La Poderosa Oración a la Virgen de Guadalupe para Pedir un Milagro

Pídele un milagro a la Virgen de Guadalupe

En el evangelio de Lucas 1:42, se dice: "Bendita tú eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre". Con estas palabras, María, la Madre de Jesus, es honrada y reconocida por su importancia en la fe cristiana.

Pídeme un Milagro y te lo Daré Virgen de Guadalupe Oración Milagrosa

Si te encuentras atravesando un momento difícil y necesitas un milagro en tu vida, te invito a que busques un lugar tranquilo, te relajes y te concentres en el milagro que precisas. Pide a la Virgen de Guadalupe con todo tu corazón que interceda ante Dios por ti. Ella siempre actúa con misericordia al momento que acudimos a ella con nuestros problemas.

Plegaria a la Virgen de Guadalupe

Querida Virgen de Guadalupe, madre nuestra, te suplico que intercedas ante Dios para que me guíe en este camino tan difícil que estoy transitando. Te pido que se me despejen los caminos a partir de ahora y que se me abran las puertas a nuevas oportunidades para seguir avanzando.

Que el Espíritu Santo sea mi guía y me dé la sabiduría necesaria para tomar decisiones y encontrar soluciones en medio de las dificultades. Te ruego, virgencita purísima, que me ilumines y me des las fuerzas necesarias para seguir adelante. A través de tu intervención, espero que el milagro que tanto preciso llegue finalmente a mi vida.

Consagración y petición de protección

Oh madre mía, Virgen de Guadalupe, estás en el cielo. Ven en mi ayuda porque solo tú logras lo imposible. Me encomiendo a ti para que jamás dejes de bendecirme a través de tus manos benditas.

Madre de misericordia, maestra del sacrificio, me consagro en este día con todo mi amor. Te consagro mi vida y la de mi familia, nuestros trabajos, nuestras alegrías, nuestras enfermedades y nuestros dolores. Queremos ser totalmente tuyos y recorrer contigo el camino de una plena fidelidad a Jesucristo.

Intercede por nosotros, para que Dios infunda hambre de santidad en todo el pueblo de Dios. Tráenos paz, justicia y prosperidad a nuestros pueblos. Todo lo que tenemos, si somos lo ponemos bajo tu cuidado, amada Virgen de Guadalupe. Bendice nuestras familias, compadécete de nosotros y ayúdanos a llevar a los demás la alegría y la paz que solo pueden venir de tu hijo Jesucristo.

Protección y guía divina

Defiéndenos de las tentaciones, consuélanos en las tristezas y ayúdanos en todas nuestras necesidades. En los peligros, en las enfermedades, en las persecuciones, en las amarguras, en los abandonos, en la hora de nuestra muerte, míranos con ojos compasivos y no te separes jamás de nosotros.

Madre de Dios, virgen santa, intercede ante Dios nuestro Señor para que abra mis caminos y me presente las oportunidades que preciso. Pido que me tienda su mano y me ayude con sus favores, ya que él todo lo puede y es el bienhechor de este universo.

Ruego que aleje las espinas que hoy se clavan en mi corazón. Hoy, más que nunca, necesito tu apoyo y tu mano. Dame tu amparo, Virgen de Guadalupe, y concédeme el milagro que tanto te ruego. Bríndame abundancia y la alegría de tener el sustento necesario en mi vida.

Oración para superar una situación difícil

En mi hogar, que esté cubierto,

otorgame la dicha de salir de esta situación difícil que me embarga.

Un milagro vine a pedirte este día.

Tú tienes la fuerza y la bondad para hacer que mi súplica se convierta en realidad.

Intercesión y devoción a la Santísima Virgen

Tú que estás con Dios en los cielos, intermedia por mí en este duro momento en que preciso de tu ayuda.

Por favor, concede el milagro que te solicito, Santísima Virgen.

Mi corazón yo te ofrezco mis oraciones y mis agradecimientos.

