El poder de la oración al Sagrado Corazón de Jesús: Testimonios reveladores

En este artículo, nos acercamos al Sagrado Corazón de Jesús, un manantial inagotable de gracia y consuelo. A través de la oración, podemos acudir a este tesoro divino en busca de ayuda y protección en nuestros momentos de aflicción, enfermedad o adversidad.

Haz esta oración al Sagrado Corazón de Jesús y mira lo que pasa

La confianza en el Sagrado Corazón de Jesús

A lo largo de la historia, muchas personas han depositado su confianza en el Sagrado Corazón de Jesús, sabiendo que sus oídos y su corazón siempre están abiertos para escuchar y remediar sus necesidades. Jesús nos anima a pedir, buscar y llamar, confiando en que recibiremos lo que necesitamos.

Haz esta oración al Sagrado Corazón de Jesús y mira lo que pasa:

"A quien he de pedir sino a Ti, cuyo corazón es un manantial inagotable de todas las gracias y dones. ¿Dónde de buscar sino en el tesoro de Tu corazón, que contiene todas las riquezas de la clemencia y generosidad divina? ¿A dónde de llamar sino a la puerta de ese corazón sagrado, a través del cual Dios viene a nosotros y por medio del cual vamos hacia Él? Oh Corazón de Jesús, aquí acudimos porque en Ti encontramos consuelo cuando estamos afligidos y perseguidos, pedimos protección cuando el peso de nuestra cruz nos abruma y buscamos ayuda cuando la angustia, la enfermedad, la pobreza o el fracaso nos impulsan a buscar una fuerza superior a las fuerzas humanas.

Creo firmemente que puedes concederme la gracia que imploro, porque Tu misericordia no tiene límites. Confío en que Tu corazón compasivo encontrará en mis miserias, tribulaciones y angustias un motivo más para oír mi petición. Quiero que mi corazón esté lleno de la confianza con la que oró el centurión romano en favor de su criado, la confianza con la que oraron las hermanas de Lázaro, los leprosos, los ciegos y los paralíticos que se acercaban a Ti, porque sabían que Tus oídos y Tu corazón estaban siempre abiertos para escuchar y remediar sus males."

Una entrega humilde

A pesar de nuestra indignidad, debemos confiar en el Sagrado Corazón de Jesús, quien es un Dios misericordioso y no rechaza a aquellos que se acercan a Él con un corazón contrito. Él mira sobre nosotros con Su mirada de misericordia y siempre encontrará en nuestras miserias y debilidades un motivo para concedernos lo que pedimos.

Por lo tanto, nos entregamos humildemente a los designios del Sagrado Corazón de Jesús, confiando en que Sus planes se cumplan tanto en nosotros como en todas las criaturas. A través de la intercesión del Inmaculado Corazón de la Virgen María, a quien Jesús nos ha confiado como hijos suyos, confiamos en que nuestras oraciones serán escuchadas y que nuestras necesidades serán satisfechas.

Bendiciones abundantes para ti y tu familia

Señor, te suplico que derrames abundantes bendiciones sobre mí y mi familia. Ten misericordia de nosotros, Sagrado Corazón de Jesús. Recurro a ti porque eres mi refugio, mi esperanza, el remedio para mis problemas y la reparación de mis faltas.

Entrega total en el Sagrado Corazón de Jesús

Oh Dios todopoderoso y eterno, míranos con misericordia. Que tus oídos y corazón estén siempre abiertos para escuchar y remediar nuestros males. Prometo honrarte y seguir tus enseñanzas. Tú que te sacrificaste por nosotros, debemos amarte y glorificarte.

El amor y la bondad del Sagrado Corazón de Jesús

El Sagrado Corazón de Jesús nos llena de amor y bondad infinita. Nos da fortaleza en momentos de sufrimiento, nos brinda esperanza y consuelo, nos perdona y nos anima. Me entrego y consagro al Sagrado Corazón de nuestro Señor Jesucristo, ofreciendo mis oraciones, penas y sufrimientos con el fin de honrarlo, amarlo y glorificarlo.

Confianza en el Sagrado Corazón de Jesús

Pongo toda mi confianza en el Sagrado Corazón de Jesús, pues solo temo a mi propia maldad y debilidad, pero espero todo de su bondad. Que su puro amor se imprima rápidamente en mi corazón, para que no pueda olvidarlo ni separarme de Él. Conjurado por sus bondades, deseo que mi nombre esté escrito en su corazón.

Un resplandor de la presencia de Jesús

Amado Jesús, ayúdame a percibir tu fragancia en todo lugar que vaya. Inunda mi alma con tu espíritu y vida, penetra y posee todo mi ser de tal manera que mi vida sea un reflejo de la tuya. Que brille a través de mí y permanezca en mi interior, para que cada persona que me encuentre pueda sentir tu presencia en mí.

La luz de Jesús a través de mí

Permíteme ser una luz para los demás, que no vean solo a mí, sino solo a ti. Quédate conmigo y comenzaré a resplandecer como tú, a brillar tanto que pueda iluminar a los demás. Que la luz de Jesús brille sobre quienes me rodean a través de mí. Permíteme alabarte como más te gusta, no solo con palabras, sino a través de mi ejemplo y mediante la fuerza atractiva de tu amor en mí.

La influencia armoniosa del amor de Cristo

De la influencia armoniosa de todo lo que haga, de la inefable plenitud del amor que existe en mi corazón por ti, alma de Cristo, santifícame. Oh, cuerpo de Cristo, sálvame. Sangre de Cristo, embriágame. Agua del costado de Cristo, lávame. Pasión de Cristo, confórtame.

El poder de Jesús

Un buen Jesús, óyeme. Dentro de tus alas se esconde. No permitas que me aparte de ti. Del maligno enemigo defiéndeme. En la hora de mi muerte, llámame o mándame ir a ti. Para que con tus santos te alabe por los siglos de los siglos. Amén.

Pedido especial

A continuación, si quieres hacer un pedido especial para tu vida, algo que estés necesitando de corazón, hazlo en este preciso momento. Si deseas puedes reforzar tu pedido escribiéndolo debajo en los comentarios.

Comparte y suscríbete

Al finalizar, si te ha gustado este artículo, por favor dale un like y compártelo. Me ayudaría mucho a divulgar este mensaje. Recuerda suscribirte si aún no lo has hecho, para recibir cada día una oración poderosa. Y no olvides difundir la palabra a otros. ¡Gracias!

Artículos relacionados

Deja un comentario