PODEROSA ORACIÓN QUE TE DARA LA AYUDA QUE TANTO NECESITAS

La oración poderosa que cambiará tu vida para siempre.

Bienvenidos y nuevo ciclo de oración

Bendecido día, hermanos y hermanas. Les doy la bienvenida a nuestro canal de oraciones milagrosas. Quisiera comunicarles que empezamos un nuevo ciclo de oración para nuestros queridos seguidores. Será los días lunes, miércoles y viernes, donde estaremos orando por sus súplicas urgentes. Les animo a que dejen en los comentarios su nombre y petición.

Por otro lado, los días jueves, sábado y domingo serán días de oración para expresar nuestro agradecimiento por las ayudas recibidas. También les recomiendo dejar en los comentarios su nombre y cómo has recibido esa ayuda.

Oración del día

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, amén.

Mi Padre, mi Señor Jesús, en este nuevo día te busco desesperadamente. Me rindo a tus brazos porque ya no puedo más. Me siento derrotado y sin fuerzas. Te pido que me tomes en tus brazos y me des el abrazo fuerte de un padre a su hijo lleno de dificultades.

Ya no puedo más con tanta dificultad. La desesperanza, el temor y el miedo me invaden. Estoy decepcionado de todo y me agobia la soledad. Te ruego, mi Dios, que me llenes de fuerza y entrega para ser plenamente tuyo. Rechazo todo lo que me pueda apartar de ti y solo deseo que seas mi refugio en momentos de necesidad.

Dame fortaleza y tranquilidad para seguir adelante. Me rindo a tus pies con todo mi ser y estoy a tu disposición. Solo deseo recibir tus bendiciones y sentir tu presencia en mi vida en todo momento. Padre, compadécete de mí en todas mis dificultades y tribulaciones. Tómame en tus brazos y llévame a tu lado para que mi vida mejore.

La importancia de llevar la palabra de Dios

Siempre existirás en mi alma, mente y corazón. No ocultaré mi fe en ti, mi Señor. Enséñame a llevar tu palabra a todos mis prójimos, ya que todos necesitan de ti. Dame la sabiduría y el entendimiento para asimilar los planes que tienes para cada uno de nosotros. Tú eres nuestro único Dios creador y nuestro padre redentor.

Ayúdame a dejar mi pasado atrás. No quiero pensar en él, solo deseo mirar hacia adelante. Libro mi corazón del rencor y lo lleno de perdón por todos aquellos que me han ofendido. Asumo todas las responsabilidades y consecuencias de mis malas acciones. Deseo estar pendiente de las necesidades de mis hermanos, así como tú estás pendiente de las mías.

Ayúdame, Señor, a mantener

La calma en tiempos difíciles

Padre, en estos momentos difíciles, ayúdame a tener paciencia y entender tus tiempos. Luego, te doy gracias por el bienestar, vida y salud de mi familia. Acepto la vida y el mundo como me los presentas. Alejo de mi vida todas las viejas lamentaciones y doy gracias hasta por las dificultades, porque así pones a prueba mi voluntad para agradecer y aceptar tu voluntad.

Mi gratitud hacia Ti, oh Dios

Tú mereces toda la gratitud, todo mi amor y toda mi entrega, mi Dios. Bendigo tu nombre este día y por todos los días de mi vida. Padre, solo creo en ti. Voy tras de ti y solo pido tu misericordia. Escucha mis súplicas y bendíceme con un milagro. Haz súplica en este momento con mucha fe y escribe súplica en los comentarios para reforzar y seguir orando.

Jesús, tómame en tus brazos

Señor Jesús, tómame en tus brazos y demuéstrame con tu auxilio que todo estará bien. Muéstrame que tú estás conmigo y que todo irá bien. El apoyo de tus brazos es la mejor ayuda para mi alma. Te alabo, mi padre amado, y te agradezco por toda tu ayuda y por todo tu amor. Gracias por abrirme tus brazos a mi frágil persona y por ser mi refugio en momentos difíciles.

Mi petición y mi fe en tu poder

Déjame decirte al oído todo lo que aflige mi vida, déjame pedirte al oído, de manera susurrante, este milagro que me urge, padre amado. Cúbreme con tu manto por toda la eternidad y no me sueltes de tus brazos hasta que toda esta situación de agobio pase. Mi Jesús, mi maestro, tú eres el ser más bueno y justo, y sé que me darás auxilio y llenarás mi vida de bondad.

Confío en ti, Señor

No me dejes solo, no me abandones, no me sueltes de tu mano. Tú llevaste tu mano a tu hijo lleno de incertidumbre y miedo, y sé que las tribulaciones no me darán descanso. Mi padre, necesito de tu ayuda, de tu bondad y de tu protección. Escúchame, padre de piedad, sácame de las manos del mal, anula cualquier brujería y maldición, y aleja y anula a todo enemigo que quiera mi destrucción.

La paz que encuentro en tus brazos

Tus brazos me llenan de paz, una paz que inunda mis pensamientos. ¡Qué maravilloso eres, mi amado Jesús! Te agradezco por siempre todos tus milagros y toda tu bondad para conmigo. Me encomiendo a ti una vez más y te pido que nunca me sueltes. Llena mi vida de tu luz, de tu energía y de tu amor. ¡Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era en un principio, hoy, mañana y siempre, por los siglos de los siglos! Amén.

Si te ha gustado esta oración, comparte tu aprecio y ayuda suscribiéndote a nuestro blog. ¡Nos ayudarás a seguir compartiendo palabras de fe y esperanza!

El poder de la oración en la vida cristiana

La oración es una parte fundamental de la vida cristiana. A través de la oración, los creyentes se conectan con Dios y expresan sus necesidades, agradecimientos y deseos. La oración es un medio para comunicarse con Dios y buscar su dirección en todas las áreas de la vida.

La importancia de la oración en la relación con Dios

La oración fortalece nuestra relación con Dios. A través de la oración, nos acercamos a Dios y experimentamos su presencia. Es un momento de intimidad con nuestro Creador, donde podemos compartirle nuestras preocupaciones y alegrías. Además, la oración nos ayuda a mantener nuestra fe y confiar en el poder de Dios.

La oración como herramienta de transformación personal

La oración tiene el poder de transformar nuestras vidas. A medida que nos entregamos a Dios en oración, podemos experimentar un cambio profundo en nuestro corazón y en nuestra manera de vivir. La oración nos ayuda a crecer espiritualmente y a desarrollar virtudes como la paciencia, la humildad y el amor.

La oración como arma espiritual

La oración es una poderosa arma espiritual. A través de la oración, podemos resistir las tentaciones y luchar contra las fuerzas espirituales malignas. La oración nos protege y nos fortalece en la batalla espiritual. Además, a través de la oración intercesora, podemos orar por las necesidades de los demás y ser instrumentos de bendición.

La oración como fuente de esperanza

La oración es una fuente de esperanza en tiempos difíciles. Cuando enfrentamos problemas y adversidades, podemos recurrir a Dios en oración y encontrar consuelo y fortaleza en su presencia. La oración nos ayuda a tener una perspectiva eterna y a confiar en que Dios tiene un plan perfecto para nuestras vidas.

Conclusiones

A través de la oración, nos conectamos con Dios, experimentamos su presencia, nos transformamos personalmente, resistimos las tentaciones y encontramos esperanza en tiempos difíciles. Por tanto, es fundamental cultivar una vida de oración constante y ferviente para crecer en nuestra relación con Dios.

Artículos relacionados

Deja un comentario