Oración milagrosa a la Virgen de Regla para suplicar salud y amor

Oh santísima y dulcísima Virgen María, madre de Dios, madre adorada nuestra, hija del sumo Rey, señora de los Ángeles, madre del creador de todos, reina de las misericordias, inmenso Abismo de Piedad, ante ti llegamos a darte nuestro amor, a expresarte nuestros afectos y devoción. Tú recibes amorosamente bajo tu protección y das refugio y continuo Amparo a todos los que afligidos te invocamos, como los refieren las historias y pregonan repetidamente por pueblos y ciudades, los que a través de todos los tiempos han implorado tu patrocinio y tus maternales cuidados, visitando devotamente tus templos y muy especialmente el santuario de la santa imagen de Regla, en el que parece has querido ostentar más tu poder y caridad. Pues en este templo y por esta tu bella imagen todos hayan su remedios, su paz, mi consuelo. Los Navegantes en las mayores tempestades invocándote como señora de Regla se libran de tan manifiesto peligro, y en las navegaciones más dilatadas y peligrosas, haciendo voto a tu santuario de Regla, logran con felicidad llegar al puerto que desean. Nos perseguidos por sus enemigos se salvan por la devoción a esta tu imagen, obteniendo defensa y Victoria por tu mediación. Los enfermos de todas las enfermedades, hasta los desahuciados ya por los médicos, en esta tu casa y por ti y por tus manos, sanan los miembros débiles e impedidos, aquí son sanados y cobran fuerzas, y generalmente y por tu mano generosa todos los males aquí tienen remedio, como la publican las paredes de este templo y los milagros que están expuestos en ellas por ti, señora de Gran compasión. Los que sufren y lloran por penas de amor reciben alivio, serenidad y razón para cerrar las heridas de su triste corazón y tener esperanza en una nueva y buena relación. Venerando o reina del cielo, está tu Sagrada imagen de Regla, imploramos con ardor tu patrocinio y favor, pidiéndote nos alcance de tu hijo preciso el consuelo de una buena conciencia, con un corazón abierto al prójimo, y salud y fuerza para servirte y venerarte. Dulce señora, hoy en especial acudimos a ti y rogamos nos des tu bondadosa ayuda para salir de nuestras penas y pobrezas, de nuestras adversidades y desgracias, y te pedimos nos asistas para obtener el remedio que precisamos en nuestras necesidades, y muy especialmente queremos nos ayudes, nos asistas y nos auxilios para conseguir en breve lo que nos hace tanta falta y que es el motivo por el cual acudimos ante ti. Pide lo que deseas conseguir con mediación de la Virgen de Regla. Continuamos. Aunque lo desmerecen nuestras culpas, esperamos, señora, por tu intercesión conseguir lo que con esperanza pedimos, esperamos ser bendecidos y favorecidos tanto en nuestras dificultades diarias como en nuestros trabajos y ocupaciones. Esperamos, madre Santa, recibir tus beneficios y gozar de salud, amor y prosperidad, confiamos no pasar desdichas ni tristezas y tener una vida llena de paz.

Oración a la Milagrosa Virgen de Regla  para necesidades Pedir Salud Peticiones de Amor

Alegría y felicidad a través de nuestras oraciones

Querida madre santísima, te pedimos con gran fervor que intercedas por nosotros para alcanzar la alegría y la felicidad que tanto esperamos. Amén.

Reza con confianza y dedicación

Oración a Nuestra Señora la Virgen de Regla:

  1. "Dios te salve, reina y madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra."
  2. A ti clamamos los desterrados hijos de Eva,
  3. A ti suspiramos, gimiendo y llorando en este Valle de Lágrimas.
  4. Ella, pues, señora, abogada nuestra,
  5. Vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos,
  6. Y después de este destierro,
  7. Muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre.
  8. O clemente, o piadosa, o dulce Virgen María,
  9. Ruega por nosotros, santa madre de Dios,
  10. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro señor Jesucristo. Amén.

Reza esta oración confiadamente dos veces al día, por la mañana y por la noche, durante al menos tres días seguidos.

Oración a la Santa Madre de Dios

Oración a la Virgen María:

  • "Dios te salve, María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo."
  • Bendita tú eres entre todas las mujeres,
  • Y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
  • Santa María, madre de Dios,
  • Ruega por nosotros, pecadores,
  • Ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gracias por escuchar esta oración. Si te ha gustado, te invitamos a colaborar con Oraciones para Todos suscribiéndote a nuestro canal y compartiendo este contenido. ¡Y no olvides escribir tus intenciones en los comentarios!

En este blog religioso cristiano, queremos compartir con ustedes algunos rezos, oraciones y plegarias que nos acercan a Dios y nos fortalecen en nuestra fe. Nos enfocamos en expresar gratitud a nuestro Señor y en pedir Su bendición en nuestras vidas.

Rezos diarios

Diariamente, tomemos un momento para agradecer a Dios por todas las bendiciones que Él nos ha brindado. Oraciones simples como "Gracias, Padre celestial por un nuevo día" nos ayudan a mantenernos conectados con Dios y a reconocer su amor y bondad en nuestra vida cotidiana.

Bendito Señor, te ruego hoy que bendigas a todos aquellos que lean estas palabras. Que sientan tu amor, tu paz y tu fortaleza en cada situación que enfrenten. Amén.

Oraciones antes de dormir

Antes de cerrar nuestros ojos y descansar, roguemos a Dios por su protección y paz durante la noche. Podemos decir una oración como esta: "Señor, guárdame mientras duermo y cuídame de todo mal. Que tu paz reine en mi corazón y en mi hogar".

Amado Padre, te agradezco por este día que has caminado a mi lado. Te pido que me guíes y protejas durante la noche, y que me renueves con tu amor y gracia cada mañana. Amén.

Plegarias por los demás

Además de expresar gratitud y pedir bendiciones para nosotros mismos, debemos interceder por los demás. Oremos por nuestros seres queridos, amigos, vecinos y aquellos que necesitan la ayuda de Dios. "Padre celestial, te pido que bendigas a [nombre] y le muestres tu amor y misericordia en sus circunstancias actuales".

Señor Todopoderoso, te presento a cada persona que necesite tu ayuda en esta hora. Derrama tu amor y restauración sobre ellos, y que encuentren consuelo y esperanza en ti. Amén.

Artículos relacionados

Deja un comentario