ORACION A SAN ALEJO CONTRA HECHICERIAS Y MALAS LENGUAS

Protección y defensa contra hechicerías y habladurías con la oración a San Alejo

Oh glorioso San Alejo, santo bienaventurado que, expirado por el Señor y por ganar virtud, te alejas de la vida familiar. Esposa y padre dejaste y supiste renunciar a todo con generosa disposición para vivir solo en oración y en mendicidad, para dedicar tu vida a Dios y solo a él servir. Por amor, San Alejo bendito santo alabado y reconocido, tú que tienes el poder de alejar todo lo malo que rodea a los siervos del Señor, te suplico me protejas, me des fuerza y valor, bondadoso y cumplidor.

Petición de ayuda

San Alejo, tú que fuiste fiel devoto de la Santísima Virgen María y por ello recibiste su favor, su auxilio y su gracia, hoy, que tanto preciso tu ayuda, no me dejes abandonado. No consientas que sufra. Con toda humildad y devoción te pido que alejes de mi lado, de mi familia, el mal, el peligro, la enfermedad y la adversidad. Aleja para siempre al enemigo y a las malas personas de mi alrededor, de mi hogar y trabajo, y haz que quede libre para que pueda avanzar. Alejarme de Satanás y sus obras, alejarme del mentiroso, del ruin, del traidor y del violento, y de todo aquel que quiere verme rendido y hundido, para que pueda tener tranquilidad y paz. Líbrame de todo mal lanzado o enviado sobre mí. Líbrame del chismoso, de las difamaciones, de las hablas duras y malas lenguas. Aleja de mí al que me mira con malos ojos y de las magias, maldiciones, conjuros y hechicerías, para que ninguna mala acción me pueda perjudicar y para que quede liberado para poder progresar en mi vida sentimental, familiar, laboral y económica. Alejarme de la envidia, de la maldad y la injusticia. Alejarme de los celos, del odio y el rencor, del rechazo, el abandono y la soledad. Esconde me donde no me puedan encontrar los que quieren causar mi perdición.

Súplica y agradecimiento

Oh glorioso San Alejo, santo fiel y constante, llamado el hombre de Dios, no dejes de darme tu amparo a diario. Acércame al divino Jesús y a la Santísima María, para que con sus divinas bondades me cubran con todos sus bienes, para que me guíen y me libren de todo mal espiritual, mental y terrenal, y me ayuden a conseguir este gran favor que confiadamente solicito y me permitirá ser feliz y vivir sin preocupaciones. Continuamos, San Alejo bendito, por tus merecimientos y poderío, consígueme lo que pido. Ante ti he acudido, pues confío en tu poderoso auxilio. A ti te invoco para que me des tu amparo y protección. Sé que solo con nombrarte saldré victorioso ante cualquier desventura, mal momento o situación. Por la Santísima Virgen María, por su amado hijo Jesucristo y por la gracia del Espíritu Santo, te ruego tengas piedad de mí y no desoigas lo que con fe te he pedido. Conduce me, San Alejo bendito, por sendas de amor y paz. Enséñame a...

Acercándonos cada día más a Jesús, la Virgen y los santos podemos hacer más generosos con el prójimo, como agradecimiento por los favores concedidos. Tú tendrás mi reconocimiento por siempre y daré a conocer tu nombre a quien lo precise. Estarás presente en mis oraciones. Amén.

El Acto de Contrición

Rezaremos el Acto de Contrición, tres Padre Nuestros, tres Ave Marías y tres Glorias. Haz la oración y los rezos tres días seguidos, repitiéndolos por la mañana y por la noche.

Padre Nuestro

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Dios te Salve María

Dios te salve, María, llena eres de gracia. El Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres. Bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gloria al Padre

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Donde contrición, Jesús mi Señor y Redentor, yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy y me pesa de todo corazón porque con ellos ofendí a un Dios tan bueno. Propongo firmemente no repetirlos y confiar en tu divina gracia para evitar las ocasiones de pecado. Amén.

Rezar por el perdón de los pecados

En nuestra vida, es normal cometer errores y pecar, pero siempre tenemos la oportunidad de arrepentirnos y buscar el perdón divino. Como cristianos, confiamos en la infinita misericordia de Dios para obtener el perdón de nuestras culpas y ser guiados hacia la vida eterna.

Plegaria para pedir perdón

En este momento de reflexión, te invitamos a recitar la siguiente plegaria:

"Señor, reconozco mis faltas y pecados, y acudo a ti en humildad y arrepentimiento. Te pido que, por tu infinita misericordia, me concedas el perdón de mis culpas y me guíes hacia la vida eterna. Amén."

Encendiendo una vela como símbolo de perdón

En el último día, puedes encender una vela como símbolo de tu arrepentimiento y deseo de obtener el perdón divino. Puedes elegir una vela blanca, morada o verde oscuro y dejarla prendida hasta que se consuma por completo. Este acto simbólico te recordará la importancia de buscar el perdón y la guía de Dios en todo momento.

Queremos agradecerte por leer este artículo y estar abierto a la reflexión espiritual. Te invitamos a que explores nuestro sitio web y descubras más rezos, oraciones y plegarias para fortalecer tu relación con Dios.

¡Dios te bendiga!

Artículos relacionados

Deja un comentario