Oración al Santo Ángel de la Guarda  Amor Necesidades y Protección Divina

La poderosa oración al Santo Ángel de la Guarda: amor, protección y divina ayuda

Oración al Santo Ángel de la Guarda para amor, necesidades y protección

Ángel Santo amado de Dios, que después de haberme tomado por disposición divina bajo vuestra bienaventurada guarda, jamás seáis de defenderme, de iluminarme y de dirigirme. Yo os venero como a protector, os amo como a Custodio, me someto a vuestra dirección y me entrego todo a vos para ser de voz gobernado. Os ruego, por lo tanto y por amor de Jesucristo, os suplico que cuando sea ingrato para con vos y obstinadamente sordo a vuestras inspiraciones, no queráis, a pesar de esto, abandonarme. Antes al contrario, ponerme pronto en el recto camino si me he desviado de él. Enséñame si soy ignorante, levántame si he caído, sosténme si estoy en peligro y condúceme al cielo para poseer en él una felicidad eterna. Amén.

Devoción al Santo Ángel de la Guarda: invocaciones y peticiones

Yo te invoco, divino ángel de la guarda, para que cumplas con el destino que Dios te impuso. Me protejas, me lleves por las mejores sendas, dirijas mis palabras, obras y sentimientos siempre hacia el bien, y me apartes del mal. Yo te invoco, mi buen ángel de la guarda, para que cuando mi corazón sufra por amor, tú me des esperanza y mi auxilies, para que cuando la tristeza me invada, tú me consueles y des tu apoyo, para que cuando las necesidades me aflijan, tú intercedas ante Dios y le pidas ayuda, para que cuando no sepa cómo salir de un mal momento, de una mala situación, tú, con tu sabiduría, me guíes y salves, para que cuando mi salud decaiga, tú pidas a los cielos sanidad para mí, y para que cuando la soledad me embargue, tú estés a mi lado dándome tu aliento y comprensión. Espero muy pronto tu brillante luz descienda sobre mí y sobre mi hogar, tu presencia será un bálsamo en mi vida. Amén.

Oraciones al Santo Ángel de la Guarda para distintas situaciones

Santo ángel de la guarda, protégeme en todos los peligros. Santo ángel de la guarda, defiéndeme de mis enemigos. Santo ángel de la guarda, aconséjame en mi vida sentimental, sobre todo ayúdame en mis problemas amorosos. Santo ángel de la guarda, consuélame en mis tristezas y aflicciones. Santo ángel de la guarda, ayúdame en mis dificultades laborales y económicas. Santo ángel de la guarda, líbrame de las injusticias y protégeme de cárceles y prisiones. Santo ángel de la guarda, custódiame durante toda mi vida. Santo ángel de la guarda, sé mi amigo, mi guía, mi compañero. Santo ángel de la guarda, ruega por mí y llegado el momento, tómame de la mano y llévame contigo a la gloria del Padre eterno. Amén.

Rezo para intensificar la devoción al Santo Ángel de la Guarda

Para intensificar nuestra devoción al Santo Ángel de la Guarda, podemos seguir la siguiente práctica: rezar tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias durante tres días seguidos, especificando nuestra petición personal a cada rezo. Esto nos ayudará a fortalecer nuestra conexión con nuestro ángel custodio y a recibir su protección y guía en nuestra vida.

El poder de la oración

Tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Dios te salve, María, llena eres de Gracia. El Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

La importancia de la oración en nuestras vidas

Gracias por escuchar esta oración. Si te ha gustado, te invitamos a colaborar con Oraciones para Todos, suscribiéndote a nuestro sitio y compartiendo este artículo con tus seres queridos. Además, puedes escribir tus intenciones en los comentarios, y estaremos encantados de incluirlas en nuestras oraciones.

Recuerda que la oración es una herramienta poderosa que nos conecta con Dios y nos brinda paz y consuelo. No importa cuál sea tu situación, el Señor siempre está dispuesto a escucharte y guiarte en tu camino.

No olvides tomar un momento cada día para comunicarte con Dios. A través de la oración, puedes fortalecer tu relación con Él y encontrar fortaleza en los momentos difíciles. Dios siempre está a tu lado y nunca te abandona.

Confía en el poder de la oración. Permítele a Dios obrar en tu vida y experimentarás su amor y su guía en todo momento. No importa cuál sea tu necesidad o preocupación, Dios puede obrar milagros si pones tu fe en Él.

Artículos relacionados

Deja un comentario