lecturas del domingo 6 de agosto de 2023

Reflexiones del Evangelio Transfiguración de Jesús en agosto 2023

En el Evangelio de hoy, que corresponde al domingo 6 de agosto de 2023, se nos presenta una lectura sobre la transfiguración de Jesús en presencia de sus discípulos Pedro, Santiago y Juan en un monte elevado. En este pasaje del Evangelio según San Mateo 17,1-9, vemos cómo el rostro de Jesús resplandece como el sol y sus vestiduras se vuelven blancas como la luz. La fiesta de la Transfiguración del Señor nos invita a reflexionar sobre cómo podemos reconocer la luz del amor de Dios en nuestras vidas. El Papa Francisco nos pregunta si somos capaces de encontrar esa luz con alegría y gratitud en el rostro de las personas que nos aman. Pensemos en cómo podemos abrir nuestros corazones para ver y vivir plenamente el amor divino en nuestro día a día.

La Trascendencia del Señor Celebración Manifestación de la Majestad Divina

Jesús tuvo un momento de revelación en el cual decidió llevar a Pedro, Santiago y Juan a un monte alto y apartado. Una vez allí, se produjo un cambio en su apariencia en presencia de ellos: su rostro brillaba como el sol y su ropa se volvió de un blanco deslumbrante, reflejando la luz. (Ver Mateo 17,1-9)

Mensaje Diario Mateo La Transfiguración de Jesús

¡Descubre el mensaje de hoy! Lecturas para reflexionar acerca del Santo Evangelio del día: "Jesús se transformó delante de ellos".

En aquella ocasión, Jesús invitó a Pedro, Santiago y Juan a seguirlo a una montaña alta. Allí, se transfiguró ante ellos revelando su verdadera esencia: su rostro radiante como el sol y su ropa blanca como la luz. De repente, aparecieron Moisés y Elías, conversando con Jesús. Pedro exclamó: "¡Qué maravilla estar aquí contigo, Señor! Permíteme hacer tres refugios, uno para ti, otro para Moisés y otro para Elías". Mientras Pedro hablaba, una nube luminosa los cubrió y se escuchó una voz que dijo...

¡Descubre el mensaje del día! Lecturas para meditar en el Santo Evangelio de este domingo: "La transfiguración de Jesús".

Esa vez, Jesús eligió a Pedro, Santiago y Juan para acompañarlo a una montaña alta. En ese lugar, se transformó delante de ellos mostrando su verdadero ser: su rostro brilló como el sol y sus ropas se volvieron blancas como la luz. De repente, Moisés y Elías aparecieron, hablando con Jesús. Pedro le dijo a Jesús: "Señor, ¡qué privilegio estar aquí! Si lo deseas, haré tres tiendas aquí, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías". Mientras hablaba, una brillante nube los cubrió y se oyó una voz que dijo...

Segunda lectura

La segunda lectura del Evangelio de hoy, extraída del Libro de 2 Pedro 1, 16-19, nos habla de una experiencia vital para nosotros: "Lo hemos oído con nuestros propios oídos, pronunciado desde lo alto". Al compartir con vosotros la noticia del poderoso Dios y la venida de nuestro Señor Jesucristo, no os contamos una invención sacada de nuestras mentes, sino que nosotros mismos fuimos testigos de su soberana grandeza. Él fue honrado y glorificado por nuestro Padre celestial, cuando la Majestuosa Gloria se manifestó y proclamó: "Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia". Esta voz celestial la escuchamos con nuestros propios oídos mientras estábamos junto a él en la cima del monte sagrado. Por tanto, no hay duda de que se ha cumplido lo que se profetizaba desde hace tiempo, y os aseguro que es valedero confiar en esas palabras divinamente inspiradas y tomarlas como una lámpara que ilumine nuestro camino...

Reflexión del Papa Francisco

En el Evangelio de hoy, Jesús lleva consigo al monte a Pedro, Santiago y Juan, y se les revela en toda su belleza como Hijo de Dios (cf. Mt 17,1-9).

