Jehová te esta escuchando pídele el Milagro que tanto precisas con esta Poderosa Oración

Poderosa oración a Jehová: pide tu milagro con fe

La Importancia de la Oración en la Vida Cristiana

La oración es un elemento fundamental en la vida de todo cristiano. Nos permite establecer una comunicación íntima con nuestro amado Señor, Jehová. A través de la oración, podemos expresar nuestras necesidades, preocupaciones y agradecimientos a Dios.

En los tiempos de angustia, es especialmente relevante buscar un lugar tranquilo para estar en comunión con Dios y confiar en su poder. Como se menciona en Salmos 18:6, "En mi angustia invoqué a Jehová, y clamé a mi Dios. Él oyó mi voz desde su templo, y mi clamor llegó delante de él, a sus oídos".

Una Poderosa Oración para Pedir Milagros a Dios

Amadísimo Señor, en ti confío ciegamente porque eres mi eterno salvador. Te pido con todas las fuerzas de mi alma que puedas concederme el milagro que tanto preciso. Sé que siempre estás a mi lado y que nunca me abandonas. Con tu amor, todo lo puedo y confío plenamente en ti.

Permíteme avanzar hacia ti y alejar de mí todo lo que me impide estar más cerca tuyo. Ayúdame a superar las tentaciones y el apego por lo terrenal. Que tu amor prevalezca en mi corazón y sea visible en mi caminar. Perdóname si a veces me alejo de ti y si culpo a veces por mi sufrimiento y soledad. Te agradezco porque deseas que oremos en tu nombre por nuestras familias y por todo el mundo.

Una Conversación con Dios en los Momentos de Soledad

En momentos de soledad, es oportuno hablar con Dios desde lo profundo de nuestro corazón. Expresarle nuestras vivencias, problemas y necesidades con sinceridad. Reconocer que solo él sabe lo que es mejor para nosotros y nuestra familia.

Señor, vengo hoy a pedirte especial ayuda en lo siguiente: [Escribe tu petición aquí]. Confío en que escuchas mis súplicas y me darás tu protección y amor incondicional. Sé que mi provisión y prosperidad están en tus manos, ya que soy tu hijo/hija.

¡Gracias por escuchar mis oraciones! Siento tu presencia y agradezco tu guía en mi vida. Confío ciegamente en ti y sé que el milagro que tanto preciso está por ocurrir. Eres mi refugio y siempre estarás a mi lado. Gracias por cubrirme con tu manto y nunca dejarme solo/a.

Oración para encontrar la paz y fortaleza

Victoria y todos verán que eres mi Dios poderoso y eterno. Por eso, te doy una vez más las gracias. Gracias por lo que ya está sobrando. Gracias porque mis ojos verán tu gloria y todos verán que eres mi Dios poderoso y eterno, sublime y majestuoso. Todos te alabarán y confesarán que Jesús es el Señor.

Porque yo sé que el milagro que te pido se cumplirá en los próximos días. Porque tú vives en mí y en todas mis cosas. Tú eres mi fuente y mi guía. Tú eres la estrella de mi vida. Tú eres mi gran protector.

Bendiciones para los que oran

Bendice a los que oran para que puedan encontrarte en oración y a través de ti encuentren un propósito en la vida. Dale a todos aquellos que también rezan la alegría que proviene de la oración.

También oro por aquellos que cerraron sus corazones, que se apartaron de ti porque están bien ahora. Pero también oro por aquellos que cerraron su corazón porque están sufriendo. Que el enemigo se esconda y que la maldad sepa que, ya que la luz resplandezca en el cielo y en la tierra.

Petición de paz y protección

Que tu amor invada mi alma y líbrame de todo lo que sofoca mi corazón. Aviva mi deseo de estar contigo. Por favor, ayúdame a tener un día de paz. Que mi ángel de la guarda esté conmigo en todo momento del día. Veo mi sombra rodeada de luz blanca y protegida por ti y mi ángel.

Este día entrego todas mis preocupaciones y ansiedades de mi mente a ti y tus ángeles, para liberar la carga de mi alma. Me digno del perdón por todos mis errores y todo aquello con lo cual te he ofendido. Ayúdame a ser mejor cada día, porque contigo puedo mejorar muchas cosas. Perdóname si he dañado a alguien sin querer.

Agradecimientos y peticiones finales

Bendice a los que care y dame un corazón nuevo, mi Señor, para poderte amar como te lo mereces. Quiero agradecerte por este día y por todas las cosas lindas que me das. Especialmente, te doy gracias por creer en mí y por darme hoy una nueva oportunidad de ser mejor y crecer como persona.

Padre santo, dame el pan de cada día, sobre todo también la alegría necesaria para poder vivir. Dame la esperanza para no inundarme de temor en los momentos de dificultad. Dame la fe para saber que siempre estarás ahí para mí. Dale a mi corazón toda la paz y fuerza que necesita para afrontar los momentos difíciles.

Daré fe de los milagros que mediante esta oración pueden conseguirse. Muchas gracias por ayudarme y escucharme y hacerme tan feliz. Tú sabes cuánto añoro esto. Y por favor, cúrame de las conductas no saludables y adictivas que disminuyen mi energía y mi autoestima. Motíva me a tener un mejor cuidado de mi cuerpo para sentirme saludable y estar en comunión contigo, Señor mío. Te pido esta gracia en nombre de Jesucristo. Amén.

Contemplando la Presencia de Dios

A continuación, nos quedaremos unos segundos contemplando la presencia de Dios. Tan solo cierra tus ojos, toma aire profundamente y siente a Dios en tu interior y a tu alrededor. Tan solo déjate llevar y cuéntale todo lo que quiere para tu vida. Ten mucha fe.

El Derecho a ser Feliz

Te deseo un día lleno de bendiciones en manos del Señor y recuerda que ser feliz es un derecho que tenemos al nacer.

Gustado por favor, comparte y suscríbete

¡Recibirás cada día una oración poderosa!

Artículos relacionados

Deja un comentario