mí.

No solo quiero saber de ti y tu palabra, sino tener el deseo de abandonar el pecado y seguirte. Permíteme adorarte en espíritu y en verdad.

Buscando la cercanía con Jesús

Necesito tu poder, tu gracia y tu amor. No importa lo que la vida traiga a mi camino, podré responder en cada situación para tu gloria.

Deseo estar tan cerca de ti, Jesús, que tu espíritu fluya delante de mí en todo lo que hago y digo. Que mi mente, mis energías y mi corazón estén centrados en ti y no en mí.

El amor y el perdón de Jesús

Ayúdame a ver mi pecado, a llorar y renunciar a él por tu gracia. Ayúdame a tener hambre y sed de justicia, Señor Jesús.

Concédeme tu gracia y que tu misericordia me permita conocerte más. Tú sabes que te amo y quiero ser uno contigo.

La esperanza en Jesús

Gracias, Jesús, porque tu palabra me dice que si pedimos cualquier cosa en tu nombre y de acuerdo a tu voluntad, lo tendremos.

Eres lo único que tengo, nunca me fallas y me sostienes en todo momento. Me consuelas cuando estoy triste y me das la paz que anhela mi alma. Hoy, necesito de tu amor, tu gracia y tu perdón.

Una súplica a Jesús

Tú sanas al que se acerca a ti con un corazón humilde y arrepentido. Hoy quiero pedirte que sane mi ser y me llene de esperanza.

Señor, me encuentro necesitado y afligido. Quiero que mi vida se abra a la reconciliación y al amor. Que el odio, el rencor, la venganza, la ira, la tristeza y la angustia se alejen de mi vida.

Padre celestial, mírame y escucha mi súplica. Estoy cargado y no puedo más. Necesito tu ayuda y tu guía. En ti encuentro esperanza.

Dificultades en el camino hacia Dios

Me encuentro frustrado, siento que me detienen en mi encuentro hacia Ti. No me permiten alcanzar la victoria y también impiden mi progreso físico y espiritual. Por eso, en este día con el corazón lleno de humildad, quiero pedirte ayuda con esta dificultad que no me deja estar en paz.

Una petición a Jesús

Señor, hoy te presento mi pobreza y te pido que, por tu misericordia, me limpies y elimines lo malo que hay en mí. Aliméntame con tu amor, enséñame a vivir de acuerdo a tu voluntad y bríndame los medios para salir de esta infelicidad en la que me encuentro.

Transformación a través de Jesús

Mi única esperanza eres Tú, mi Señor Jesús. Por tu bondad y el amor que me tienes, borra mis pecados y purifica mi ser. Ayúdame a cambiar y a salir de mi egoísmo. Ayúdame a darme a los demás sin reparar en mí.

Reconozco mi pecado y sé que Tú amas a quien se arrepiente de corazón y quiere cambiar. Hoy siento tu llamado. Lávame y quedaré más blanco que la nieve. Devuélveme la alegría de vivir. No mires mi maldad, crea en mí un corazón lleno de amor, un corazón de carne. Renueva mi interior y regálame tu Santo Espíritu para que sea, de hoy en adelante, firme y generoso.

Renovación y gozo en la salvación

Finalmente, te pido que me renueves completamente en Ti, para que pueda ver el gozo de tu salvación. A quién puedo pedir sino a Ti, cuyo corazón es un manantial inagotable de todas las gracias y dones.

¿Dónde buscar sino en el tesoro de tu corazón, que sostiene todas las riquezas de la clemencia y generosidad divinas? ¿A dónde llamar sino a la puerta de ese corazón sagrado, a través del cual Dios viene a nosotros y por medio del cual vamos a Dios?

Aquí acudimos, oh corazón de Jesús, porque en Ti encontramos consuelo cuando estamos afligidos y perseguidos. Pedimos protección cuando estamos abrumados por el peso de nuestra cruz y buscamos ayuda cuando la angustia, la enfermedad, la pobreza o el fracaso nos impulsan a buscar una fuerza superior a las fuerzas humanas.

Quiero que mi corazón esté lleno de la confianza con la que oró el centurión romano en favor de su criado, la confianza con la que oraron las hermanas de Lázaro, los leprosos, los ciegos, los paralíticos que se acercaban a Ti porque sabían que tus oídos y tu corazón estaban siempre abiertos para oír y remediar sus males.

Sin embargo, dejo en tus manos mi petición, sabiendo que Tú conoces las cosas mejor que yo. Y si no me concedes esta gracia que te pido, sé que me darás en cambio otra que mi alma necesita mucho, y me concederás una nueva perspectiva para mirar mi situación, mis problemas y mi vida entera con más espíritu de fe.

Si te ha gustado esta oración, por favor compártela con otros que puedan necesitarla.

Pedir a Jesús milagroso en oración y escritura

Si estás buscando una forma poderosa de pedir a Jesús milagroso, te invitamos a que dediques un momento a la oración y la escritura. Este método combina la fuerza de la oración con el poder de poner tus deseos por escrito, creando así una conexión más profunda con Dios.

Compartir esta oración con alguien más puede ser de gran ayuda, ya que quizás la persona esté necesitando un milagro en su vida. Además, te animamos a suscribirte a nuestro canal para recibir cada día una oración poderosa que te inspire en tu camino espiritual.

Recuerda siempre difundir la palabra de Dios, ya que cada pequeño gesto puede marcar la diferencia en la vida de alguien. Manifestar tu fe a través de la oración escrita es una manera efectiva de conectarte con lo divino y recibir las bendiciones de Dios en tu vida.

Pedir a Jesús milagroso en oración y escritura

Una manito arriba me encantaría, ¡que debajo en los comentarios escribas lo que quieres pedirle a nuestro Jesús milagroso! Además de orar, escribir es un método muy poderoso para expresar tus peticiones y anhelos al Señor. No olvides también compartir esta oración con alguien más que pueda necesitarla y suscribirte para recibir diariamente una oración poderosa en tu correo.

Recuerda siempre difundir la palabra, ya que a través de pequeñas acciones podemos hacer grandes cambios en la vida de las personas. Conectarte con Dios a través de la oración escrita te permitirá fortalecer tu fe y recibir las bendiciones divinas en tu vida.

Artículos relacionados

Deja un comentario