Oración para DERROTAR a tus ENEMIGOS para SIEMPRE

La poderosa oración para derrotar a tus enemigos y alcanzar la victoria perpetua

Bienvenidos a este blog religioso cristiano, queridos hermanos y hermanas. En este espacio encontraremos rezos, oraciones y plegarias para fortalecernos en la fe y enfrentar los desafíos de la vida. El poder de Dios nos permite vencer y salir victoriosos frente a nuestros enemigos. No hay fuerza, poder o espíritu que pueda derrotar a aquellos que tienen las puertas de su corazón abiertas de par en par para el Creador y depositan su confianza en su infinito poder.

Acción de gracias por la victoria

Salmo de David. Ageo el siervo de Jehová dedicó este cántico el día que Jehová le libró de manos de todos sus enemigos y de Saúl:

Te amo, oh Jehová, mi fortaleza. Jehová es mi roca, mi amparo y mi libertador. Dios mío, mi fortaleza, en Él confiaré. Él es mi escudo y la fuerza que me salva, mi alto refugio. Invoco a aquel que es digno de ser alabado y así seré salvo de mis enemigos.

Me rodearon las ligaduras de la muerte y el torrente de perversidad me atemorizó. Me tendieron lazos de muerte y angustia. Pero en mi desesperación, invoqué a Jehová y clamé a mi Dios. Él escuchó mi voz desde su templo, mi clamor llegó a sus oídos.

La tierra se conmovió y tembló, los cimientos de los montes temblaron, pues Jehová se indignó. De su nariz salía humo y de su boca fuego consumidor. Desató los cielos y descendió, había oscuridad bajo sus pies. Voló sobre las alas del viento y puso tinieblas como escondite.

Envió granizo y carbones ardientes, lanzó sus saetas y dispersó al enemigo. Sus relámpagos los destruyeron. Aparecieron los abismos de las aguas y los cimientos del mundo quedaron al descubierto. Oh Jehová, con tu reprensión enviaste tu aliento y me sacaste de las muchas aguas. Me libraste de mi poderoso enemigo y de aquellos que me aborrecían, quienes eran más fuertes que yo. Me asaltaron en el día de mi quebranto, pero Jehová fue mi apoyo y me sacó a un lugar espacioso. Me liberó porque se agradó de mí.

Jehová me ha premiado conforme a mi justicia, según la limpieza de mis manos. Porque seguí los caminos de Jehová y no me aparté impíamente de mi Dios. Sus juicios estuvieron delante de mí y no me aparté de sus estatutos. Fui recto para con Él y me guardó de mi maldad. Él me ha recompensado conforme a mi justicia y la limpieza de mis...

Misericordia y rectitud de Dios

En las manos del Señor, se muestra su misericordia hacia los hombres íntegros y su rectitud hacia los limpios. Él salva a los afligidos y humilla a los altivos. Su camino es perfecto y su palabra es digna de ser escuchada por aquellos que esperan en Él.

El Señor es nuestra fortaleza

Dios es quien nos capacita para la batalla, hace nuestros pies firmes y nos sostiene con su diestra poderosa. Con Él a nuestro lado, ninguna fuerza enemiga prevalecerá. Él nos libra de las contiendas y nos hace cabeza de las naciones. Alabado sea el Dios de nuestra salvación.

Gratitud y confianza en el Señor

Padre celestial, te doy gracias por tus bendiciones y por permitirme vivir otro día. Me encomiendo a tu misericordia y bondad. Te ruego que me ayudes a prevalecer sobre mis enemigos y a no caer en sus trampas. Cubre mi vida con tu sombra protectora y líbrame de todo mal. En el poderoso nombre de Jesucristo, amén.

Plegaria para la protección contra los enemigos

Querido Señor, te ruego humildemente que me protejas de mis enemigos y que me brindes seguridad y valentía en todo momento. Limpia el corazón de aquellos que deseen hacerme daño, para que sus intenciones violentas se disuelvan.

Cubre mi vida con tu sombra preciosa, para que ningún mal pueda tocarme y ninguna arma en su poder pueda ser accionada en mi contra. Te pido que pongas las palabras correctas en mis labios cuando necesite enfrentarlos, para que me entiendan y su ira se disipe. Ayúdame a mantener la cabeza en alto frente a mis enemigos.

Toma mi mano y protégeme, oh Señor, para que ningún daño pueda alcanzarme. Sello mi cuerpo, mis músculos y mis huesos con la preciosa sangre de Jesús, para que cualquier intento de usar armas en mi contra sea anulado. Te suplico que borres los pensamientos maliciosos de mis enemigos y los conviertas en seres indefensos ante mí.

Señor, hazme un guerrero invencible con tu infinito poder. Concede que, por siempre y para siempre, estaré bajo tu protección. Amén.

Suscríbete para recibir más poderosas oraciones

Si deseas recibir más poderosas oraciones de protección contra los enemigos y fortaleza espiritual, te invito a suscribirte a nuestro canal. Allí encontrarás contenido inspirador y palabras divinas para guiar tu camino. ¡Únete a nuestra comunidad y recibe bendiciones en abundancia!

Artículos relacionados

Deja un comentario