Una reflexión diaria: Agradeciendo al Señor por el pasado y futuro en nuestra vida

Agradecimiento a Dios por un nuevo día

Gracias señor por el día que pasó y por lo que vendrá. Solo Dios me da tranquilidad, confianza y protección. Sólo él puede salvarme, jamás sería derrotado. Dios es mi salvador, mi motivo de orgullo, me protege y me llena de fuerza. Dios es mi refugio (Salmos 62:57).

Gracias Señor por el día que paso y por lo que vendrá

Petición de bendiciones y protección para el día

Señor, gracias por este nuevo día que me regalas. Quiero pedirte que toques mi corazón con la fuerza de tu espíritu y me hagas alguien libre y soñador. Gracias, mi Dios, desde el fondo de mi corazón, por todas las bendiciones que me regalas en esta mañana.

Gracias, Dios del cielo, por permitirme estar vivo contemplando tu creación. Te alabo y te agradezco por este nuevo amanecer que me concedes presenciar. Soy consciente de que tú eres quien me da las fuerzas necesarias para vivir un día más.

Quiero adorarte porque este despertar es una nueva oportunidad para buscar la felicidad que tanto ansío y para continuar con la lucha y vencer los obstáculos que me apartan de ti. Gracias por la paz y la tranquilidad que me das, gracias por amarme tanto y por cuidar de mí y de mi familia.

Confianza en Dios y petición de bendiciones

Te encomiendo mi día para que nada ni nadie me robe la alegría que tú me das. Permíteme hoy sentir tu amor, bendice mi alma, purifica mi corazón. No permitas que los malos pensamientos destruyan la felicidad que tengo. Permite que sea instrumento de tu paz y que siga sosteniéndome con tu amor.

Sigue impulsándome para salir adelante. Hoy no dudo que las grandezas que ha predicado tu hijo amadísimo tienen su plenitud en su plan de salvación. Tengo la certeza de que ha resucitado y está vivo, y así nos ha dado la oportunidad de que toda la humanidad pueda resucitar a una nueva vida.

Ilumina mi camino el día de hoy. Más que todo, comienza a salir bien en las cosas que deseo. Eres el único que puede entenderme y el único que puede ayudarme a mejorar. Este día que comienza, sé bondadoso conmigo. Dame la mano y llévame para hacer que todo se solucione y el día brille.

Haz que más cosas mejoren y lluevan bendiciones en mi caminar. Confío en ti, pues nunca me has abandonado y siempre has hecho de mi vida la mejor. Sigue llenando mi vida de cosas buenas y bonitas, como lo has hecho desde siempre.

No necesito millones de cosas, solo te necesito a ti junto a mí, guiándome hasta que muera. Sé que no me abandonarás porque soy tu fiel siervo y me amas como a tu hijo. Abrázame fuerte y jamás me sueltes. No quiero salir nunca de tus brazos porque en ellos encuentro la paz que necesito para vivir con tranquilidad.

Gracias porque puedo levantarme cada día, gracias por el apoyo de tu santo abrazo que me da la confianza como un niño tiene a su padre. Gracias por actuar en mi corazón y por echar fuera...

Ayuda divina para vivir en libertad

Querido Padre celestial, te agradezco por tu gran amor y por las bendiciones que tienes preparadas para mí. Hoy te pido valentía y libertad para vivir sin apegos a lo que no puedo tener. Reconozco que no hay nada más grande e importante que tú. Permíteme llevar una vida en oración y crecer interiormente mientras lidio con mis aflicciones. También te pido que mi testimonio sea reflejo de tu verdad en todos los aspectos de mi vida: familia, amigos y trabajo. Ayúdame a vivir en servicio a los demás y a compartir tu amor con el mundo.

Peticiones y deseos

Señor, te pido que llenes mi corazón con tu presencia y que me concedas la capacidad de ver más allá de los límites, captando todas las posibilidades que la vida me ofrece. Tú eres quien anima mis pasos y mantiene encendida la esperanza en mi corazón. No permitas que las dudas, incertidumbres, materialismo e individualismo me derroten. Que siempre reconozca que tu gracia es suficiente para enfrentar cada nuevo día. Te pido que no olvides mis anhelos y te comparto mis deseos en esta oración. [Aquí puedes escribir tus peticiones y deseos en los comentarios]

Tu fuerza y gracia

Dios mío, eres y siempre serás mi motor. Sin ti, no estaría donde estoy ni podría lograr lo que anhelo. Te pido que nunca me abandones y que sigas acompañándome en todo momento, tanto en los momentos tristes como en los felices. Tu fuerza mantiene nuestros corazones unidos y tu gracia hace que cada día despertemos vivos. Te pido que me llenes de abundancia y que no falte el alimento en mi hogar. Sé siempre digno de tu gloria infinita.

Viviendo sin temor

En el nombre de Jesús, renuncio al temor y le quito el poder sobre mi vida. Te pido que bendigas mi noche para que pueda sentir valentía y coraje al enfrentar cualquier situación. Desata la unción del Espíritu Santo que rompe la esclavitud espiritual y me libera de todo temor. Te pido tu protección y que nunca apartes tu mirada de mí. Que los enemigos no toquen mi alma, hogar ni vida, y que las malas personas no entren en mi puerta. Revísteme de misericordia, bondad, humildad, dulzura y paciencia. Ayúdame a perdonar, como tú nos perdonas a nosotros.

Perdón y generosidad de Dios

Querido Dios, tú has perdonado y sigues perdonando nuestros pecados, pero sobre todo, también nos has brindado caridad y generosidad. Esta generosidad es el vínculo de perfección que hace brillar la paz de Cristo en nuestros corazones. Te damos gracias por esto, Dios padre y señor nuestro.

Gratitud y ayuda divina

Dios, te agradecemos tu infinita bondad para con nosotros. Deseamos desde lo más profundo de nuestro corazón que podamos recibir tu ayuda. Gracias por brindarnos tu amor, bendición y protección cada día. En el nombre de Jesús, amén.

Ser generosos y amar a los demás

Queridos lectores, les animo a agradecer por la vida que Dios nos ha regalado. Seamos generosos y vibremos con mucho amor. Ama a tus semejantes y verás grandes cambios en tu vida. Recuerda que ser feliz es un derecho que tenemos al nacer.

¡Comparte y suscríbete!

Si esta oración te ha gustado, por favor dale "like" o compártela. No olvides suscribirte al blog para recibir cada día una oración poderosa. ¡Que tengas un bendecido día!

Artículos relacionados

Deja un comentario