ORACION A SANTA CATALINA DE SIENA  para peticiones urgentes y desesperadas

Peticiones urgentes y desesperadas: Oración efectiva a Santa Catalina de Siena

Oración a Santa Catalina de Siena para peticiones urgentes y desesperadas

Introducción

Querida Santa Catalina de Siena, mujer virtuosa y bendecida por Dios, eres un instrumento del Altísimo para obrar maravillas. Tu llama luminosa y siempre encendida en la Iglesia nos inspira a todos a seguir tu ejemplo de humildad, caridad, prudencia y diligencia en la práctica de nuestros deberes. Te pedimos que nos concedas el celo y la constancia en el crecimiento de nuestras virtudes evangélicas.

Peticiones personales

Querida Santa Catalina, te ruego con fervor que intercedas ante Dios y me ayudes en mis necesidades urgentes y desesperadas. Pon en tus poderosas y milagrosas manos mi angustia y presentala ante nuestro Señor para que sea prontamente atendida. También te pido que me protejas y me des alivio en mis dificultades y problemas. Por favor, Santa Catalina, otórgame un buen amor, un trabajo estable, bienestar económico, salud perfecta y protección ante enemigos y peligros. Además, te ruego que ayudes a mis hermanos más necesitados, a los enfermos, los que están en soledad, los oprimidos y los marginados.

Súplicas para la comunidad

Te pido, Santa Catalina, que hagas que todos nos amemos como buenos cristianos y que entre nosotros haya más amor y menos odio. Que podamos vivir el mensaje de la Palabra de Dios y seguir su ejemplo de vida santa.

Intercede por nosotros ante el Señor para que seamos auxiliados en nuestras dificultades y sufrimientos. Permítenos crecer en nuestra fe y esperanza, sin importar los infortunios, y aumentar nuestra caridad hacia los demás cada día. Que podamos conocer y amar más a nuestro único Dios verdadero.

Conclusión

Santa Catalina, confiamos plenamente en tu poderosa intercesión y te agradecemos por escuchar nuestras peticiones. Así como tú nos has mostrado el camino hacia una vida santa, te pedimos que nos guíes y nos acompañes en nuestro caminar espiritual. Amén.

En este blog, te invitamos a sumergirte en el poder de la oración y a experimentar la misericordia divina en tu vida. A continuación, te presentamos una poderosa oración que puedes recitar durante tres días consecutivos para recibir la gracia de Dios. Acompáñanos en esta jornada de fe y devoción.

Oración al Padre Nuestro

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Oración a la Virgen María

Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Artículos relacionados

Deja un comentario