LETANÍAS A NUESTRA SEÑORA DEL BUEN CONSEJO

Oraciones a Nuestra Señora del Buen Consejo: Súplicas para encontrar la guía divina.

Señor, ten piedad de nosotros

Señor ten piedad de nosotros, cristo ten piedad de nosotros, señor ten piedad de nosotros, cristo o llenos.

Cristo escúchanos, Dios padre celestial ten piedad de nosotros, dios hijo redentor del mundo ten piedad de nosotros, dios espíritu santo ten piedad de nosotros, trinidad santa un solo dios ten piedad de nosotros.

Madre y Reina del Cielo

Amada hija del padre eterno aconseja nos madre y ruega por nosotros, augusta madre de dios hijo aconseja nos madre y ruega por nosotros, templo vivo de la santísima trinidad aconseja nos madre y ruega por nosotros, reina del cielo y de la tierra aconseja nos madre y ruega por nosotros.

Pero no de la sabiduría divina aconseja nos madre y ruega por nosotros, depositaria de los secretos del altísimo aconseja nos madre y ruega por nosotros, virgen prudentísima aconseja nos madre y ruega por nosotros.

En todos nuestros caminos

En todas nuestras dudas e incertidumbres aconseja nos madre y ruega por nosotros, en todas nuestras dificultades aconseja nos madre y ruega por nosotros, en todas nuestras tribulaciones y angustias aconseja nos madre y ruega por nosotros.

En toda nuestra esperanza aconseja nos madre y ruega por nosotros, en todos los peligros y tentaciones aconseja nos madre y ruega por nosotros, en todas nuestras empresas y negocios aconseja nos madre y ruega por nosotros.

En todas nuestras necesidades

En todas nuestras necesidades aconseja nos madre y ruega por nosotros, en todas las persecuciones y calumnias aconseja nos madre y ruega por nosotros, en todo agravio recibido aconseja nos madre y ruega por nosotros.

En todas las cruces y sufrimientos aconseja nos madre y ruega por nosotros, en todos los acontecimientos de nuestra vida aconseja nos madre y ruega por nosotros, en la hora de nuestra muerte aconseja nos madre y ruega por nosotros.

Pido tu intercesión

Por tu inmaculada concepción aconseja nos madre y ruega por nosotros, por tu dichosa natividad aconseja nos madre y ruega por nosotros, por tu admirable presentación aconseja nos madre y ruega por nosotros.

Por tu gloriosa anunciación aconseja nos madre y ruega por nosotros, por tu caritativa visitación aconseja nos madre y ruega por nosotros, por tu divina maternidad aconseja nos madre y ruega por nosotros.

Por tu santa purificación aconseja nos madre y ruega por nosotros, por tus angustias de tu maternal corazón aconseja nos madre y ruega por nosotros.

Por los sufrimientos de tu doloroso corazón aconseja nos madre y ruega por nosotros, por tu preciosa muerte aconseja nos madre y ruega por nosotros.

Por tu triunfante asunción aconseja nos madre y ruega por nosotros, santa maría madre del buen consejo aconseja nos madre y ruega por nosotros.

Paz y Misericordia

Cordero de dios que quita el pecado del mundo perdónanos señor, cordero de dios que quita el pecado del mundo escúchanos señor, cordero de dios que quita el pecado del mundo ten misericordia de nosotros.

Oraciones a la Santísima Virgen María

Nosotros, Señor, te rogamos a través de la Santa Madre de Dios, Nuestra Señora del Buen Consejo, que nos concedas el don del buen consejo. Amén.

Oración a Nuestra Señora del Buen Consejo

Señor Jesús, autor y pensador de todo bien, a través de tu encarnación en el seno de la bienaventurada Virgen María, le has comunicado tus luces sobre todo lo referido a la inteligencia celestial. Concédeme que al honrarla bajo el título de Nuestra Señora del Buen Consejo, pueda merecer siempre recibir sus mandados y consejos de sabiduría y salvación, que me conducirán al puerto de la feliz eternidad. Amén.

