Oración Super Milagrosa para comenzar el día la Fe tiene el poder de crear descúbrelo

La oración poderosa que transformará tu día y fortalecerá tu fe

Descubre el poder del café

Para comenzar el día con energía y fe, te compartimos una oración super milagrosa. Pero recuerda, es importante pedir con fe sin dudar. Como nos enseña Santiago 1:6, si dudamos, somos como las olas del mar agitadas y llevadas de un lado a otro por el viento.

Abriendo la puerta de nuestro corazón a Dios

Glorioso y todopoderoso Dios Padre, en nuestra vida solo queremos espacio para el bien. Por eso, abrimos la puerta de nuestro corazón para que entres y te hagas presente. Queremos que el bien y la justicia sean una realidad en nuestra salud, nuestro dinero y economía. Te pedimos que nos ayudes con lo mejor para nuestro futuro.

Fortaleciendo nuestra fe

Imploramos que nuestra fe sea pura y sin reservas. Queremos que penetre en nuestro pensamiento y en nuestra forma de juzgar las cosas divinas y humanas. Te pedimos que fortalezcas nuestra fe para que no temamos las contrariedades y problemas que se presentan en nuestra vida. Que nuestra fe se mantenga firme frente a las adversidades y críticas, superando todas las dificultades espirituales.

La fe que nos hace ver la grandeza de Dios

Señor, danos la fe que nos permite ver a Dios en todas las cosas. Que nuestra fe ilumine todo bajo otra luz, mostrándonos tu grandeza y nuestra pequeñez. Queremos descubrir a Cristo en cada persona, incluso en aquellos que nos parecen pobres o insignificantes. También deseamos que nuestra fe sea gozosa, llena de paz y alegría, capacitándonos para la oración con Dios y la conversación con nuestros semejantes.

Queremos que nuestra fe sea humilde, rendida al testimonio del Espíritu Santo. Necesitamos constantemente tu fuerza y poder para poder percibir con humildad cada manifestación de amor que nos rodea. Te pedimos esta fe que nos permite emprender todo lo que Tú quieres, sin dudar ni temer, sin retroceder nunca.

La fe que nos hace madurar y comprensivos

La fe que no teme los peligros, el dolor ni la muerte. Queremos caminar por la vida con calma, paz y una profunda alegría. Deseamos tener un desprendimiento absoluto hacia todo lo que no sea Tú. Aceptamos que el dolor nos haga cada vez más maduros, más comprensivos con los demás y más humanos.

Anhelamos lograr todo lo que nos propongamos, siempre y cuando sea en el buen camino. Reconocemos que si nuestros planes no han salido como esperábamos, es porque Tú tienes algo mejor reservado para nosotros.

Pedimos tu guía

Señor, guíanos y danos la sabiduría para seguir tus caminos tanto en la alegría como en la adversidad. Que nuestra fe nos sostenga y nos mantenga firmes en todo momento. Amén.

Fortaleciendo la fe a través de la oración

Quieres que me equivoque y me estás guiando a encontrar lo mejor para mi vida, tanto personal como profesionalmente. Es por eso que hoy me bendices con esta oración para fortalecer mi fe cada vez más, y así poder superar todos los inconvenientes en mi vida. Te pido el siguiente milagro que sabes que me ayudará muchísimo en mi aflicción. A continuación, cierra tus ojos y realiza tu petición con mucha fe. Siéntete libre de compartirla en los comentarios para unirnos en esta poderosa oración.

Sanando mi alma

Mi Jesús, muchas veces solo mis pecados y mis malos deseos me atormentan y angustian mi alma. Soy débil y dejo de creer, pero tu Santo Espíritu me anima a levantarme y seguir adelante. Quiero ser fiel a tu amor, creer plenamente en la satisfacción que tu amor brinda y que todo lo llena. Sé que seguirte exige una entrega total y sacrificio, pero aún así me acerco a ti para que me limpies de mis egoísmos, de mi orgullo y de todo aquello que no me permite donarme por completo.

Practicando el amor, la paciencia y la confianza

Todo lo que quiero y debo practicar es el amor, la paciencia y la confianza: amor a ti y al prójimo, paciencia ante las pruebas difíciles y confianza en tu infinita misericordia. Conozco mis debilidades y mis limitaciones, todos esos errores que me llevan a faltarte y a faltarles a mis hermanos. Pero aún así me amas y me buscas sin que eso crea merecerlo. Que mi fe se active y dé a la caridad las razones de su expansión moral, de modo que sea verdadera amistad contigo y sea tuya en las obras, en los sufrimientos, y en la espera de la revelación final. Que sea una continua búsqueda, un testimonio continuo, una continua esperanza.

Buscando el conocimiento de las cosas de Dios

Danos también una fe muy grande que nos permita penetrar muy profundamente en el conocimiento de las cosas de Dios. Que se cumpla tu deseo cuando dices: "Si conocieras el don de Dios". Que podamos responderte, Señor, ahora lo conozco. El Espíritu Santo ha realizado en mi alma la obra de transformación en Cristo. Te amo, eres el dueño de mi vida. Confío en que me bendices en estos momentos, llenas de felicidad mi vida y aumentas mi confianza. Tú amparas a mi familia y a mí, de tu lado ningún obstáculo ni nadie podrá derribarnos. Y cualquier cosa, tú estás ahí a mi lado para darme la mano, subirme el ánimo, infundirme paz y hacerme capaz de seguir firme en busca de la felicidad. Gracias, mi buen Jesús, por permanecer a mi lado en todo momento, sobre todo en aquellos en los que me siento derrotado por las tempestades en las que a veces creo que voy a sucumbir. Te entrego todo lo que estoy viviendo y todo aquello que ha puesto freno a mis deseos de superación. Bendice mi trabajo.

Alabando y bendiciendo a Dios por sus dones

Cuando intento dar lo mejor de mí, alabo y bendigo a Dios por todas las cosas que me da y por todo el amor que me regala. En el nombre de nuestro amado señor Jesucristo, agradezco por todo.

Tomando un momento para sentir la presencia de Dios

Te invito a cerrar tus ojos unos segundos y contemplar la presencia de Dios a tu alrededor. Siente cada latido de tu corazón, cómo la sangre recorre tu cuerpo y te mantiene con vida. Siente cómo tus pulmones se llenan de aire y aportan oxígeno a tu sangre. ¡Siente todo tu cuerpo por completo! Recuerda que Dios te lo regaló, es tu templo. Puedes abrir tus ojos nuevamente.

Comparte esta oración con otros

Si esta oración te ha gustado, por favor dale un pulgar arriba y compártela. No olvides suscribirte al canal para recibir cada día una oración poderosa. Nos encontraremos mañana en un próximo artículo. Y recuerda, ser feliz es un derecho que tenemos todos.

Artículos relacionados

Deja un comentario