Gracias Dios por este nuevo amanecer Oración Milagrosa
¡Gracias Dios por este nuevo amanecer! Oración milagrosa

Oración Milagrosa: Un mensaje de agradecimiento a Dios por un nuevo amanecer

Amado Dios, qué hermoso poder despertar cada mañana, renovar mis fuerzas en ti y darte gracias por la salud, por el pan de cada día, por la ropa que me vistes y por las actividades con las que gano mi sustento. Tú conoces todos mis sueños, mis necesidades y mis batallas. Toma mi mano y llévame por caminos buenos. Ayúdame a ser una mejor persona y alcanzar mis metas. Permíteme tomar buenas decisiones y dame un corazón noble y generoso para actuar sin egoísmo. Por favor, protégeme del enemigo malvado y cúbreme con tu manto cada vez que tenga que salir de casa. Te suplico que me des la fuerza interior suficiente para hacerle frente a las situaciones difíciles y nunca me dejes olvidar que tus tiempos y tus planes son perfectos y que detrás de lo que hoy parece una dificultad es muy probable que una gran bendición esté aguardando. Te pido también por el bienestar de mis seres queridos. Que tu bendición nunca les falte. Tenlos a tu lado hoy y todos los días de su vida.

Por favor, cierra sobre la tierra una lluvia de milagros y permite que todos podamos sentir tu abrazo protector. Quiero que llenes mi alma de alegría, quiero poder disfrutar de ti, de tu sabiduría divina, para realizar todo correctamente y culminar la semana sintiendo esta fe que sólo tú puedes darme. Ante ti me arrodillo, padre amado, para que no olvides lo que te pido. Quiero que hoy sea un día más que especial, que irradie felicidad, mostrar la seguridad de que tú me has enseñado a tener. Tu palabra dice: "Si tú no edificas la casa, en vano trabajan los que la edifican, si tú no guardas la ciudad, en vano velan los guardias". Reconozco que toda bendición y cosa perfecta viene de ti, y acepto mi responsabilidad de poner por obra tu palabra y de ser diligente en mis asuntos diarios sin descuidar buscarte, procurando trabajar con ánimo y tratando bien a todas las personas que encuentran mi camino.

Pero aunque si yo fuese perfecto y todo lo hiciese bien, aún así dependo de tu bendición. Hoy declaro que este día tu bendición estará sobre mi vida y mi familia, y que cada día de la semana, una nueva sorpresa, un nuevo detalle de tu amor me mostrarás. Y en las cosas buenas y aún en las situaciones difíciles, yo podré sentir tu amor y tu cariño. Que todo espíritu de desánimo se haya echado fuera de mi vida, que todo lo que quiera perturbar este día, lo declaro inoperante. Jehová estará presente en este día y todo plan de las tinieblas se disipará. Todo lo maligno hoy queda anulado por el poder de la sangre de Jesucristo.

También quiero pedirte perdón, padre santo, por todos los pecados que he cometido y prometerte que te buscaré más, seré más agradecido, realizaré más oraciones en tu nombre para ser...

Oración para bendición y protección

Cada día más digna de ti, te pido también por todo aquel que termina esta semana con tristeza o dificultad, por las personas desempleadas, por las personas enfermas, por los niños y los ancianos desamparados, y por toda aquella persona que esté necesitando de ti, Padre. Bendice cada uno de mis pensamientos y sentimientos para no pensar o sentirme mal, para que todo lo que esté dentro de mí sea solo amor. Bendice cada una de mis palabras para no decir cosas de las que luego me pueda arrepentir.

Bendíceme, Señor, para que yo pueda hacer a tu imagen y semejanza, para llevar cosas positivas a todas las personas que me rodean, y para que todas ellas sean bendecidas por ti. Abro en el nombre de Jesús las puertas de las mejores oportunidades y conexiones en todas las áreas de mi vida. Eres tú mi proveedor, eres tú mi sanador, eres tú quien me cuida, eres tú el que me enseña. Eres mi Dios, mi salvador, mi amigo. Por tu gracia estoy de pie, por tu muerte en la cruz mis pecados son perdonados y olvidados, por el poder de tu sangre puedo enfrentar huestes de maldad y toda fuerza que se oponga a tu bendición, por tu resurrección me has dado la gracia de levantarme cada día nuevamente en el glorioso poder de tu Santo Espíritu.

Oración de agradecimiento y protección

Sabiendo con seguridad que ni la necesidad, ni la tribulación y la persecución, ni la angustia, ni el peligro podrán apartarme de tu amor ni desviarme de tu divino plan. Alabado sea Señor, gracias por inclinar tu oído y escuchar todas mis peticiones, y en especial la siguiente que de corazón te pido a continuación. Cierra tus ojos y realiza tu petición con mucha fe, escríbela debajo en los comentarios para reforzarla más mientras terminas de escuchar esta poderosa oración.

Hoy, Señor, declaro que así como dice tu palabra en Salmos 92:10, aumentarás mis fuerzas como las del búfalo y un aceite fresco vendrá sobre mi vida. Cobro ánimos en ti, Padre. Sé que me vas a suplir todo aquello que yo necesite, así como dice tu palabra en Salmos 37:25, porque tú eres mi Dios proveedor y no me desamparas. Tu mano me sostendrá con la preciosa sangre de Jesús.

Conexión con el amor divino eterno

Purifica también nuestras lenguas para que salgan solo palabras de vida, bendición, éxito, salud y prosperidad. Aquí y ahora elijo la paz que solo siento cuando recuerdo que el amor es lo único que existe y todo lo que soy. Concédenos en cada instante el recuerdo de tu amor divino, eterno, infinito, concédenos el recuerdo de todos somos el hijo de Dios que es amor en esencia, uno con el Creador.

Jesús, ahora y siempre te invito a entrar en mi vida, te acepto como mi guía interior, te elijo como mi maestro para recordar que como tú, somos espíritu de puro amor. Ve en Jesús, cúbreme con tu luz y hazme crecer en el espíritu puro que soy.

Te amo, Jesús. Te doy gracias por recordarnos lo que somos en verdad: amor. Te seguiré cada día de mi vida.

Gracias, Dios mío, por darme la bendición de tener un día más. Gracias porque hoy nuevamente puedo ver lo grande que es tu creación. En el nombre de Jesús, amén, amén.

Si te ha gustado este contenido, por favor, compártelo con todos tus seres queridos. No olvides suscribirte para recibir cada día una oración poderosa. Nos reencontramos mañana en el próximo artículo.

¡Que tengas un bendecido día bajo la protección del Todopoderoso! Y recuerda, ser feliz es un derecho que tenemos al nacer.

Artículos relacionados

Deja un comentario