ORACION PODEROSA LA VIRGEN DESATANUDOS ACABA CON TUS OBSTACULOS PARA SIEMPRE

Desata tus obstáculos de manera efectiva con la poderosa oración a la Virgen Desatanudos

Hermanos y hermanas, sean todos bienvenidos a nuestra comunidad que busca la ayuda de Dios y de sus santos, así como de la Santísima Virgen María. Queremos, a través de la oración, ayudarte a encontrar solución a tus tribulaciones y problemas. Esperamos que este canal sea tu opción cuando te sientas agobiado.

Si es tu primera vez en el canal, te invitamos a suscribirte y activar las notificaciones, para que seas de los primeros en recibir las nuevas oraciones que subamos. Si te gusta la oración, te pedimos que nos bendigas con un "Me gusta".

Oración a la Virgen Desatanudos

Hay momentos en nuestras vidas en los que nos encontramos con situaciones enredadas, que parecen no avanzar. Podemos sentir que estamos atrapados en nudos, ya sea en el ámbito laboral, sentimental, en un negocio o en relaciones familiares, e incluso en nuestra propia salud.

Estas situaciones no son producto del daño o ataque de alguien, sino que son simplemente energías estancadas que han hecho de la situación un nudo. En estos momentos, recurrimos a la Santísima Virgen Desatanudos, para que ella desate cada nudo de nuestras vidas.

A continuación, haremos una oración a la Virgen Desatanudos por nueve días consecutivos, pidiéndole que desate los nudos que nos aprisionan.

Oración a la Virgen Desatanudos

En el nombre del Padre y del Espíritu Santo, amén.

Nuestra señora y madre mía, mi amada Virgen María, mi señora que desata los nudos, a tus pies me encuentro para consagrarme a ti. Mi madre, llena de la presencia de Dios, aceptaste con humildad la voluntad de nuestro Padre celestial, y el maligno nunca pudo enredarte con dudas ni confusiones.

Te ofrezco este día y te ofrezco todo cuanto soy y tengo.

Mis ojos para mirar tu dulce cara, mis oídos para escuchar tu bendita voz, mi voz para darte gracias por toda mi vida y para adorar. Mi corazón para darte mi amor por siempre.

Te pido, mi amada Virgen Desatanudos, que intercedas ante tu Hijo por nosotros y por nuestras dificultades. Enséñanos, mi Virgen amada, cómo desenredar los enredos de nuestras vidas.

Acepta, madre mía, el ofrecimiento que te hago. Colócame junto a tu corazón inmaculado.

Madre de misericordia, tú que desatas los nudos que aprisionan nuestro adolorido corazón, guárdame y protégeme como posesión tuya. No permitas que me deje seducir por las trampas del mal y no permitas que mi corazón quede enredado en sus engaños.

Enséñame a aceptar los límites de mi condición humana, sin olvidar que puedo superarme con la ayuda de la gracia, y agradecer siempre a Dios por mi existencia.

Vivir en María, Madre de Dios, tú que con gran amor desatas los nudos que aprisionan nuestros corazones. Amén.

Limitan nuestras vidas y nuestro presente. ¿Qué jugamos? ¿Qué cortes las ataduras con que nos tortura el enemigo?

Virgen amada, siempre dispuesta a escuchar

Las súplicas de tus hijos que estamos en este valle de lágrimas. Nosotros sabemos que hay momentos en los que complaces, desatando los nudos de nuestras vidas, mi Santísima Virgen María.

Tú, la que desata nuestros nudos, te pido en estos momentos que estos nudos que tienen mi vida hecha una madeja enredada. Dime en este momento qué nudos deseas y pides sean desatados. ¡Sigue la oración!

Santísima Virgen Desatanudos

Tú que me tienes llena de agobio y preocupación, que cada nudo se desate. ¡Que los cordeles de mi vida fluyan y se cumpla la voluntad de Dios! Desata los nudos de mi economía, desata los nudos de mi vida familiar, desata los nudos de mis negocios, pesada los nudos de las ventas, desata los nudos de mis estudios.

Te pido, Virgen Desatanudos, que todos mis nudos sean desatados. Querida madre, regálame tu compañía en todo momento. Dame tu amor y tu ayuda, e intercede siempre por mi vida y la de mis seres amados.

Pulgada la Desatanudos

Se han desatado los nudos de las enfermedades angustias. Que mi cuerpo y mente sean sanados y que todo sentimiento de humanidad se desate y expulse en mi alma, y solo yo esté lleno de amor y misericordia. Santa Virgen, derrama sobre todos nosotros tus rayos de luz, que desatan todo, limpian todo y purifican todo.

Que estos rayos x en todas nuestras enfermedades y les desaten todos los nudos en nuestras vidas, mi Santa Virgen María.

Yo te confieso no merecer todas tus gracias, pero sí como nuestra madre que eres, perdonas mis pecados y fallas. Dios ha puesto en tus manos todos los milagros para aliviar nuestras vidas. Por eso, piedad y misericordia de nosotros, madre de amor, majestad divina.

Te pido que todos mis nudos sean desatados, si es para el bien de mi vida y es la voluntad de Dios. ¡Amén!

Recuerda difundir la palabra de Jesús, comparte esta oración. No sabes a quién llegará en el momento más necesitado y te lo agradecerá por siempre. Por favor, si aún no te has suscrito, ¡hazlo! Nos ayudarás a continuar con la página.

Artículos relacionados

Deja un comentario