Esta noche será de bendición porque Dios cuidará tus sueños Oración Poderosa para Dormir

Oración poderosa para tener sueños bendecidos

Oración poderosa para dormir

Señor mío, Dios del cielo y de la tierra, esta noche vengo ante ti con este gran anhelo que inunda cada día más mi ser. Tú conoces mi vida mejor que nadie, mis altas y bajas, mis momentos tristes, mis momentos buenos y todas las pruebas, luchas, dolores y necesidades que he tenido que enfrentar. Tú sabes lo que necesito para que mi alma goce de la felicidad que anhelo en este mundo pasajero. Hazme feliz ahora, Señor, en este momento, con la paz de mi alma y el gozo de sentirte vivo en mi corazón, porque de ahí proviene todo lo demás que necesito. Borra de mi ser todo motivo de tristeza, depresión, llanto y desolación. Quiero ser una persona llena de motivos para sonreír y disfrutar de la vida que tú me regalas. Sana mi alma y mi cuerpo, Señor, dame mucha paz y vitalidad para sentirme libre de vivir la vida que quiero y que tú tienes preparada para mí.

Esta noche, pongo en tus manos la pequeña de mi vida, para que mientras duerma, santifique todas mis intenciones. Te entrego todo lo que tengo en el corazón, pequeño y pobre, para que cuando mañana me levante, refleje lo mucho que te amo. Envía tu Espíritu Santo sobre mí, para que con sus siete dones, me convierta en testigo de la verdad. Dame la gracia, Señor, por medio de tu Espíritu, de conocerte más, de amarte aún más, de experimentarte en cada instante de mi existencia. Ayúdame a aumentar mi fe en ti cada día, que nada me perturbe, porque en mi corazón sé que todo lo mejor que llega a mi vida proviene de ti.

Ayúdame a controlar mis emociones, que no me dejes llevar por sentimientos que me amargan la vida y me llenen de miedo. Quiero, antes de dormir, perdonar y bendecir a quienes me hayan lastimado durante esta semana. También, perdonarme a mí misma sin nombre tan bien como hubiese querido. Me libero ahora mismo de todas las cargas, perdonando todo y cada una de las personas involucradas, para así transformarlo en una experiencia de aprendizaje y sabiduría, para no repetirlos jamás. Que cada día aprenda a sentir mayor felicidad y estar satisfecha con mi vida.

Por favor, dame el control sobre mis pensamientos, que pueda mantenerme fiel a los pensamientos que me llenan de felicidad, de bondad y paz. Enséñame, Señor, a disfrutar de esta vida, de las cosas más sencillas que son las que realmente nos traen felicidad. Aleja de mi lado o transforma el corazón de las personas que no quieren verme feliz o que no aportan felicidad y tranquilidad a mi vida. Quiero vivir mi vida con alegría y pasión por todo lo que hago, hacer lo que me gusta y disfrutar de cada día que tú me das.

¡Acompáñame siempre, Señor, en mis actividades, en mi trabajo, en mis relaciones!

El prójimo: Acompáñame en mis ansiedades y preocupaciones

Señor, te pido que siempre encuentres el tiempo para estar conmigo, contemplar todo lo que me rodea y orar para alcanzar la paz que me falta. Ayúdame a vivir en plena armonía contigo y con los demás. Abre e ilumina mil caminos y concédeme salud, trabajo y dinero para cubrir mis necesidades básicas. No permitas que las carencias causen tristeza en mi hogar.

El camino hacia la paz

Dame auxilio en todo lo que preciso en mi vida. Rodeame de gente buena y honorable que sepa compartir y dar amor. Esta noche acudo a ti, Señor, para que me llenes de tu paz. Que mi corazón esté abierto a tu llamada y sea siempre bueno y dócil. Ayúdame a tener un corazón compasivo como el tuyo.

Vivir confiadamente en el amor y la misericordia de Dios

Aquí estoy, Señor, transparente como el agua pura. Pon mi realidad a tus pies y permíteme vivir confiadamente, esperanzadamente, sumergido en la inmensidad de tu amor y misericordia. Gracias, Padre, porque tu Hijo está presente en el silencio del sagrario esperándome cada día. Gracias, Jesús, por tu amor y tu misericordia.

Reconocer los caminos de Dios para mi bienestar

Ayúdame a reconocer los caminos que has dispuesto para mi bienestar, prosperidad y felicidad. Alivia mis penas y permíteme ser una persona nueva y mejor cada mañana. Bendice mi mente para que siempre piense en ti, como un buen cristiano, dejando a un lado cualquier pensamiento de resentimiento o desamor hacia los demás. Limpia mis pecados y mis heridas durante la noche.

Pidiendo protección y bendiciones para mí y los demás

Señor, te pido que me concedas descanso para mi cuerpo físico y astral. Bendice también el descanso de mis seres queridos, familiares y amigos. Protege todos los hogares del mundo entero, que nada malo les pase, que ninguna enfermedad llegue a ellos y que ninguna persona con malas intenciones se acerque a sus familias. En el nombre de Jesús, amen.

Concéntrate en tus bendiciones y objetivos

Cuando te encuentres en momentos de oración, cierra los ojos y concéntrate en todas las bendiciones que deseas para tu vida. Es importante que te enfoques únicamente en tus objetivos, sin preocuparte por cómo llegarán a cumplirse. Recuerda que Dios siempre obra desde los lugares menos pensados, y Él te sorprenderá con su grandeza.

Escribe tus peticiones y compártelas

Si deseas reforzar aún más tus peticiones, te invito a escribirlas en los comentarios. Al hacerlo, estarás activando tu fe y confiando plenamente en la extraordinaria capacidad de respuesta de Dios. Además, al finalizar, si esta oración ha sido de tu agrado, te invito a darle una manito arriba y a compartirla con otras personas.

Recibe una oración poderosa cada día

No olvides suscribirte a este canal para recibir diariamente una oración poderosa. De esta manera, podrás fortalecer tu conexión con Dios y recibir su guía en cada jornada. Permítete tener profundos y placenteros sueños bajo la protección del Todopoderoso y recuerda que ser feliz es un derecho que todos tenemos al nacer.

Despedida y agradecimiento

Ha sido un placer compartir esta oración contigo. Nos reencontraremos mañana con más inspiración y enseñanzas espirituales. Que la paz y el amor de Dios te acompañen siempre. ¡Hasta pronto!

Artículos relacionados

Deja un comentario