Y por supuesto, que te encenderé velas y te llevaré flores, Madre Santa, ante tu altar.

Petición de paz y amor

Por favor, derrama tu caridad y tu bondad conmigo.

Con todo mi corazón, te entrego mi devoción eterna.

A continuación, cierra tus ojos y vuelve a realizar tu petición con mucha fe.

Escríbela debajo en los comentarios para reforzar lo más mientras le agradecemos por su bendita intercesión.

Petición de amor y ayuda divina

Esperanza nuestra, míranos con compasión.

Enséñanos a ir continuamente a Jesús y, si caemos, ayúdanos a levantarnos y volver a él mediante la confesión de nuestras culpas y pecados.

Te suplicamos que nos concedas un amor muy grande a todos los santos sacramentos, que son como las huellas que tu hijo nos dejó en la tierra.

Así, madre Santísima, con la paz de Dios en la conciencia y nuestros corazones libres del mal y de odios, podremos llevar a todos la verdadera alegría y la verdadera paz que viene de tu hijo.

Bendición y agradecimiento a la Virgen de Guadalupe

Aún siguen resonando las palabras que le dijiste a Juan con inefable ternura:

"Hijo mío queridísimo Juan, a quien amo como a un pequeñito y delicado."

Pídele a Dios Padre que me rodeé con su infinito amor y ponga a mi alcance todo lo necesario para que pueda mejorar en mi economía.

Que aparezcan en mi vida buenas personas que me tiendan sus manos y me brinden su apoyo.

Pide a tu hijo Jesús que sea mi protector y guía, para que mi paso encuentre abiertas todas las puertas y mis caminos limpios y despejados, y llenos de oportunidades laborales.

Para que se concreten mis proyectos y todo me salga bien.

Y logra aliviar mis grandes carencias.

Pide al Espíritu Santo que me asista, para que actúe con inteligencia y sabiduría y sepa discernir cómo tener éxito en todo lo que emprenda.

Y así avanzar y hallar las mejores soluciones para salir victoriosa en lo que me aflige y no me deja dormir.

Agradecimiento a la Santísima Virgen de Guadalupe

Gracias, Santísima Virgen de Guadalupe, gracias por haberte abierto hacia nuestra gracia y a la escucha de nuestra palabra en todo momento.

Te doy las gracias por habernos acogido en tu purísimo seno.

Tú que eres amor y vida, gracias por darnos los ejemplos a seguir los.

Una oración de agradecimiento a la Virgen María

Querida Virgen María, hoy quiero expresarte mi gratitud por todas las bendiciones que has derramado sobre mi vida. Eres digna de ser vivida y acogida en nuestro corazón. Agradezco tu docilidad, sencillez y sobriedad, así como tu gran capacidad para escuchar y tu fidelidad. Gracias por tu reverencia y por ser una mirada maternal para nosotros.

Me siento bendecido por tus cuidados, intercesiones, protección y ternura. Agradezco tus orientaciones y auxilios, que siempre han sido de gran ayuda en mi camino espiritual. Tu sagrada imagen sigue inspirando esperanza en mí, y siempre encuentro en ti remedio, refugio y protección. A tus plantas, te ofrezco mi inmensa fidelidad y devoción.

Te prometo vivir eternamente agradecida por tus favores y amarte con sinceridad cada día más y más. Desde los cielos donde reinas, acude en mi ayuda y que tus manos nunca dejen de bendecirme, ni tus ojos de mirarme con piedad. Que tu amor y tu ejemplo sean mi guía en todo momento.

En el nombre de tu amado hijo Jesús, amen.

Si esta oración te ha gustado, te invito a compartirla y a darle apoyo. Recuerda que cada día publicaré más oraciones poderosas para tu vida espiritual. ¡No olvides suscribirte para recibir nuestras actualizaciones diarias!

Que tengas un bendecido día lleno de paz y felicidad. Recuerda que ser feliz es un derecho que tenemos al nacer.

Artículos relacionados

Deja un comentario