Hermanos y hermanas, esta lectura traza un camino también para nosotros. Nos enseña la importancia de permanecer junto a Jesús, incluso cuando no podemos entender todo lo que Él dice y hace por nosotros. Permanecer con Él nos permite reconocer en su rostro la belleza luminosa del amor que nos brinda, aun en medio de sus marcas de la cruz. Y es en su escuela donde aprendemos a ver esa misma belleza en los rostros de quienes nos rodean cada día: nuestra familia, amigos, compañeros y aquellos que nos cuidan de maneras diversas. ¡Cuántos rostros luminosos y llenos de amor podemos descubrir al permanecer con Jesús en nuestras vidas!

Reflexiones sobre la lectura del día en el Evangelio

Comencemos nuestra práctica con una meditación en audio sobre el Evangelio correspondiente a este domingo, según San Mateo 17,1-9. En este pasaje, Jesús se muestra en toda su gloria ante sus discípulos: su rostro irradiaba una luz similar a la del sol.

Podemos sumergirnos en esta experiencia espiritual de la mano de Fray Nelson Medina, quien nos guiará a través de la reflexión sobre este evento trascendental.

En la lectura, podemos visualizar a Jesús junto a Moisés y Elías, testimonios de la antigua alianza, reafirmando el cumplimiento de las profecías en la figura de Cristo. Esta visión es una muestra de su verdadera identidad como Hijo de Dios.

La transfiguración de Jesús no solo es un hecho histórico significativo, sino también un símbolo de la transformación espiritual que todos podemos vivir al seguir su ejemplo y sus enseñanzas.

En este audio, Fray Nelson nos invita a adentrarnos en la presencia de Dios y a contemplar su luz brillante, que nos guía en nuestro camino hacia la plenitud espiritual. Al igual que Pedro, Santiago y Juan, podemos ser testigos de esta maravilla divina y sentir la presencia de Dios en nuestras vidas.

Que esta meditación nos ayude a profundizar en nuestra fe y a buscar la transfiguración interior que nos lleve a estar más cerca de Dios, tal como lo hicieron los discípulos en presencia de Jesús. ¡Escuchemos juntos esta enseñanza e iluminemos nuestros corazones con la luz de Cristo!

Intenciones del día

El pasaje del Evangelio del domingo, recogido en San Mateo 17,1-9, nos relata la transfiguración de Jesús ante sus discípulos. En este poderoso evento, su rostro brilló como el sol y sus ropas se volvieron blancas como la luz. ¿Qué reflexión te sugiere esta lectura? ¿Cómo podrías aplicarla a tu vida? ¡Comparte en los comentarios tus peticiones de oración!

Al contemplar la escena de la transfiguración de Jesús, podemos percibir su gloria divina y majestad. Su rostro resplandeciente y sus vestiduras radiantes nos recuerdan su condición de Hijo de Dios y nos invitan a acercarnos a él con humildad y reverencia.

Este momento, presenciado por los discípulos Pedro, Santiago y Juan, también nos habla de la importancia de estar atentos y dispuestos a recibir las revelaciones de Dios. A menudo, nos perdemos las señales y mensajes que nos envía debido a nuestras preocupaciones y distracciones.

Pero lo más importante de este episodio es la enseñanza que podemos extraer para aplicarla a nuestra propia vida. Al igual que Jesús se transformó ante sus discípulos, también nosotros podemos experimentar una transformación espiritual si nos abrimos a la presencia y el amor de Dios en nuestras vidas.

Por eso, te animo a que medites en este texto y te preguntes cómo puedes aplicarlo a tu día a día. ¿Cómo puedes reflejar la luz divina en tu entorno? ¿Qué cambios puedes hacer en tu camino de fe para acercarte más a Dios?

Te invito también a que compartas en los comentarios tus intenciones de oración. Juntos, como comunidad, podemos elevar nuestras peticiones a Dios y encontrar fortaleza y esperanza en su amor infinito. ¡Que Dios te bendiga!

Artículos relacionados