ORACION QUE SALE DE TU CORAZON A DIOS PARA TENER AYUDA A PROBLEMAS MUY EFECTIVA

Oración sincera a Dios para recibir ayuda efectiva en momentos de problemas

Iniciamos un nuevo ciclo de oración para nuestros queridos seguidores

Les informamos que comenzamos un nuevo ciclo de oración para todos nuestros queridos seguidores. Será los días lunes, miércoles y viernes. Durante estos días, estaremos rezando por sus súplicas urgentes. Mencionaremos a cada uno de ustedes que deje su nombre y su súplica en los comentarios.

Agradecimiento por las ayudas recibidas

Los días jueves, sábado y domingo serán días dedicados a dar gracias por las ayudas recibidas. Los invitamos a dejar su nombre y la ayuda recibida en los comentarios.

Comenzamos con la oración del día

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, amén.

Mi padre, mi señor, tú tienes el poder sobre mi vida. Tú conoces y ves todas las dificultades que estoy viviendo. Tú eres la base y el soporte de mi vida, mi luz salvadora. Te ruego, padre, un descanso de todas estas dificultades. Manifiesta tu amor en mí, señor. Dame fortaleza a mi fe. No quiero tener una fe emocional, sino una fe espiritual. Una fe que se fortalece a través de la oración.

Tú, mi señor, eres la fuente constante de paz, gozo y bienestar. Tienes un plan para cada vida. Eres poderoso para sacarnos airosos de cualquier dificultad que se presente. Eres mi padre, que nunca se niega a predicar el bien a todo aquel que lo busca.

Agradezco por las cosas grandes y pequeñas que he recibido de tu mano. Te agradezco especialmente por las situaciones difíciles y dolorosas que tengo que atravesar en este momento. Estoy pasando por uno de esos casos difíciles y te pido tu auxilio. Haz súplica en este momento, con mucha fe. Escríbela en los comentarios para darle fuerza a tu petición.

Señor mío, quiero alabarte con todo mi corazón. En todas las circunstancias, decido confiar en ti. Cuando la angustia me asalte, buscaré tu rostro a través de la oración. Esta se convertirá en el poder más grande para que mi espíritu, alma y cuerpo disfruten de tu cuidado y protección. Tu mano extendida me guarda del mal y la sombra de tu diestra me ampara. Me darás cada día las fuerzas que necesito.

Ven, mi Dios amado, quítale todo el poder a los males y dificultades por los que estoy pasando. Que cada momento duro que turba mi alma y mente sean iluminados por tu amor y tu guía.

Eliminados por ti, padre

Entrega a toda la fuerza de tu verdad, de tu luz. Llega a mi mente y a mi corazón. Dame sabiduría para tener claridad en todo lo que hago en mi día a día, mi Dios del gran poder, mi Dios de bendiciones. Te entrego mi dificultad porque, por muy imposible que sea, solo tú tienes el control y el poder de solucionarlo, mi Dios.

Tú quieres lo mejor para tus hijos

Tú quieres que yo regrese y progrese, que yo vuelva a volar muy alto. Tú quieres, mi padre, que yo viva una vida de excelencia y que yo refleje tu gloria al mundo. Tú, mi padre, estás comprometido a bendecirnos y prosperarnos de manera integral.

Solo viviendo para tus propósitos divinos

Mi camino para llegar a ti es hincarme, caer de rodillas ante ti y pedir tu bendición, padre amado. Sé que solo el que aprende a depender de ti, mi Dios, creyéndote, obedeciéndote en todo, rindiéndome a tu voluntad, solo viviendo para tus planes, mi padre, solo viviendo para tus propósitos divinos, solo así experimentaré tu bendición integral, la cual abarcará todos los aspectos de mi vida.

Gracias por enseñarme a doblegar mi vida delante de ti

Hoy me dispongo a obedecer y a rendir mi voluntad. Hoy entiendo que la exaltación que vale la pena buscar es la que tú me das como mi padre y creador de todo lo que existe, y no es el éxito pasajero e ilusorio que el mundo me puede ofrecer.

Dios justo y amado

Recompensas a quienes hacen una siembra adecuada en sus actos, en su relación con el prójimo, en su vida familiar. Tú eres un Dios justo que recompensa a cada uno según lo que haya hecho. Entiendo, padre, que nada vendrá a mi vida gratis, pues las mejores cosas de la vida y las que más valoramos son las que nos han requerido gran esfuerzo y nos han merecido gran disciplina y dedicación.

Todo tiene un efecto y una consecuencia

Entiendo, padre, que todo lo que haga y todo lo que diga tiene un efecto y trae una consecuencia. Según haya sido la semilla, así será el fruto. Padre, gracias por enseñarme que lo que vivo hoy es consecuencia de lo que dije o hice ayer, y que hoy tengo la oportunidad de sembrar lo mejor para el mañana. Que tu santo Espíritu me llene de poder para hablar y hacer siempre lo que edifica, lo que construye, lo que enriquece a otros, pues esto mismo me permite cosechar en todos los aspectos de mi vida. Amén.

Gloria al padre, al hijo y al Espíritu Santo, como era en un principio, hoy, mañana y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Por favor, si te gusta la oración, compártela y danos una mano arriba. Suscríbete, nos ayudarás a que el canal continúe

Artículos relacionados

Deja un comentario