ORACION AL PODEROSO SAN JUDAS TADEO PARA SOLUCIONAR CASOS DIFICILES DE DEUDAS DINERO TRABAJO

La poderosa oración de San Judas Tadeo para resolver deudas, dinero y trabajo

¡Poderosísimo San Judas Tadeo, bondadoso protector mío!

Tú que recibiste del Salvador la gracia de la vocación al apostolado, para seguirle más de cerca en la práctica de las virtudes y difundir por la tierra su evangelio.

Tú que tuviste el don de conmover los corazones con tus ejemplos, obras y enseñanzas, y que recibiste el poder de obrar milagros y diste tu vida en defensa y testimonio de la fe.

Recibe mis felicitaciones por estos grandes privilegios y acepta gustoso esta oración que te hago en agradecimiento por los beneficios y favores alcanzados, y para obtener nuevas gracias por tu mediación.

Oración para solucionar problemas económicos

San Judas Tadeo, mártir glorioso, gran apóstol del Señor, estoy pasando por una situación muy difícil. Los problemas económicos me abruman y me hacen desesperar.

Tengo que hacer pagos que no admiten espera y no puedo hacer frente a estas dificultades. Carezco del trabajo necesario y mi familia y mi hogar no están bien atendidos. Por ello, sufro día tras día.

San Judas, santo mío. Por la gran confianza que tengo en ti, te suplico que me prestes tu ayuda e intercedas para que pueda encontrar alivio en esta difícil y desesperada situación.

Pido el favor especial que deseas conseguir. Continúa y escucha atentamente mi ruego.

Tú que tanto auxilio has prestado a los que con fe a ti han acudido, no me dejes en esta ocasión sin tu asistencia.

Apóstol glorioso y primo hermano de nuestro Señor Jesucristo, aclamado por los fieles con el dulce título y abogado de los casos desesperados, hazme sentir tu poderosa intercesión, aliviando la gravísima necesidad en la que me encuentro.

Te dejo ante ti mis problemas financieros, confiando en que con tu ayuda serán resueltos.

Prometo nunca olvidarme de este gran favor que estoy seguro que me conseguirás. Asimismo, te suplico que me alcances un gran amor a Jesús, el divino Maestro, para que me aliente en la práctica de la virtud, me consuele en mis tribulaciones y sostenga mi esperanza cuando el infortunio y la desgracia me angustien, intranquilicen y aflijan.

San Judas Tadeo, quédate a mi lado y bendice a mi familia, a mis allegados y a todo aquel que lo solicite. Amén.

Reza pidiendo al milagroso y protector San Judas Tadeo que conceda rápidamente los favores solicitados:

  1. Creo en Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra
  2. Credo
  3. Padrenuestro
  4. Avemaría
  5. Nueve glorias durante tres días seguidos la oración y los rezos

En este artículo, compartiremos una selección de rezos, oraciones y plegarias cristianas. Conecta con tu fe y encuentra consuelo en estas hermosas palabras.


Creo en Jesucristo

Creo en Jesucristo, su único hijo nuestro señor. Fue concebido por obra y gracia del espíritu santo, nació de santa María virgen. Padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado. Descendió a los infiernos y al tercer día resucitó de entre los muertos. Subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre Todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el espíritu santo, la santa iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.


Padre Nuestro

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.


Ave María

Dios te salve, María, llena eres de gracia. El Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.


Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.


Cierre

Gracias por escuchar esta oración. Si te ha gustado, te invitamos a colaborar con Oraciones para Todos suscribiéndote a nuestro canal, dando me gusta a este vídeo y compartiéndolo. Y si deseas, escribe tus intenciones en los comentarios. ¡Gracias, gracias, gracias! Dios los bendiga.

Artículos relacionados

Deja un comentario