La Oración más Poderosa para Vivir bajo la Divina Protección y Seguridad

Oración de protección y seguridad: viviendo bajo la protección divina

Tú que habitas al Amparo del altísimo, tú que vives al abrigo del todopoderoso, di al Señor: tú eres mi refugio, mi Baluarte, mi Dios en quien confío. Él te librará de la red del cazador y de la peste asoladora. Con sus plumas, te resguardará bajo sus alas, te dará cobijo, escudo y armadura.

Oración de Protección y Seguridad La mas efectiva para vivir bajo la protección divina

Serás leal, no temerás el terror de la noche, ni la flecha que ondea de día, ni la peste que surca la niebla, ni la plaga que devasta pleno día. Que caigan Mila a tu lado, 10000 a tu diestra, a ti no podrán alcanzarte. Solo con abrir los ojos verás el escarmiento del malvado, porque el señor es tu refugio y has hecho del altísimo tu Amparo.

No vendrá sobre ti la desgracia, ni mal alguno alcanzará tu tienda. Pues él ordenará a sus ángeles protegerte en todas tus sendas, te llevarán en Las Palmas de sus manos para que tu pie no tropiece la piedra, caminarás sobre el león y la víbora, pisarás al león y al dragón. Voy a salvarte, pues te has acogido a mí. Te protegeré, pues me conoces. Me llamarás y te responderé, estaré contigo en angustia, te libraré y te engrandeceré, te daré una larga vida, te haré ver mi salvación. (Salmo 91)

Rezo por protección

Por favor, busca un lugar tranquilo, relaja tu cuerpo, cierra tus ojos y pídele a Dios todo lo que necesitas en tu vida. Escribe tus peticiones en los comentarios para reforzarlas mientras escuchas esta poderosa oración.

Oración de agradecimiento

Padre celestial, te doy gracias Señor por concederme un día más de vida y por haber protegido mis sueños. Gracias por darme abundancia, salud, trabajo y una bella familia. Te ruego Señor, protégenos a todos hoy y siempre, ampáranos en tu seno de amor. No permitas que caigamos en las manos del mal.

Oración por protección y fortaleza

Amado Padre, vengo a ti hoy en busca de apoyo y protección. Tú que escuchas mis palabras, mis oraciones y mis ruegos, te pido con urgencia que me brindes tu protección. Líbrame de mis enemigos, porque en ti busco refugio. Enséñame a hacer tu voluntad, pues tú eres mi Dios.

Dios mío, dame fortaleza para atravesar este momento y protégeme de toda energía negativa. No permitas que las palabras con malas intenciones me afecten. Permíteme ver al enemigo, protégeme de él y ayúdame con tu sabiduría a alejarlo de mi vida. Desciende tu majestuosa presencia en mi vida como un escudo de protección a mi alma, de influencias externas.

Te ruego protección espiritual, salud mental y corporal. Permíteme ver tu gloria y poder todopoderoso al protegerme y destruir cualquier brujería, hechizo o conjuro que se haya hecho en mi nombre. Deshaz todo ritual logrado con malas intenciones. Dame fuerzas para enfrentar la maldad y líbrame de todo mal. Fortalece mi corazón con tu amor puro. Envuélveme en tu mano de protección y reaviva mi fe cristiana.

En cada dificultad que se presenta en mi vida, pongo mi confianza inquebrantable en ti, amado Dios. Te entrego mi vida y la de mi familia, para que nos cuides y protejas en todo momento y lugar. Guía nuestros pasos y dirige nuestros caminos hacia el bien.

Sanación y protección

Oh Dios Salvador, te pido que me sanes, me transformes y me protejas física, mental y espiritualmente. Acércate como mi Buen Pastor, llena mi ser con tu majestuosa sangre y colma mi corazón con tu Santo Espíritu. Envía a tus arcángeles para proteger mi espíritu y mantenerme a salvo de todo mal.

Protección para mi hogar y mi familia

Pido tu protección para mi hogar y mi familia, que nos guardes de toda influencia negativa. Aunque pueda pasar por grandes angustias, confío en que tú me darás vida y me guardarás del furor de mis enemigos. Tu gran amor, Señor, perdura para siempre. No abandones la obra de tus manos.

Gratitud, refugio y fortaleza

Dios mío, te doy gracias por inclinar tu oído hacia mí, por acudir pronto a socorrerme. Gracias por ser mi refugio en las noches oscuras y en los momentos difíciles que atraviesa mi alma. Eres mi roca protectora y la fortaleza de mi salvación. Te pido que protejas mi corazón para poder brindar amor a todos los que lo necesiten y a mi mente, para que mis pensamientos sigan tu voluntad.

Compartir tu mensaje y encontrar la alegría

Permíteme ver con amplitud las situaciones y compartir tu mensaje con aquellos que han perdido el camino. Guía mis acciones y mis palabras para que mi alma pueda alcanzar el reino de los cielos. Abre mi entendimiento para comprender que todo se da para un mayor bien y que el mal no puede afectarme, porque tú eres mi salvador y protector, oh Dios amoroso.

Libérame del rencor y el odio

Digno eres tú de toda adoración y avance. Soy tu fiel seguidor y te pido auxilio para liberarme de todo rencor y odio hacia aquellos que me han hecho daño. Ayúdame a encontrar el perdón y a liberar mi alma de emociones negativas. Enséñame la lección en estas encrucijadas que hoy veo como peligros, pero confío en que son oportunidades de crecimiento.

Confianza en el destino y protección contra el mal

Limpia mi corazón de todo temor por el futuro y encomiendo mi destino a tus manos. Aleja de mi camino todo mal que conspire en mi contra. Ayúdame a vencer a mis enemigos y permíteme encontrar el amor y actuar desde la compasión hacia aquellos que obran con malas intenciones, para que sus influencias no puedan afectarme.

Señor, protégeme del poder de los impíos, de los violentos y de aquellos que piensan hacerme caer. Frustra los planes de quienes no obran desde el corazón, destruye a aquellos que no buscan hacer el bien. Que sus acciones no prosperen y no encuentren victoria.

Confío en ti, Señor, y en tu constante protección. Amén.

En momentos de adversidad, buscar el amparo del Señor Jesús es fundamental. A través de la oración y la fe, podemos encomendar nuestra vida a Dios y pedir su protección divina. En este blog religioso cristiano, te presentamos una poderosa oración que te ayudará a sentir la presencia del Altísimo, solicitando su resguardo en todas las áreas de tu existencia.

La oración de protección

Tu sangre me rodea como escudo y me salva de todo mal. Mi Salvador, cúbreme con tu manto de amor para que aquellos que intenten hacerme daño no puedan encontrarme. En ti confío, Señor Jesús, y te alabo por tu cuidado y protección.

Padre eterno, te ruego desde lo más profundo de mi ser, agradeciendo por tu constante presencia en mi vida. Guiado por tu palabra y fortalecido por tu voluntad, encomiendo mi espíritu en tus manos, liberándome de toda maldad.

Bendición divina, ha sido derramada sobre mí. Con la gloria de Dios en mi ser, me alejaré de los caminos equivocados. Hoy, bajo la protección del Todopoderoso, declaro que estoy bendecido.

El poder de tu amor brilla en mi interior, protegiendo cada aspecto de mi vida. Confío en que la paz de Dios se manifestará en todo momento, sabiendo que mi Padre celestial me cuida desde los cielos.

Milagros que suceden, encomiendo mi día a día a ti, Señor. Te adoro y te alabo, buscando siempre cumplir tu voluntad. Sé que, a través de tu amor, puedo encontrar la protección y el resguardo que necesito.

Deja un comentario