Oración a San Martín de Loba para prosperidad en el negocio o en el trabajo

San Martín de Loba: la poderosa guía para prosperar en tu negocio o empleo

¡Glorioso San Martín Caballero, bienaventurado San Martín de Loba! Aclamado como padre de la providencia, te pido tu poderosa protección. No me abandones, dame tu santa limosna como Dios se la dio a los pobres. Oh santo amado mío, que todo negocio que haga yo se me venga y desaparezca. No permitas quebrar ni perder en mis inversiones, ni sin prosperar en el trabajo o en ninguna de mis necesidades.

Petición de prosperidad

Tráeme personas bien dispuestas que me vengan a comprar y a pagar. Que todo cuanto yo haga o empiece no fracase y tenga buen fin. Que corra en mi casa el oro y la plata, que no falte nada y haya prosperidad. Que mi economía sea próspera y mi situación financiera sea la mejor. Que mi corazón tenga paz y tranquilidad, amando a Jesús y amarilla, y al patriarca San José.

Petición de protección

San Martín de Loba, dame tus ungüentos, dame tus aceites. No me dejes morir sin los santos sacramentos. Y así como le diste la limosna a aquel anciano, envíame la hoy más temprano. Préstame tu caballo para hacer mis diligencias. Préstame tu espada para vencer los obstáculos. Préstame tu manto para arropar medio.

Oración final

Bendito y alabado sea hoy siempre el Santísimo Sacramento del altar y la cruz en que Cristo murió. Amén.

¡Jesús, a ti que fuiste gran benefactor del necesitado! San Martín, con ardor te pido bendición al llegar hasta mí el amor divino y la gracia en nuestro amadísimo Padre celestial. Dios, por favor, acude a mi llamada. Bendice mi familia, mi negocio y mi camino. Aleja la mala suerte y cualquier otro mal para que pueda encontrar la felicidad y llegar a los cielos.

Petición de ayuda financiera

Este es mi pedido, decir ahora con mucha fe y plena confianza lo que se desea conseguir de este milagroso Santo. Por difícil que sea o por imposible que te parezca, venerable Santo protector de los negocios y los que quieren mejorar en el trabajo. Tú que eres muy eficaz auxiliador cuando estamos agobiados y sufrimos por no tener solvencia monetaria, danos tu santa limosna. No nos dejes sin tu socorro, por tu amor al prójimo, por tu entrega. ¡Adiós! Hoy te invoco y pido tu ayuda. Por la fuerza que tienes en las alturas, haz que reciba cuanto antes el remedio que me hace tanta falta. ¡Así sea, así se cumpla, así será!

Rezo final

San Martín de Loba, a ti he llegado con la confianza puesta en tu poder. Sé que puedes ser mi amigo y protector, y que no dejas a nadie sin tu auxilio y mediación. Por favor, extiende tu mano y sácame de la aflicción.

Oración final

Ahora rezar devotamente tres Padres Nuestros, tres Ave Marías y tres Glorias.

Padre nuestro que estás en el Cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Amado Santo San Martín de Loba, te pido...

Este es mi pedido, decir ahora con mucha fe y plena confianza...

San Martín de Loba, a ti he llegado...

Oremos juntos con fervor y entrega por las bendiciones que esperamos recibir. Que San Martín de Loba nos acompañe y nos guíe hacia la prosperidad y el bienestar. Amén.

El Padre Nuestro

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Ave María

Dios te salve María, llena eres de gracia. El Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gloria al Padre

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

La Meditación de San Martín Caballero

La oración junto a los rezos se hacen durante tres días seguidos, poniendo total confianza y esperanza en la milagrosa y poderosa mediación de San Martín Caballero. Él ganó la gloria siendo fiel al Señor y dando lo que tenía a los más necesitados. Gracias por leer este artículo, te invitamos a que te suscribas a nuestro canal, compartas este artículo y nos des tu apoyo. ¡Dios los bendiga!

Artículos relacionados

Deja un comentario