Oración a San Judas Tadeo  para necesidades muy desesperadas

La poderosa oración a San Judas Tadeo para solucionar tus necesidades urgentes

Glorioso y afable San Judas Tadeo

Invicto campeón de la fe, tú que por la virtud del Espíritu Santo obras tantos y tan grandes milagros, y reconocido universalmente como gran patrono de los necesitados y poderoso y generoso auxiliador en los casos difíciles y desesperados. Venero con afecto de hijo y acudo ante ti, suplicándote vida admirable San Judas, santo de buen corazón. Por los sublimes privilegios y dones con que fuiste adornado durante tu vida, en particular por ser de la familia humana de Jesús y por haberte llamado el para ser su apóstol, por la gloria que ahora disfrutas en el cielo, por el alto trono de gloria que mereciste por tu efectivo apostolado y doloroso martirio, obténme del dador de todo bien los favores que ahora desesperadamente necesito. En ti dejo lo que me preocupa y que no me deja tener la tranquilidad. Que sean en tus manos depósito este favor, para que se lo haga llegar al Señor y me obtengas lo que con fe y esperanza pido. Hasta ahora tus peticiones por difíciles que sean, pues este prodigioso santo siempre ayuda.

Continuamos, o gran consolador de los atribulados

Pide por mis agobios, mis penas y dificultades. Consígueme del Altísimo lo que confesó lícito y haz que guarde yo en mi corazón las enseñanzas divinas que nos has transmitido. Haz que me mantenga en el amor de Dios y espere en la misericordia de Jesucristo, que nos llevará a la vida eterna, y que procure por todos los medios ayudar a quienes tengan necesidades y lo precisen. Lava mis angustias y dolores, santo mío, permite que renazca la paz y la alegría en mi vida y sentimientos, en mi hogar y familia. Y le pido a Dios con esta oración y a ti, mi santo mediador en quien tengo puesta mi confianza, que me prestes vuestra poderosa asistencia para que desaparezca para siempre mi aflicción. Bendito sea el sagrado corazón de María, bendito sea Jesucristo nuestro Señor, bendito seas San Judas Tadeo por todo el mundo y por toda la eternidad. Que yo alabe la gloria y majestad, el dominio y el gran poder de aquel que puede preservar de todo pecado, que puede hacer que nuestras vidas estén inclinadas a hacer el bien, a darle todo el amor y fidelidad de vidas para que así pueda presentarme sin mancha a nuestro divino salvador Jesucristo nuestro Señor. Amén.

A continuación rezamos con fervor

El Credo, tres Padres Nuestros, tres Ave Marías y tres Glorias. La oración, junto a los rezos, se hacen por tres días seguidos. San Judas Tadeo, exclamado mundialmente por conceder peticiones muy difíciles, incluso cuando se ha perdido toda la esperanza. Confía en él, reza con mucha devoción y haz la oración sin prisas. Dedica tu tiempo y verás en breve los buenos resultados que se obtienen. Creo en Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo...

Creencias fundamentales

Su único hijo nuestro señor fue concebido por obra y gracia del espíritu santo. Nació de santamaría virgen y padeció bajo el poder de poncio pilato. Fue crucificado, muerto y sepultado. Descendió a los infiernos, y al tercer día resucitó de entre los muertos. Subió a los cielos y está sentado a la derecha de dios padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el espíritu santo, la santa iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

El Padre Nuestro

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Avemaría

Dios te salve María, llena eres de gracia. El señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María, llena eres de gracia. El señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gloria al Padre

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Gracias por escuchar esta oración. Si te ha gustado, te invitamos a colaborar con oraciones para todos.

¿Deseas conectarte con lo divino? Suscríbete y comparte

Suscríbete a nuestro canal y comparte este artículo con aquellos que buscan una conexión más profunda con lo divino.

Rezos y oraciones para fortalecer la fe

¿Estás buscando fortalecer tu fe y encontrar consuelo en tiempos difíciles? Escribe tus intenciones en los comentarios y permítenos acompañarte en tu camino espiritual.

Una plegaria de agradecimiento

Gracias, gracias, gracias a Dios por su amor y bendiciones innumerables. Cada día es una oportunidad para agradecer por los pequeños y grandes milagros en nuestras vidas.

Una conexión divina en cada oración

Las oraciones nos permiten encontrar una conexión más profunda con lo divino. Es a través de ellas que podemos expresar nuestros deseos, buscar guía y encontrar paz en los momentos más difíciles.

El poder de la fe

La fe nos da la fortaleza para enfrentar los desafíos de la vida. Es a través de ella que encontramos consuelo y esperanza en los momentos de adversidad.

Un camino espiritual hacia la paz

Busca la paz interior a través de la conexión con lo divino. Permite que tus oraciones sean una guía en tu camino espiritual y encuentra la calma en medio del caos.

Artículos relacionados

Deja un comentario