ORACIÓN A SANTA ISABEL DE PORTUGAL PARA SOLICITAR SU INTERCESIÓN EN UNA PETICIÓN  04 DE JULIO

Súplica a Santa Isabel de Portugal: Alcánzame tu intercesión en mi petición

Altísimo Señor y Soberano nuestro, que quisiste darnos ejemplo con tus santos, no sólo en los claustros y desiertos donde santificaste a tantas almas, sino también en los tronos de los reyes. Quisiste colocar hombres y mujeres llenos de virtud para demostrarnos que en todos los lugares, en todas las clases sociales y en todos los estados de la vida, puede haber un gran espíritu cristiano de amor, caridad, entrega a los demás y pacificación.

Santa Isabel de Portugal

Tú, Señor, nos diste ejemplo en la reina Santa Isabel de un enorme espíritu reconciliador, de un alma humilde, generosa y caritativa, con un corazón verdaderamente bueno y solidario, virtudes dificultosas de alcanzar cuando se está rodeado por el esplendor y la riqueza humana. Por ello, te damos gracias y te alabamos.

Te pedimos, Señor, por la intercesión de esta reina santa, que tanto honor y veneración alcanzó en la tierra y que mereció el premio del cielo, nos concedas:

  1. Paz en nuestros corazones
  2. Unión, amor, respeto mutuo y entendimiento en la pareja
  3. Tranquilidad, armonía y concordia en nuestros hogares
  4. Alejar la violencia, los reproches y las discusiones
  5. Alejar todo aquello que nos enfrente y perturbe
  6. Alejar a quien quiera romper nuestra unión y equilibrio
  7. No permitas que la infidelidad, las sospechas y los celos deterioren nuestra relación amorosa
  8. No dejes que otras personas en nuestra vida deterioren la buena relación de pareja que tenemos
  9. Romper nuestra estabilidad y arrastrarnos a la separación
  10. Haz que las dificultades y necesidades diarias del hogar no nos causen tensiones
  11. En particular, danos tu generosa ayuda para pedir con mucha esperanza lo que queremos conseguir

Continuación de la oración

Continuamos, oh Dios, que eres tan admirable en tus obras y en tus santos, compadece nuestras desgracias e infortunios. Escucha y atiende nuestras peticiones y dispensa en nosotros el mismo espíritu y entrega que otorgaste a la milagrosa Santa Isabel de Portugal.

Para que, imitando sus perfectas virtudes, seamos contados un día entre los elegidos de tu reino. Dios mío, espero de tu bondad, por tus promesas y por los méritos de Jesucristo nuestro Salvador, la vida eterna y la gracia necesaria para merecerla con las buenas obras que debo y quiero hacer.

Petición final

O Santa Isabel de Portugal, bajo tu protección nos ponemos. Enséñanos a construir la paz en nuestros hogares, a compartir el pan de la justicia con los demás y a distribuir las rosas de la alegría con nuestros hermanos, para que junto a ti podamos disfrutar de la alegría celestial. Amén.

Rezos finales

Pidamos ahora por nuestras intenciones personales. Si deseas, compártelas en los comentarios.

Continuamos rezando tres padres nuestros, tres avemarías y tres glorias con mucha fe.

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino...

El Poder de la Oración en Nuestra Vida Cristiana

La oración es una herramienta fundamental en la vida de todo creyente. A través de la comunicación con Dios, podemos encontrar consuelo, fortaleza y guía en nuestras vidas.

En el Padrenuestro encontramos una oración poderosa que nos enseña cómo acercarnos a Dios y pedirle por nuestras necesidades diarias.

La Importancia del Perdón y la Misericordia

En esta oración, Jesús nos enseña la importancia de perdonar a aquellos que nos han ofendido, así como pedir perdón a Dios por nuestras propias faltas. El perdón nos libra del rencor y nos permite vivir en paz.

Además, es fundamental no caer en tentación y pedir a Dios que nos libre del mal. La vida está llena de desafíos y tentaciones, pero con la ayuda de Dios, podemos resistir y mantenernos en el camino correcto.

La Importancia de María en Nuestra Fe

Mencionamos también la importancia de la Salve María. María, madre de Jesús, es una figura central en la fe cristiana y una intercesora poderosa ante Dios.

Encomendamos nuestras necesidades y pecados a María, confiando en su intercesión y en la bondad de Dios para con nosotros.

La Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo

Finalmente, rendimos gloria y honor a la Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Esta alabanza es una expresión de nuestra fe en la divinidad y el amor de Dios.

Te invitamos a unirte a nuestra comunidad, Oraciones para Todos, donde compartimos la belleza de la fe y rezamos juntos por nuestras intenciones. Suscríbete a nuestro canal, comparte este artículo y déjanos tus intenciones en los comentarios. ¡Dios te bendiga!

Artículos relacionados

Deja un comentario