Oración Poderosa a Dios para Abrir Puertas Cerradas y Atraer Prosperidad

Oración Poderosa para Abrir Puertas y Atraer Prosperidad Divina

Muy buenos días hermanos y hermanas. Hoy, te traemos una poderosa oración a Dios para abrir puertas cerradas y atraer prosperidad a nuestras vidas. Esta oración te ayudará a tener la guía divina y el sustento necesario para alcanzar el éxito y la abundancia en todos los aspectos de tu vida.

Una guía divina

Amado Señor, hoy acudo a tu presencia para pedirte que seas mi guía. Ilumina mis pasos y llévame por los caminos de la prosperidad y la abundancia. Tú que eres el Dios de oro y plata, ayúdame a transitar por tierras en las que pueda cosechar todo tipo de bendiciones. Sé tú mi guía y mi sustento. Ábreme los caminos por los que debo transitar y ayúdame a tomar las decisiones importantes en mi vida.

Dirección a mi guíame, Santo Padre, porque sin tu ayuda me encuentro perdido. Escucha mis súplicas, poderoso Padre celestial. Hoy pido tu autoridad para abrir los caminos que tengo cerrados. Declaro que se desatará todo lo que está bloqueado y que las puertas del éxito me serán abiertas. Declaro que tu bendición padre comienza a llover sobre mi vida y que la abundancia y prosperidad llegan a mi puerta.

Superando obstáculos

Se va de mi vida todo espíritu de fracaso y escasez que ha estado atormentándome por un tiempo. Declaro que un nuevo tiempo llega a mi vida, en el que paso por la puerta del éxito y grandes cambios comienzan. Soy consciente de que lo material no es lo más importante en la vida, pero es necesario para vivir. Por eso, te ruego que me muestres el camino que debo seguir para tener estabilidad económica.

Quédate a mi lado siempre y sé que las mejores puertas se abrirán ante mí y mi familia. Para que nada nos falte, Dios intercede por mí con tu infinita sabiduría y permite que en mi vida abunde tu bondad, paz, amor, inteligencia, serenidad y capacidad para afrontar todos los retos que se me presenten. Bendice mi vida y dame la fortaleza para enfrentar todas las adversidades.

Libérame y protégeme

Ilumina mis caminos, dame soporte para no caer en ningún momento ni alejarme de ti. Dame esperanza para esperar los mejores senderos que tienes preparados para mí. Semilla y compañía. Para que no pierda el rumbo y pueda disfrutar de tu abundancia y prosperidad. Libérame de todas aquellas cargas que me afligen y no me permiten cumplir con tus mandatos. Las cuales, a veces, invaden mi mente y me llevan a sentirme frustrado, inútil o frustrada.

Aleja de mí todos aquellos sentimientos y pensamientos malignos, fatiga, frustraciones, temores y miedos que me puedan llevar a cometer malos actos. Cúbreme con tu manto celestial para que nada pueda perjudicarme. Te ruego desde el corazón que abras las puertas de la prosperidad en mi camino. Rompe todas aquellas barreras que se interponen en mi trayecto para poder disfrutar profundamente del trabajo, el amor, los alimentos y los proyectos personales que a diario me regalas.

Eliminando los obstáculos y fortaleciendo nuestra fe

Padre amado, te pido que me ayudes a superar todos los obstáculos que se me presenten en la vida. Elimina de mi alma y mi mente todo pensamiento maligno que busca alejarme de ti y de tus gracias.

Hazme digno de tu misericordia y ayúdame a ser un cristiano ejemplar para lavarte como un Dios tan noble y bondadoso lo merece.

Tú eres mi emblema y quien me da fortaleza en los momentos en los que todos han de abandonar. Me confío en ti y en tu infinita misericordia para que intercedas por mí y veas cumplido lo siguiente que de corazón te pido.

Peticiones con fe y agradecimiento

A continuación, realiza tu petición con mucha fe y escríbela debajo en los comentarios para reforzar lo más mientras terminamos de escuchar esta poderosa oración.

Padre amado, bendice mis manos para que todo lo que toque prospere. Bendice mi lengua para que todo lo que salga de ella sean palabras de vida. Bendice mi hogar para que reine tu amor y tu paz en cada rincón de él.

Tú eres el árbol que da frutos de bendición, cosecha en mí tu gracia y que pueda dar testimonio de tu inmenso poder.

Bendice mi trabajo y permíteme ser un instrumento de prosperidad para llevar abundancia a todos los que me rodean. Bendíceme, Padre amado, para que yo pueda ser una fuente de bendición para otras personas.

En tus manos pongo mis proyectos y anhelos y te pido que seas el arquitecto y el camino para estar más cerca de mis sueños. Permíteme siempre escuchar tu voz y tener la lucidez para realizar tu santa voluntad.

Desciende tu luz sobre mí y guía siempre mis pasos por senderos de justicia y verdad. Gracias, Padre amado, por derramar tu misericordia sobre tu amado hijo, tu amada hija.

Agradeciendo las bendiciones diarias

Gracias, amado Dios, por el aire que respiro, por mi familia y por las amistades que siempre están ahí para darme su apoyo. Señor, dejo las puertas de mi corazón abiertas para recibir tu bendición.

Acoge a tu amado hijo, a tu amada hija y como buen pastor, guíame por el camino de la felicidad, amor y prosperidad. En el nombre de Jesús, amén.

Proverbios 2: La sabiduría busca y don

Padre mío, si aceptas mis palabras y guardas cual tesoro mis mandatos, prestando atención a la sabiduría y abriendo tu mente a la prudencia, sin bloquear la inteligencia y ya más a la prudencia.

Si la persigues como el dinero y la rastreas como a un tesoro, entonces comprenderás lo que es respetar al Señor y encontrarás el conocimiento de Dios.

Porque el Señor concede la sabiduría y de su boca salen el saber y la prudencia. Otorga el éxito a los honrados y custodia el camino de conductas íntegras.

La importancia de la sabiduría en la vida cristiana

Queridos fieles, es fundamental comprender que la sabiduría es una virtud esencial en nuestra vida como cristianos. Nos ayuda a entender la justicia, el derecho y la honradez. De esta manera, nos guía por caminos de bien y nos aleja de aquellos que promueven el mal.

Es importante destacar que la sabiduría no solo entra en nuestra mente, sino que también se convierte en algo atractivo para nosotros. Nos hace más sensatos y prudentes, protegiéndonos de las malas influencias y las acciones perversas. Nos aleja de aquellos que abandonan el camino recto y se sumergen en senderos oscuros y tortuosos.

Es necesario entender que la sabiduría es un escudo poderoso que nos libra de situaciones peligrosas. Nos aleja de la tentación, como la mujer ajena con sus palabras seductoras. Evita que olvidemos nuestra alianza con Dios y nos aleja de la perdición.

Tenemos que tener presente que, siguiendo el camino de los buenos y manteniéndonos en la rectitud, nos aseguraremos una vida plena y en armonía. Los honrados habitarán en la tierra y los rectos permanecerán en ella. Mientras que los malvados y perversos serán apartados de ella.

Recuerden, queridos hermanos, que ser felices es un derecho que tenemos al nacer. Por eso, les invito a que sigamos buscando la sabiduría y viviendo según los principios de nuestra fe cristiana.

¡No olvidemos que la sabiduría es clave para llevar una vida plena y en sintonía con Dios!

Artículos relacionados

Deja un comentario