Oración milagrosa para superar la escasez económica y alcanzar la estabilidad financiera

Bendito padre, mi amadísimo señor

Tú eres mi amparo, mi seguro protector y de tu grandeza y amor todo lo espero. Por tu caridad y por las veces que me has auxiliado cuando he estado perdido y sin saber qué hacer, te ruego que me envíes desde los cielos esas bendiciones que tanta falta me hacen.

Oración a dios  para desesperadas necesidades económicas

Aleja el sufrimiento y regálame tranquilidad

Aleja de mi vida y de mi familia tanto sufrimiento y regálarnos un poco de tranquilidad y descanso. Haz que podamos salir de esta desesperada situación.

Padre amado, bendito seas

Señor Dios del universo, ante ti me presento humilde y arrepentido. Te pido perdón por las faltas cometidas. Lleno de esperanza y confianza, te pido que no me abandones y que me acompañes en todas las pruebas diarias. Derrama sobre mí tu bondadosa ayuda para encontrar alivio en las dificultades que me invaden.

Aumenta mis ingresos económicos

Necesito aumentar mis ingresos económicos. Mi familia está pasando por angustiosos problemas. A pesar de que hemos intentado todo, nuestras deudas y necesidades son tan grandes que por nuestros propios medios no podemos solventarlas. Te suplico, desde el fondo de mi corazón donde tú habitas, que nos ayudes con tu infinito amor y poder a remediar esta agobiante situación.

Pide por nosotros

Pido a 100 la gracia que se desea alcanzar. Continúo suplicándote, padre mío, que escuches mis súplicas y me concedas las bendiciones que necesito. Ayúdame a superar este mal momento y envíame aquello que con esperanza te solicito.

Tú eres mi bien y mi refugio

Oh Dios, en quien creo y en quien espero, fuente de luz, suma bondad y eterna misericordia. Tú que eres todopoderoso, infinitamente bueno, ven a mí que estoy necesitado de ti. Cuídame, guárdame, protege y ampara. Alivia mis sufrimientos, dame tu auxilio y líbrame de todas mis angustias. Te doy gracias por todo y agradezco tu generosidad.

Líbranos de las dificultades y protégenos

Tú eres mi refugio, mi escudo protector. Mira con bondad a este tu hijo que acude a ti. Derrama sobre aquellos que amo y sobre mí tus gracias. Enséñanos a amar y perdonar al prójimo. Ilumina nuestros pensamientos y deseos. Cubrenos con tu justicia, tu verdad y tu amor.

Confío en ti, Padre amado

No me dejes solo en estos momentos. Solo tú puedes dar tranquilidad a mi ser. Haz que mis grandes y difíciles problemas tengan una solución cuanto antes. Camina por mi hogar, por mi trabajo. Llévate mis problemas, mis necesidades, mis preocupaciones y miserias. Llévate los malos momentos y las dificultades. Llévate las enfermedades y los dolores. Cuida, vigila, guía y protege con tu poder a toda mi familia, mis amigos, mis buenos vecinos. No permitas que sufran las personas que amo. Aleja de nosotros todo mal y peligro, todo enemigo y mal deseo. Por tu inmensa caridad y gratificante bondad, haz que llegue a nosotros todo lo bueno y constructivo. Bendito seas por siempre, Padre amado, porque siempre nos escuchas y atiendes con amor. Bendito.

Reza con fervor y fe para recibir bendiciones

Señor Jesucristo, te pedimos con humildad que nos escuches y atiendas nuestras peticiones. Amén.

Consagrados a nuestro Padre del cielo

* Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

* Danos hoy nuestro pan de cada día.

* Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.

* No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Oración poderosa para recibir las bendiciones del Padre

* Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

¡Agradezcamos por las bendiciones recibidas!

Gracias por escuchar esta oración. Si te ha gustado, te invitamos a colaborar con Oraciones para Todos suscribiéndote a nuestro boletín, dándole me gusta a este artículo y compartiéndolo con aquellos que necesiten una dosis de esperanza y fe. Además, si deseas, puedes escribir tus intenciones en los comentarios y estaremos encantados de elevar tus peticiones al Señor.

¡Dios los bendiga a todos y gracias, gracias, gracias por su apoyo y devoción!

Artículos relacionados

Deja un comentario