Oración a San Miguel Arcangel para alejar todo lo malo de tu vida

La poderosa oración a San Miguel Arcangel para protegerte de las adversidades

Oración a San Miguel Arcángel para alejar todo lo malo de tu vida

En aquel tiempo, se levantará Miguel, el gran príncipe que vela sobre los hijos de tu pueblo. Será un tiempo de

angustia cual nunca hubo desde que existen las naciones, hasta entonces y en ese tiempo tu pueblo será librado,

todos los que se encuentren inscritos en el libro (Danielle 12:1).

Oh glorioso San Miguel Arcángel, príncipe y caudillo de los ejércitos celestiales, guía y defensor de las

almas aquí en la tierra. Vencedor de los rebeldes espíritus infernales, humildemente te ruego que te dignes a

librar de todo mal a quienes con confianza recurrimos a ti. Que tu favor nos ampare, tu fortaleza nos defienda y

que mediante su incomparable protección, trabajemos cada vez más en el servicio del Señor.

Tú que amas la justicia y te apegas al bien, fuiste capaz de espantar al maligno del paraíso celestial y sigues

aún acompañándonos, liberándonos de los más grandes enemigos, protegiéndonos ante la violencia y sumergiéndonos

en tu benevolencia. Tú siempre estás a nuestro lado, nos proteges y ayudas, aclaras nuestra visión y en manos de

nuestro Señor, escuchas todas nuestras súplicas sin dejar de aclamar por todos los que a ti acudimos, socorriendo

nuestros favores e iluminando nuestro sendero.

Petición a San Miguel Arcángel

En este día tan especial, te pido que, en unión con los querubines, nos defiendas de los asaltos de las

sugestiones, incitaciones y tentaciones del enemigo y derrames en nuestras almas el espíritu de la humildad. En

unión con los tronos, nunca permitas que seamos oprimidos y esclavizados por los espíritus del mal, por tiranías,

abusos e injusticias, por hechicerías y brujerías. Y concédenos la gracia de dominar nuestros sentidos y

corregirnos de nuestros malos hábitos.

En unión con las dominaciones, proteged nuestra fe y dadnos sabiduría y prudencia. En unión con los poderes,

atended nuestras necesidades y concédenos una actitud generosa para dedicarnos al servicio de los demás. En unión

con las virtudes, libéranos de nuestros adversarios, de los falsos testimonios, de las malas lenguas, de las

humillaciones y vejaciones, de las envidias, intrigas y rencores, de los celos y los malos tratos, de los

agresores y violentos, de los depravados y viciosos, de las desdichas y desgracias, y de todo mal que el enemigo

utilice para herirnos y atormentarnos.

En unión con los principados, concédenos el deseo tenaz de liberarnos de enfermedades corporales, mentales y, sobre todo, espirituales, tanto para mí como para toda mi familia. En unión con los arcángeles, haz que el Señor nos ayude a ser testimonios vivos de Cristo, llevando una vida pura llena de gozo en el amor divino, y que seamos capaces de transmitirla mediante nuestros actos a los demás.

Petición personal a San Miguel Arcángel

En especial, solicito que me protejas y defiendas de lo siguiente:

  1. Enfermedades corporales y mentales
  2. Tentaciones y malos hábitos
  3. Violencia y abusos
  4. Hechicerías y brujerías
  5. Falsos testimonios y malas lenguas
  6. Envidias e intrigas
  7. Celos y malos tratos
  8. Agresores y violentos
  9. Depravados y viciosos
  10. Desdichas y desgracias

Cierra tus ojos y pídele a San Miguel Arcángel, en nombre de Jesús, su protección divina.

```

Rezo a San Miguel Arcángel

Querido San Miguel Arcángel, te agradezco por tu poderosa protección y tu inmensa devoción. Eres nuestro amparo contra la perversidad y las asechanzas del enemigo. Te pido que me ayudes a reprender al demonio y que Dios manifieste sobre él su poder. Oh príncipe de la milicia celestial, con el poder que Dios te ha conferido, te pido que arrojes al infierno a Satanás y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas.

Ayúdame a enfrentar todo obstáculo y a luchar contra cualquier tentación.

Te pido que tu escudo lleno de divinidad se coloque delante de mí, para paralizar todo lo malo que me quiera perjudicar. Fortalece mis sentimientos y mi vida espiritual. No permitas que jamás dude de tu inmensa protección y lléname de devoción por ti cada día de mi vida.

Glorioso San Miguel Arcángel, cúbreme con tu poderosa armadura para sentirme protegido/a de cualquier peligro o maldad que se me acerque. Enriquéceme con fe y permíteme ser parte de tus devotos amigos y fieles para sentirme bendecido/a y darte gracias eternamente.

Aleja todo lo negativo y elimina toda la maleza que se encuentra en el camino para avanzar por el mundo lleno de paz.

Cuida de nuestros corazones y danos la fuerza para seguir adelante, alejarnos de la sumisión y siempre seguir tu voluntad. Gracias por estar en mi vida, nunca me has desamparado. En esta hora te bendigo, ya que tu eterna voluntad está conmigo. Gracias por tu fidelidad y tu clemencia, poderoso San Miguel Arcángel, en el nombre de Jesús, amén.

Mediación y protección de San Miguel Arcángel

Vuelve a cerrar tus ojos, relaja todo tu cuerpo y toma aire profundamente. Siente como la presencia de San Miguel Arcángel te cubre por completo. Lo tienes a tu derecha, a tu izquierda, delante de ti y detrás de ti. Él te cubre en todo momento, sintiendo como esa energía te rodea y nada permite que penetre en ti. Confía en su divinidad, en su poder y en su fuerza protectora. En el nombre de Jesús, amén.

Amigo/a, si esta oración te ha gustado, por favor compártela. Recuerda que ser feliz es un derecho que tenemos desde que nacemos.

Ten un bendecido día y que San Miguel Arcángel te proteja siempre.

Artículos relacionados

Deja un comentario