Oración al Santo Ángel de la Guarda  Defensa y Protección Divina

La poderosa oración al Santo Ángel de la Guarda para recibir protección divina

Oración al Santo Ángel de la guarda para defensa y protección

Introducción

Oh mi buen Santo Ángel Custodio. Tú fuiste enviado por la divina misericordia de Dios para ser mi especial Guardián y protector durante toda mi vida en la tierra.

Petición de protección

Tú has sido mi luz en la oscuridad y consuelo en la desesperación. Te invoco con toda mi esperanza e ilusión para solicitar tu amparo y ayuda. Protégeme con tu escudo poderoso de todo aquel que quiera dañarme, y guárdame de todo mal y peligro.

Defensa contra enemigos

Defiéndeme de mis enemigos visibles e invisibles, de malas personas y malos amigos. Aparta de mí las difamaciones, chismes, murmuraciones y malas lenguas. Líbrame de celos, violencia, malos tratos y humillación. No permitas que me ataquen con hechizos y brujerías.

Devoción y protección constante

Santo Ángel de la guarda, velame mientras estoy dormido y oriéntame cuando estoy despierto. Protégeme en toda ocasión y momento de los ataques y envites del enemigo. Sé mi refugio seguro en la adversidad, mi dulcísimo consuelo en el dolor, y mi fiel compañero en la soledad.

Petición de sabiduría y guía

Ilumina con tu luminosidad y entendimiento, y gobierna sabiamente mis sentimientos para que jamás ofenda a Dios nuestro padre. Llévame dentro de ti, ayúdame con tu amorosa dedicación y consejos. Llena mi vida con tus santas inspiraciones para progresar en la bondad y el amor hacia los demás.

Agradecimiento y súplicas

Ángel benignísimo, mi tutor y maestro. Te agradezco por tu reverencia y por estar presente donde estoy. Enséñame, ángel santo, ampárame y guíame. Vigila mis pasos y llévame por el camino derecho y seguro. Presenta mis deseos y súplicas al Señor y alcánzame el remedio que con fe solicito.

Conclusión

Rezamos con mucha fe y devoción el Credo, tres padres nuestros, tres avemarías y tres glorias. Repite la oración y los rezos durante tres días seguidos.

La vida y muerte de Jesús

La vida de Jesús fue un ejemplo de amor y sacrificio. Él padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado. Al tercer día, resucitó de entre los muertos y subió a los cielos. Ahora está sentado a la derecha de Dios Padre Todopoderoso.

Creencias fundamentales

Creemos en el Espíritu Santo, en la santa iglesia católica, en la comunión de los santos, en el perdón de los pecados, en la resurrección de la carne y en la vida eterna. Amén.

El Padre Nuestro

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

El Padre Nuestro es una oración fundamental en nuestra fe cristiana. Nos enseña a rezar a Dios nuestro Padre y a pedirle que su reino venga y su voluntad se cumpla en la tierra.

La Ave María

Dios te salve, María, llena eres de gracia. El Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

La Ave María es una hermosa oración dirigida a la Virgen María. Le pedimos que interceda por nosotros ante Dios y nos ayude en nuestras dificultades.

La Gloria al Padre

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

La Gloria al Padre es una oración de alabanza a la Santísima Trinidad. Reconocemos la grandeza de Dios y le ofrecemos nuestro amor y adoración.

¡Gracias a Dios por Sus bendiciones!

¡Gracias, gracias, gracias! Queremos expresar nuestra gratitud a Dios por todas las bendiciones que nos ha otorgado. Es maravilloso sentir el amor y la presencia de Dios en nuestras vidas. Nos sentimos verdaderamente bendecidos.

La importancia de la oración

La oración es una parte crucial de nuestra vida cristiana. A través de la oración, nos conectamos con Dios y le presentamos nuestras necesidades y deseos. Es un momento sagrado y especial de comunión con nuestro Padre celestial.

La oración nos fortalece y nos da esperanza. Es a través de la oración que encontramos consuelo en tiempos de dificultad y recibimos guía en nuestras decisiones. Es un acto de fe y confianza en Dios.

La importancia de la fe

La fe es el fundamento de nuestra vida cristiana. Sin fe, es imposible agradar a Dios. Creemos en el poder de Dios para transformar vidas y hacemos nuestras peticiones ante Él con fe y confianza.

La fe nos impulsa a perseverar en nuestras oraciones, sabiendo que Dios escucha y responde a nuestras plegarias. La fe nos da la certeza de que Dios está obrando en nuestras vidas y que sus planes son perfectos.

La importancia de la gratitud

La gratitud es una actitud esencial que debemos cultivar en nuestra vida cristiana. Debemos ser agradecidos con Dios por todo lo que nos ha dado. La gratitud expresa nuestro reconocimiento de la bondad y la fidelidad de Dios.

La gratitud nos hace conscientes de las bendiciones que recibimos diariamente y nos ayuda a no darlas por sentado. Nos invita a alabar a Dios por Su amor incondicional y a compartir nuestras bendiciones con los demás.

Artículos relacionados

Deja un comentario