Haz esta poderosa oración y todo mal se alejará de tu vida

Oración poderosa para alejar todo mal y atraer la positividad en tu vida

En esta poderosa oración, te presentamos una manera de alejar todo mal de tu vida y recibir la protección de Jesús.

Aliento y protección divina

Jesús, tú que eres el emisario del reino de Dios, te pedimos que nos escuches. Necesitamos que alientes nuestras vidas y nos brindes una luz nueva para apartar cualquier oscuridad. Que tu sabiduría y poder actúen como nuestro abogado y refugio, para protegernos y sacarnos de las influencias negativas que nos persiguen.

Arrepentimiento y perdón

Señor, reconocemos nuestros pecados y te pedimos perdón. Restaura nuestras fuerzas debilitadas por el mal y las dificultades. Ayúdanos a vencer las batallas de la vida y a ver con claridad gracias a tu resplandeciente luminosidad.

Despejando obstáculos

Amado Dios, te suplicamos que nos cubras con tu manto de luz y amor. Líbranos de aquellos que se hacen pasar por amigos pero ocultan odio y falsedad. Danos la fortaleza para seguir creciendo y avanzando, incluso en medio de las pruebas y dificultades, confiando en tu gracia que nos sostiene.

Protección y liberación

Te pedimos, Señor, que apartes todos los impedimentos que nos frenan en lo físico, espiritual y terrenal. Cúbrenos con tu poderosa mano para detener las flechas del adversario y traer calma y paz a nuestras almas. Defiéndenos de la maldad y concédenos sosiego y progreso en nuestras vidas.

Evoluciona y mejora laboralmente: llena mis caminos de cosas buenas para que todo lo que emprenda sea provechoso y mis inversiones estén colmadas de buena suerte. Por favor, haz que mi vida sentimental sea plena, que no me falte el amor sincero y verdadero, y pueda tener a mi lado a la persona amada, a la persona que me complemente. Abundancia y prosperidad: que se abran mis puertas a la abundancia, que llegue a mí la prosperidad y la riqueza. Permite que pueda tener lo que preciso para vivir cómodamente y dame tu ayuda para que mis sueños se realicen.

Oh dulce y bueno Señor mío, no me dejes sufrir más y concédeme tu esplendoroso auxilio para que pueda conseguir todo lo que te he solicitado. Señor Jesús, Hijo mío redentor, sabiendo que tú siempre escuchas y atiendes las súplicas sinceras y humildes que te dirijo, confío en que no me negarás tu ternura y clemencia para salir de mis penas y carencias en estas difíciles horas.

Te ruego que aceptes mis más sinceros sentimientos de gratitud y derrames tu santa y divina bendición en mi vida, para que pueda alcanzar la felicidad que tanto anhelo. Solicito tu benevolencia, pues sé que tú todo lo puedes y actúas sobre nuestros cuerpos y almas, dándonos lo mejor y lo que es más conveniente, para que no suframos necesidad, desamor y angustia.

Mi buen Salvador, mi amigo y hermano, cúbreme con tu preciosísima sangre para que no regresen nunca los males que me amargan y que no dejen que entre en mi vida lo bueno.

En tu nombre, Jesús, a mí, a mí. Cierra tus ojos, siente la presencia de Cristo en tu vida. Tan solo déjate llevar, flota en el aire con la presencia de nuestro amado Jesús.

Toma aire profundamente, abre tus ojos, y si esta oración te ha gustado, por favor, dale un pulgar arriba y compártelo. Suscríbete al canal y recibirás cada día una oración poderosa. Debajo, en la descripción, voy a estar dejándote el enlace de descarga para que puedas tener esta poderosa oración en tu celular y compartirlo con tus seres queridos.

Sin más me despido, que tengas un bendecido día en manos del Señor. Y si te has quedado hasta el final de esta oración y quieres escribirme algo en particular, me sería muy grato poder leerlo en los comentarios. Y recuerda que ser feliz es un derecho que tenemos al nacer.

Artículos relacionados

Deja un comentario