MARIA AUXILIADORA DE LOS CRISTIANOS

Descubre la devoción mariana de María Auxiliadora de los Cristianos

Ruega por nosotros

O María Auxiliadora, hija predilecta del eterno Padre, ruega por nosotros. Virgen inmaculada, única digna de ser la madre de Dios, ruega por nosotros. Mi esposa casta y llena del Espíritu Santo, en cuyo corazón se encuentran todos sus dones, ruega por nosotros.

Para que el nombre de Dios sea conocido, amado y glorificado

María Auxiliadora de los Cristianos, ruega por nosotros. Que el reinado de Jesucristo se extienda por todo el universo. En todas nuestras penas y trabajos, para que siempre nos conformemos con la voluntad de Dios, ruega por nosotros.

Para que nuestras obras sean para la gloria de Dios

María Auxiliadora de los Cristianos, ruega por nosotros. Pide que cada día se aumente en las almas el amor y reconocimiento a Jesús sacramentado. Ilumina a los sacerdotes y que puedan ser luz y sol de la tierra. Si alguno nos hiciera sufrir, ruega para que pronto le perdonemos.

Para la protección y el bienestar de todos

María Auxiliadora de los Cristianos, ruega por nosotros. En todos nuestros males y tentaciones, que no nos olvidemos de invocarte. Por la conversión de los pecadores y por la gracia de vivir la contrición permanente de nuestros pecados.

Para que nadie quede desamparado

María Auxiliadora de los Cristianos, ruega por nosotros. Para que prosperen las obras que te reconocen como madre y abogada. Que aumenten en nosotros el amor a los Sagrados Corazones de Jesús y María, y así nos libres de la condenación eterna. Si nuestros padres, esposos, hermanos o hijos se hubieran extraviado, ruega para que pronto vuelvan a Dios.

Plegaria final

Oración a María Auxiliadora: Nuestra esperanza en las amarguras de la vida y nuestra fortaleza en todas nuestras dificultades. Hija privilegiada de Joaquín y Ana, esposa casta de José, no te olvides que al pie de la cruz fuiste nuestra madre. De rodillas ante tu milagrosa imagen y con nuestros corazones llenos de confianza, concluimos nuestra plegaria. Rogamos por el triunfo de la Iglesia, por el sumo pontífice, por los sacerdotes y las órdenes religiosas. Pide a Jesús por nosotros, para que después de haberte coronado aquí en la tierra, tengamos la dicha de contemplarte en el cielo por toda la eternidad. Amén.

Pide ahora por tus intenciones personales. Si deseas, compártelas en los comentarios. Continuamos...

En este artículo te invitamos a rezar juntos el Padre Nuestro, el Ave María y la Gloria al Padre, tres veces cada uno.

Padre Nuestro

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Ave María

Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gloria al Padre

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

¡Gracias por escuchar esta oración! Si te ha gustado, te invitamos a colaborar con Oraciones para Todos suscribiéndote a nuestro canal de YouTube, compartiendo este artículo y dejando tus intenciones en los comentarios. ¡Dios los bendiga!

Artículos relacionados

Deja un comentario