Oración a la Virgen María

Gloriosa y santa Virgen María, escogida por el consejo eterno para ser madre del Verbo encarnado, tesorera de las divinas gracias y abogada de los pecadores. El más indigno de tus siervos recurro a ti, a fin de que seas mi guía y consejo en este valle de lágrimas. Alcánzame, por la preciosísima sangre de tu divino Hijo, el perdón de mis pecados, la salvación de mi alma y los medios necesarios para conseguirla. Alcanza también, para la Santa Iglesia, el triunfo sobre sus enemigos y la propagación del reino de Jesucristo por toda la tierra. Amén.

Oración a Dios

Oh Dios, dispensador de todos los dones buenos y perfectos, haz que poniendo mi refugio en María, obtenga su mano maternal el consejo, ayuda y asistencia que necesito en todos los acontecimientos, incertidumbres y tribulaciones de mi vida terrenal, por tu Hijo y Señor nuestro, Jesucristo. Amén.

Oración a Nuestra Señora del Buen Consejo

Madre del Buen Consejo, dirige tu maternal mirada sobre mí. Deseo invitarte y seguirte, para aprender a tratar y amar a Jesús, Señor de mi existencia. Él será mi tesoro que mostraré con gozo a la humanidad. Por eso te necesito. Ven conmigo, guíame. Tú, Madre del Buen Consejo, acompáñame en la búsqueda de aquello que tu Hijo ha pensado hoy para mí y para cada uno de nosotros. Preséntanos a Jesús. Enséñanos a escucharle y a servirle donde Él nos necesite. Recuérdanos el consejo que diste en las bodas de Caná: "Haced lo que Él diga". Por eso, Madre, te pido que seas tú la inspiración de mis pensamientos, la guía de mis pasos, la maestra de mi disponibilidad, la madre y consejera de mi perseverancia. Amén.

Jaculatoria

Nuestra Señora del Buen Consejo, aconseja nos, madre, y ruega por nosotros. Gloriosa y santa Virgen María, escogida por el consejo eterno para ser madre del Verbo encarnado, tesorera de las divinas gracias y abogada de los pecadores, pide ahora por tus intenciones personales. Si deseas, compártelas en los comentarios.

Continuamos a continuación. Rezamos tres padres nuestros, tres avemarías y tres glorias. Haz la oración y los rezos con mucha fe.

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

El poder de la oración

La oración es una poderosa herramienta espiritual que nos permite conectarnos con Dios y expresarle nuestras intenciones y deseos. La oración nos acerca a la voluntad divina y nos ayuda a encontrar paz y fortaleza en momentos de dificultad. Jesús nos enseñó a orar con el Padre Nuestro, una hermosa oración que contiene las peticiones más importantes de nuestra vida espiritual.

El Padre Nuestro: Una oración completa

"Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén."

Esta hermosa oración nos enseña a acercarnos a Dios reconociendo su santidad y buscando su voluntad en nuestras vidas. Nos recuerda la importancia de perdonar a los demás y de pedir perdón por nuestras propias ofensas. También nos insta a confiar en la protección divina y a buscar su guía en momentos de tentación.

La oración a María

"Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén."

La oración a María nos permite acudir a la madre de Jesús, quien intercede por nosotros ante Dios. María es un ejemplo de fe y entrega, y en ella encontramos consuelo y protección. Nos recuerda que tenemos una madre celestial que siempre está dispuesta a escucharnos y a guiarnos.

La gloria al Padre

"Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén."

La gloria al Padre es una oración de alabanza a la Santísima Trinidad. Reconocemos y celebramos el poder y la grandeza de Dios, quien es eterno y está presente en nuestra vida diaria.

Colabora con oraciones para todos

Gracias por unirte a nosotros en esta hermosa oración. Si te ha sido de ayuda, te invitamos a colaborar con nuestro canal, Oraciones para Todos. Tu apoyo nos permite seguir compartiendo rezos, oraciones y plegarias para fortalecer nuestra vida espiritual. Puedes suscribirte a nuestro canal, compartir este artículo y dejar tus intenciones en los comentarios. ¡Que Dios te bendiga y te guíe siempre!

Artículos relacionados

Deja un comentario