Oración a San Ramon Nonato  para pedir un favor especial y protección

Oración a San Ramon Nonato: Bendición y protección en momentos difíciles

Gloriosos San Ramón Bendito por siempre seas

Oh Gloriosos San Ramón, bendito por siempre seas. Tú eres mi buen protector, mi abogado, mi defensor, a cuyo poder sometió Dios la tierra y los elementos, la salud y la enfermedad, la vida y la muerte. Hoy, en mis problemas, te pido auxilio y comprensión, te ruego seas mi benefactor y me saques de la aflicción.

San Ramón, intercesor ante el Señor

Sabes que estoy acostumbrado, que tengo pesar y que necesito de tu intervención. Tú eres mi intercesor ante el Señor, San Ramón, dotado por Dios de virtud y caridad, y orador de numerosos portentos y milagros. Pido seas benigno conmigo y me otorgues bendición con tu poderosa intercesión.

Protección y beneficios de San Ramón Nonato

En las alturas, aquellos que te ruegan con fervor reciben remedio, pues tú das amor y caridad a manos llenas y en tu buen y puro corazón encuentran protección las doncellas, descendencia las casadas, defensa los calumniados, cosecha los labradores, puerto los náufragos, salvación y libertad los presos y cautivos, vista los ciegos, conformidad los envidiados, y los hombres hallan buena solución y final feliz a todos los males que les aquejan.

Ayuda en momentos de dificultad

Pido tu ayuda, San Ramón, para no sufrir humillaciones, para que nadie me dañe con sus malas lenguas, difamaciones, mentiras y traiciones. Haz que de toda maldad sea apartado y no me afecten sus calumnias, chismes y habladurías. También ruego tu ayuda para no sufrir malos tratos, abusos, discriminaciones ni confusiones. Quiero que seas tú quien me salve de todo mal y me protejas con tu eficaz defensa.

Intercesión en momentos de injusticia

Si la injusticia por cualquier motivo llega a mi vida y me impide vivir en paz o ser libre, quiero que seas tú quien me libere de cárceles, abusos y de toda mala persona que busque mi perdición. Santo defensor del débil y desfavorecido, llego hasta ti con sincera esperanza y toda mi fe deposito en tus milagrosas manos.

Intercesión ante el Padre todopoderoso

Sabes que mi confianza está en el Señor y que de él espero todo lo que preciso. Te suplico tengas a bien ser mi Santo cuidador, mi consuelo y mi mediador. Hoy y siempre acude ante el trono del Padre todopoderoso y hazle llegar mis problemas, mis infortunios. Háblale de todo lo que me preocupa y causa dolor, y consigue que pueda haber cumplido este favor especial que ahora pido, lo que deseo obtener por mediación de este grandísimo Santo protector.

Conclusiones finales y agradecimiento

Bendito Santo Ramón Nonato, que estás en la gloria, actuas en nuestro favor y no dejas de auxiliar al que padece en la tierra. No te olvides de mí, no me dejes sufrir más, alivia mis penas para que tenga paz y tranquilidad. Te ruego que por aquel tu ardiente deseo de recibir el Santísimo Sacramento, que obligó a Jesucristo a darte de sus divinas manos la sagrada comunión, intercedas por mí para que merezca frecuentar este celestial convite y recibirle como viático al fin de mi vida. Y sobre todo, que sigas siendo mi fuente de protección y bendiciones.

Pedir la gracia especial que necesitas

Puedes obtener la gracia especial que has pedido en esta oración, así como la eterna felicidad de la gloria celestial. Amén.

Reza devotamente el Credo y tres padres nuestros

A continuación, rezamos devotamente el Credo y tres padres nuestros. Haz la oración y los rezos durante tres días seguidos.

Invoquemos a San Ramón nonato

San Ramón nonato es muy efectivo, no dudes en pedirle cuando quieras alejar de tu vida a las personas que actúan y se comportan de forma no adecuada y te lastiman con sus mentiras, comentarios hirientes o sus falsos testimonios. También es muy milagroso en los asuntos relacionados con la justicia y, por su condición de nonato, se le invoca para pedir ser madre.

Sobre las velas

Si quieres encender alguna vela, los colores más indicados son el blanco y el azul claro. Si el favor solicitado es muy urgente y desesperado y se considera necesario, se puede hacer adoración más días seguidos.

El Credo

Creo en Dios padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único hijo nuestro señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos. Al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

Padre Nuestro

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Ayúdanos a crecer

Gracias por escuchar esta oración. Si te ha gustado, te invitamos a colaborar con oraciones para todos. Suscríbete a nuestro canal, comparte este artículo y si deseas, escribe tus intenciones en los comentarios. ¡Gracias! Dios te bendiga.

Artículos relacionados

Deja un comentario