Oración a la Virgen de la Luz   para necesidades urgentes pagos deudas hipotecas

La poderosa oración a la Virgen de la Luz para resolver necesidades financieras urgentes

Querida Madre Inmaculada, templo del Señor y sagrario de la divinidad gloriosa, te pedimos que ilumines nuestras tinieblas y des luz a nuestras fatigas y adversidades. María, Virgen de la Luz, la más amable y bondadosa, te rogamos que tengas compasión de nosotros y que protejas y protejas con tu ternura. Con inmensa fe, acudimos a ti buscando tu patrocinio y luz para salir de las penas y dificultades que nos afligen e inquietan.

La luz en la oscuridad

Santísima Virgen María, clemente e indulgente, bendita nuestra Señora de la Luz, excelsa patrona de pueblos y ciudades, abogada y protectora de grandes y pequeños, tú que haces brillar tu misericordia entre los hombres, no dejes de atender nuestras súplicas. Tú eres nuestra luz en la noche y en el día, el faro luminoso que nos alumbra y nos saca de las tinieblas y las desventuras. Medíante tu poder y ayuda, no dejes de atender maternalmente nuestras súplicas y compadécete de nuestras aflicciones.

La solución a las dificultades

Soberana Señora Virgen inmaculada, dulce madre, amparo alivio y consuelo, te rogamos que nos alcances una rápida solución en nuestras desesperadas necesidades económicas. Que podamos hacer frente a todo lo que nos desasosiega: ruinas, carencias, pagos y deudas. Que puedas ayudarnos a resolver los problemas que cada vez nos agobian más. Extendemos nuestras manos hacia ti en busca de tu milagrosa intervención.

El pedido con fe y esperanza

Reina de la Luz, la estrella más brillante del cielo, nuestra madre amorosa, te rogamos desde lo más profundo de nuestro ser que ilumines y bendigas nuestras vidas. No permitas que las dificultades nos abatan, sino que infundas en nuestros corazones el mismo espíritu de fe, esperanza y caridad que tú tuviste. Haz que nos veamos como hermanos, herederos de unos mismos bienes y promesas en el cielo y la tierra. Que todos los hombres y ángeles bendigan tu mano compasiva y reconozcan la soberanía de tu hijo divino.

Rezo a Santa María

De gracia el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Oración del Padre Nuestro

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Oración final

¡Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos! Amén. Gracias por escuchar esta oración.

Colabora y comparte

Si te ha gustado, te invitamos a colaborar con Oraciones para Todos. Suscríbete a nuestro canal, dale me gusta a este artículo y compártelo. Además, puedes escribir tus intenciones en los comentarios. ¡Dios los bendiga!

Artículos relacionados

Deja un comentario