Oración al santo niño de la salud  para la sanación de enfermos

La poderosa intercesión del Santo Niño de la Salud para sanar a los enfermos

Oh querido y dulce Santo Niño de la salud, mi niño amado, mi gran consuelo. Vengo a tu presencia agobiado por el sufrimiento que ocasiona mi enfermedad y movido por la más grande confianza para implorar tu socorro, tu ayuda divina. Sé que cuando estabas en este mundo te compadecías de todo aquel que sufría, sobre todo de aquellos que no gozaban de salud y que estaban atormentados por el dolor. Tú, por el infinito amor que tenías para dar, los curabas de sus males y pesares, y tus milagros fueron la demostración palpable de tu bondad, amor eterno y misericordia.

Oh querido niño de la salud, mi niño amado, mi gran consuelo, cuya caridad te hizo bajar del cielo a la Tierra en cuerpo visible y mortal, y encargarte de todas nuestras enfermedades, de todos nuestros sufrimientos y dolores como si fueran tuyos propios. Te pido humildemente que me concedas la fortaleza necesaria para soportar el dolor, el alivio y consuelo en los momentos más difíciles, y sobre todo la gracia muy especial de recuperar mi vigor, mi energía, mi salud si conviene para el bien de mi alma. Con ella podré alabarte, darte gracias y adorarte durante toda mi vida. Amén.

O amadísimo Santo Niño de la salud, mi buen niño Jesús, el hijo del altísimo que eres gratamente generoso con el que te ruega e infinitamente bueno con el que te busca. Tú que nos cuidas con dedicación plena y nos das la alegría y la salud verdadera. Tú que con tu dulce y bendita presencia das vida a nuestras almas y curas nuestros cuerpos. Concédeme tu ayuda, dame sanación tanto del cuerpo como del alma y la mente, mi niño amado, mi gran consuelo, mi sanador, mi Dios y señor, que con el eterno padre y el espíritu santo vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

Especificar la petición para sí mismo o para otra persona

Rezar con toda la fe y esperanza tres credos, tres padres nuestros y tres glorias. La oración y los rezos se hacen tres días seguidos o más si la petición es muy difícil y urgente. El Santo Niño de la salud es muy venerado y querido por los muchos beneficios y milagros que se obtienen cuando se le invoca con fe y esperanza. Las curaciones que se han producido a través de su Santa imagen son incontables, y por ello los fieles le llevan multitud de objetos y regalos para agradecerle los favores concedidos.

Acude a este Santo Niño Jesús, bajo la vocación de niño de la salud, cuando necesites, para ti o algún familiar o amigo, sus cuidados, protección y un milagro de salud. Verás que nadie queda defraudado. Pide ahora por tus intenciones personales, si deseas compártelas en los comentarios.

Creo en Dios padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único hijo...

El Padrenuestro

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre.

Venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.

No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

El Credo

Creo en Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra.

Creo en Jesucristo, su único hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos. Al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre Todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos.

Creo en el Espíritu Santo, la santa iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

Gloria

Gloria.

Oración al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo

Alabado sea el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Plegaria de gratitud

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Damos gracias por escuchar esta oración. Si te ha conmovido, te invitamos a colaborar con nuestras oraciones para todos.

Inscríbete y comparte

Si deseas unirte a nuestra comunidad, suscríbete a nuestro canal, donde encontrarás más rezos, oraciones y plegarias. También puedes comentar tus intenciones para que podamos orar por ti.

Te agradecemos por todo el apoyo que nos brindas. Que Dios te bendiga.

Artículos relacionados

Deja un comentario