El poder de la oración a la Inmaculada Concepción en momentos de máxima urgencia

Dios te salve María, llena de gracia y bendita más que todas las mujeres. Acudimos ante ti, dulce madre, para pedirte ayuda en momentos difíciles.

La pureza de la Virgen María

Madre inmaculada, llena de ternura y comprensión, te pedimos que ilumines nuestras vidas y nos enseñes a ser valientes y dignos seguidores de tu hijo querido.

La intercesión de la Virgen María

Madre inmaculada, adorada señora, siempre dispuesta a escuchar nuestras necesidades. Ven ante nosotros y líbranos de las dificultades que nos afligen y causan desesperación.

Oración a la Inmaculada Concepción  PARA CASOS DESESPERADOS Y URGENTES

Con inmensa fe, te presentamos nuestras súplicas: por (menciona aquí lo que se quiere conseguir).

Esperamos tu poderoso patrocinio, confiados en que siempre estás dispuesta a remediar nuestros infortunios y necesidades.

La protección de la Virgen María

Bendita y santísima María, madre luminosa que guía a los hombres en medio de la oscuridad de la vida. Protégenos de enemigos, enfermedades y peligros.

Te pedimos que nos libres de todas las adversidades y maldades. Acoge nuestras súplicas y cuida de nosotros para que no caigamos en las trampas que se nos presentan.

La vida junto a la Virgen María

Querida madre inmaculada, te pedimos que siempre reinen el amor y el servicio a tu hijo Jesús en nuestros corazones. Que podamos acompañarte y servirte todos los días de nuestra vida.

Que nuestras almas nunca queden separadas de Dios por el pecado, sino que amándote con todas nuestras energías, podamos recibir tus auxilios en vida, en la hora de la muerte y disfrutar de tu gloria en el cielo.

Pide por tus intenciones personales

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Dios te salve María, llena eres de gracia, el señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

oración a la inmaculada concepción para casos desesperados y urgentes

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

¡Gracias por escuchar esta oración! Si te ha gustado, te invitamos a colaborar con oraciones para todos suscribiéndote a nuestro canal, dando me gusta a este video y compartiéndolo. Y si deseas, ¡escribe tus intenciones en los comentarios! ¡Gracias, gracias, gracias! ¡Dios los bendiga!

Artículos relacionados

Deja un comentario