Los Salmos mas poderosos y milagrosos para curar enfermedades y proteger contra un daño o peligro

Descubre los Salmos milagrosos que te protegerán y sanarán: Una guía esencial

Los salmos más poderosos para curar enfermedades y proteger contra el peligro

Salmo 6: Oración en tiempo de prueba

Oh Señor, no me reprendas en tu furor ni me castigues en tu ira. Ten misericordia de mí, Señor, porque desfallezco. Sáname, oh Señor, porque mis huesos están abatidos. También mi alma está muy turbada. ¿Hasta cuándo, oh Señor?

Vuelve, oh Señor, y libra mi alma. Sálvame por tu misericordia.

Porque en la muerte no hay memoria de ti, ¿quién te alabará? El sol me ha agotado de tanto gemir. Toda la noche inundó mi cama y con mis lágrimas empapó mi lecho. Mis ojos están debilitados por el pesar, se han envejecido a causa de todos mis adversarios.

Apártense de mí todos los que obran iniquidad, porque el Señor ha oído la voz de mi llanto. El Señor ha escuchado mi ruego. El Señor ha aceptado mi oración. Todos mis enemigos se avergonzarán y se cubrirán de confusión. Retrocederán y serán avergonzados repentinamente, amén, amén.

Salmo 9: Alabanza al Dios de justicia

Te alabaré, oh Señor, con todo mi corazón. Contaré todas tus maravillas. Me alegraré y me regocijaré en ti. Cantaré a tu nombre, oh Altísimo. Cuando mis enemigos volvieron atrás, cayeron y perecieron ante ti. Porque has defendido mi juicio y mi causa.

Reprende a las naciones, oh Señor. Destruiste a los impíos. En su nombre has borrado para siempre al enemigo. Han sucumbido para siempre sus ciudades, has destruido con ellas su recuerdo. Pero el Señor permanecerá para siempre. Ha dispuesto su trono para juicio, juzgará al mundo con justicia, hará juicio a los pueblos con rectitud.

El Señor será un alto refugio para los oprimidos, un refugio en los tiempos de angustia. En ti confiarán los que conocen tu nombre, pues tú, oh Señor, no abandonaste a los que te buscaron.

Canten al Señor todos los que habitan en Sion. Cuenten en los pueblos sus hechos. Porque el vengador de la sangre se acordó de ellos. No se olvidó del clamor de los pobres. Ten compasión de mí, oh Señor. Mira la aflicción que me han causado los que me aborrecen.

Tú, que me levantas de las puertas de la muerte, para que cuente todas tus alabanzas en las puertas de la hija de Sion y me goce en tu salvación. Las naciones se hundieron en la fosa que hicieron, en la red que escondieron fue atrapado su pie.

El Señor se dio a conocer por el juicio que hizo. Los impíos fueron atrapados en la obra de sus propias manos. Los malvados se irán al infierno, todas las naciones que se olvidan de Dios. Porque el necesitado no será olvidado para siempre, ni la esperanza de los pobres perecerá eternamente.

Levántate, oh Señor, que no prevalezca el hombre. Sean juzgadas las naciones delante de ti. Infunde el espanto sobre ellas, oh Señor. ¡Amén!

Señor, que sepan las naciones que no son más que hombres, a mí, a mí no, a mí. Salmo 12.

El Señor salva a los pobres y los protege. ¿Por qué han desaparecido los piadosos y los fieles entre los hijos del hombre? Cada uno habla falsedad con su prójimo, con labios lisonjeros hablan con doblez de corazón. El Señor destruirá a todos los labios lisonjeros, a la lengua que habla grandezas. Dicen: "Por nuestra lengua prevaleceremos, nuestros labios están a nuestro favor, ¿quién más se hará nuestro?"

El Señor dice: "Por la opresión de los pobres, por el gemido de los necesitados, me levantaré. Ahora los pondré a salvo del que se ensaña contra ellos." Las palabras del Señor son palabras puras, como plata purificada en horno de tierra siete veces refinada. Tú, Señor, los guardarás, guárdalos para siempre de esta generación."

Salmo 20: Anhelo de liberación y victoria

El Señor te responda en el día de angustia, el nombre del Dios de Jacob te defienda. Él te envía ayuda desde su santuario y te sostiene desde Sión. Tenga memoria de tus ofrendas y acepte tu holocausto. Nosotros nos alegraremos por tu salvación y en el nombre de nuestro Dios alzaremos bandera.

Cumpla el Señor todos tus anhelos. Ahora reconozco que el Señor da la victoria. Ha surgido y le responderá desde su santo cielo con la fuerza liberadora de su diestra. Estos confían en carros y aquellos en caballos, pero nosotros confiamos en el nombre del Señor nuestro Dios. Ellos se doblegan y caen, pero nosotros nos levantamos y estamos firmes.

¡Salva, Señor! Que el rey nos oiga el día en que le invocamos. ¡Ámenn!

Salmo 146: Alabanzas al Rey libertador

¡Aleluya! Álava, oh alma mía, al Señor. Alabaré al Señor en mi vida, a mi Dios cantaré salmos mientras viva. No confíen en príncipes ni en hijos de hombre, porque no hay en ellos liberación. Su espíritu ha de salir y volver al polvo. En aquel día perecerán sus pensamientos.

Bienaventurado aquel cuya ayuda es el Dios de Jacob, cuya esperanza está puesta en el Señor su Dios. Él hizo los cielos, la tierra, el mar y todo lo que en ellos hay. Él guarda la verdad para siempre, hace justicia a los oprimidos y da pan a los hambrientos.

El Señor suelta a los prisioneros, abre los ojos a los ciegos, levanta a los que han sido doblegados. El Señor ama a los justos, guarda a los forasteros, sostiene al huérfano y a la viuda, pero trastorna el camino de los impíos.

¡El Señor reinará para siempre! Tu Dios, de generación en generación. ¡Aleluya! Amén.

Petición

Si deseas hacer alguna petición, relaja todo tu cuerpo, libera tus pensamientos y focalízate en lo que deseas comunicarle al Señor.

Reforzando tu pedido con oraciones y plegarias

Si estás buscando el apoyo espiritual necesario para tu vida, te invitamos a sumergirte en la práctica de las oraciones y plegarias cristianas. Estas poderosas herramientas te ayudarán a fortalecer tus deseos más profundos y conectarte con la divinidad.

Para comenzar, es recomendable escribir tu pedido en los comentarios a continuación, para así plasmarlo en palabras y reforzar su efecto. Si este contenido ha sido de utilidad, compártelo y ayúdanos a difundir la palabra de Dios.

Recuerda que ser feliz es un derecho innato que todos tenemos desde nuestro nacimiento. A continuación, te proporcionaremos un enlace de descarga para que puedas tener a tu disposición una colección de salmos en tu dispositivo móvil.

No olvides suscribirte al canal para recibir diariamente una oración poderosa que te acompañará en tu jornada espiritual. Estamos comprometidos en brindarte contenido valioso que te ayude a fortalecer tu fe y a encontrar paz en tu vida.

Así que, ¿qué estás esperando? Inicia tu práctica de oración hoy mismo y siente cómo la conexión con lo divino transforma tu vida.

Artículos relacionados

Deja un comentario