ORACION PODEROSA PARA UN MILAGRO URGENTE

La oración milagrosa: obteniendo respuestas divinas de manera urgente

Mis queridos suscriptores, sean bienvenidos una vez más a nuestro canal de oraciones milagrosas. Hoy, queremos dirigirnos a nuestro Padre celestial con nuestras súplicas y necesidades. En esta hermosa jornada, queremos establecer una conexión directa con Dios, por lo que iniciamos nuestra oración del día en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Día de esperanza y cumplimiento de súplicas

Señor amado, hoy es otro día que nos regalas, una nueva oportunidad para vivir en tu palabra y cumplir tus mandamientos. En este día lleno de esperanza, confiamos en que nuestras peticiones serán escuchadas y que tu voluntad se manifestará en nuestras vidas. Recibimos todo con amor y esperanza.

Envíanos tu protección divina

Padre del cielo, te pedimos que envíes a tus ángeles para que nos acompañen en este día. Necesitamos que cuiden nuestros caminos y nos guíen por la senda de la vida de manera segura y firme. Haz que tus ángeles alejen todo peligro y nos llenen de paz y serenidad a nosotros y a nuestras familias. Que todos aquellos que no están cerca de ti en este momento, puedan recibir tu gloria y bendición.

En tus manos depositamos nuestras preocupaciones

Señor, te pedimos que toques nuestras almas y nos des tu auxilio en momentos de dificultad. Hoy necesitamos tu fortaleza y calma, pues las preocupaciones nos agobian. Perdona nuestras ofensas y agradecemos por el milagro de despertar cada día. A través de esta oración, queremos compartir contigo nuestros sentimientos y grandes preocupaciones. Ayúdanos a resolver las dificultades que enfrentamos y confiamos en tu recompensa de amor.

Entrega y bendición

Padre, nosotros somos fieles a tus mandamientos y esperamos con fe la respuesta a nuestras súplicas. Te pedimos que apartes cualquier obstáculo que impida nuestra evolución y éxito. Queremos ser una bendición para nuestras familias y amigos, y que nuestro prójimo reciba lo mejor de nosotros. Que el poder de tu amor se manifieste en nuestras vidas y nos llene de felicidad y misericordia.

Padre celestial, te entrego todo lo que soy, mis sentimientos, aciertos y errores. Sánanos y renueva nuestras vidas. Líbranos de tristezas y miedos, y toma nuestras dificultades en tus manos poderosas para arreglar nuestras vidas. Que hoy sea un día lleno de paz y esperanza, gracias a tu infinita bondad y misericordia.

Que la paz de Dios inunde nuestras almas y nos haga superar todos los obstáculos que se presenten en nuestro camino. Confiamos en ti, Señor, y sabemos que solo Tú puedes ayudarnos. Amén.

Rezo matinal para un nuevo día

Señor, te pido que en este nuevo día, todas las puertas que se han cerrado se abran y me presenten nuevas oportunidades. Deseo estar lúcido para reconocerte en todo lugar, que tu voz y tu imagen estén en mi alma. Anhelo que todas las personas que conozca en este día me acerquen más a ti y que solo se acerquen a mí personas de buen corazón.

Súplicas y peticiones a Dios

Mi Dios, considera mis luchas y anhelos sin cumplir. Ten misericordia de mí y ayúdame a alcanzar mis súplicas. Tú conoces mis sentimientos, mis pensamientos y todos mis anhelos. Quiero ponerlos en tus manos y entregarte todo mi día.

Ayuda a mi padre a siempre dar cumplimiento a tu sagrada voluntad y a tus designios. Ayúdame siempre a mantenerme en comunión contigo por medio de la oración. Llena mi alma de tu bendita presencia y de todo tu amor, mi Padre bueno.

Pedidos y agradecimientos

Al iniciar este día, quiero pedirte que me ayudes a concretar mis metas. Que tu bendición acompañe a mí, a mi familia y a mis amigos. Te pido también por aquellos que no tienen empleo, por quienes están enfermos, tristes o deprimidos, y por los países en conflicto. Te pido por toda persona que hace esta oración.

Tú eres el Dios omnipotente y ante ti, mi Padre, solo somos polvo, pequeñas criaturas impotentes. Pero tú eres el todopoderoso y estoy dispuesto a confiar solo en ti y poner todo en tus manos.

Peticiones de cambio y agradecimiento a Dios

Cambia, mi Dios, mis preocupaciones por tu fortaleza, mis debilidades por tus soluciones, mis cargas por tu libertad, mis frustraciones por tu paz, mi confusión por tu calma, mis esperanzas por tus promesas, mis aflicciones por tu lluvia de consuelo, mis preguntas por tus respuestas y mi duda por tu afirmación. Cambia lo temporal por lo eterno, lo imposible por lo posible.

A ti, mi Dios, te entrego mi voluntad. Gracias por entender y aceptar a cada uno, por ayudarnos a comprendernos y por tu poder y sabiduría. Amén.

Artículos relacionados

Deja un comentario