Escucha esta Oración Poderosa antes de Dormir y Mira lo que pasa

Descubre el poder transformador de esta poderosa oración antes de dormir

Muy buenas noches, mis queridos hermanos y hermanas. Escucha esta oración poderosa antes de dormir y mira lo que pasa:

"Tu guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera, porque en ti ha confiado." (Isaías 26:3)

Por favor, cierra tus ojos y concéntrate en todo lo que deseas para tu vida. Y si lo deseas, escribe tu petición debajo en los comentarios para reforzar. Lo más amado Padre Celestial, reconozco que en estos momentos en que se oculta el atardecer es cuando me encuentro más libre para acercarme a ti. Asimismo, Señor, reconozco también que no hay otro ser al que yo pueda recurrir sino a ti. Por eso, en este momento de la noche, me pongo en tus santas manos para que seas tú a través de tu Espíritu Santo sanando me en lo más profundo de mi ser.

Gracias te doy por ofrecerme esta ventana que me lleva a ti a través de la oración. Me acerco a ti en este silencio que anuncia que el día está por terminar para decirte que mi vida es dichosa porque tú estás en ella. Tú, Dios mío, eres la fuente de tranquilidad y esperanza que todo ser humano quiere experimentar. No me abandones jamás, permíteme seguir experimentando tu amor gratuito e incondicional. Cuida de mi sueño, que sea dulce y apacible. Cuídame mientras yo duermo y que mi despertar sea junto a ti.

Deja atrás mi pasado y todo lo que en él me aqueja. Restáurame por completo durante mi sueño y que mañana pueda despertar en completa paz, porque sólo tú puedes concederme ese milagro. Y en las noches frías, sé tú mi abrigo. En la soledad, mi compañía. Y durante mi transitar por la vida, me guías. Bendice a mi familia y mi hogar. Bendice a los enfermos del mundo y a los que están solos. Gracias por la vida y por este bello anochecer.

Te busco, te miro, te siento y quiero decirte mis gracias. Gracias por todo lo que me regalas, por todo lo que amo, por todo lo que vivo. Quédate en mí, habita en mi alma, te necesito siempre. Me encanta el silencio de la noche, para que vengas a hacerme compañía y despertar en mí los deseos de salvación. Cierro mis ojos y disfruto de tu santa presencia, esa presencia que renueva mis fuerzas.

Abrázame fuerte y permíteme saber que estarás conmigo por siempre. Abre mis ojos para que yo te vea y te ame de todo corazón. Esta noche, mi día vivido sea la mejor ofrenda, que el cansancio del día se guarde entre tus manos para descansar. Y que toda mi familia también goce de tu presencia y paz. Limpia mi corazón, Señor, con este descanso. Renueva mi deseo de que mañana sea mejor y que pueda amarte más. Por favor, bendice mi vida, la de mi familia, mis amigos y a todos los que pasan por adversidades en este mundo.

¡Yo me entrego a ti, Señor!

¡Oh Señor! Confío en ti y en tu justicia. Te ruego que escuches mi súplica y vengas pronto en mi ayuda. En ti encuentro refugio y protección, eres mi fortaleza y mi guía. En esta noche te pido que apartes todas mis preocupaciones y me ayudes a entender que el futuro está en tus manos.

Guiado por tu amor

En tu nombre, Señor, deseo que me guíes y me conduzcas. Hazme una persona llena de pensamientos positivos y aleja de mí el mal, el rencor y la envidia. Permíteme vivir en paz conmigo mismo y con los demás, y que solo sienta amor, compasión y gozo en mi corazón. Ayúdame a aceptar tus designios y a ser responsable con mis palabras y acciones.

Confianza en ti

Tú eres la luz que ilumina mi mente, la paz que reina en mi corazón y la sabiduría en mis decisiones. Deposito toda mi esperanza y fe en ti, porque solo tú puedes protegerme y liberarme del mal. Confío en que estarás siempre a mi lado, guiándome en mi camino.

Sanación y agradecimiento

Doy gracias a Dios por todas las bendiciones recibidas. Te pido que sanes mi alma y me brindes tranquilidad. Agradezco cada día y espero con alegría las nuevas oportunidades que me brindas. Confío en que mi mente se renueve y se enfoque únicamente en tu voluntad.

Cierre

Que mi vida esté libre de todo lo que no te agrada, Señor. Coloco mi corazón y mi vida en tus manos para que los limpies y los guíes hacia el camino correcto. Te lo pido en nombre de Jesús. Amén.

Relajación y reflexión

Mantén tus ojos cerrados y toma respiraciones profundas, relajando tu cuerpo con cada exhalación. En este momento de paz, reflexiona sobre las palabras pronunciadas y permite que el amor divino llene tu ser.

La maravilla de la creación de Dios en nuestro cuerpo, alma y espíritu

El aire recorre nuestro cuerpo a través de nuestra sangre, una muestra de la maravillosa creación de Dios. Nuestro cuerpo, alma y espíritu son regalos divinos que nos permiten experimentar la grandeza de nuestro Creador.

Siente la grandiosidad de Dios en cada parte de ti, desde la punta de tus dedos hasta el fondo de tu corazón. No hay sensación más hermosa que dejarse llevar por la presencia divina.

Nuestra conexión con lo sagrado es un regalo que debemos proteger y valorar. Es a través de nuestro cuerpo que podemos experimentar el amor, la paz y la felicidad que Dios tiene reservados para nosotros.

El poder de la oración es increíble, nos permite conectarnos con lo divino y recibir bendiciones. Cada día, te invitamos a unirte a nosotros y recibir una oración poderosa que alimentará tu alma y te dará paz en momentos de dificultad.

Ser feliz es un derecho que todos tenemos al nacer. Dios nos ha dado todas las herramientas necesarias para vivir una vida plena y llena de amor. No olvides que mereces la felicidad y que eres digno de alcanzarla.

Cada día, comparte la belleza de las oraciones con aquellos que te rodean. Alimenta su alma y ayúdalos a encontrar consuelo y esperanza en Dios. Juntos, podemos ser una fuerza de amor y transformación en este mundo.

Gracias por ser parte de nuestra comunidad. Te invitamos a dejar un comentario y compartir esta maravillosa oración con alguien que amas. Recuerda que en la unión está la fuerza, y juntos podemos contagiar esperanza y fe en todos los corazones.

Artículos relacionados

Deja un comentario