En el Nombre de Jesús concédeme el Milagro que preciso Escucha esta Oración y Recibe un Milagro

La poderosa oración que puede concederte el milagro que necesitas

Milagros a través de la oración

En el nombre de Jesús, concédeme el milagro que preciso. Escucha con mucha atención esta poderosa oración y recibe un milagro en tu vida. Para ello, necesitas estar relajado/a, así que búscate un lugar tranquilo, relaja todo tu cuerpo y libera todas tus tensiones. Tan solo escucha con mucha atención la siguiente oración:

Oración para la paz y el bienestar

Señor y Salvador Jesucristo, hoy acudo a ti en mi forma más natural para que te hospedes en mi vida. Te acepto tal y como eres, mi Señor, Dios salvador. Sana, transforma y bríndame física, mental y espiritualmente. Acércate, mi buen pastor, María, en tu majestuosa sangre y colma mi ser de tu Espíritu Santo. Por tu poderoso nombre, Jesús, ahuyenta todo mal y espíritu que vaga a mi alrededor buscando mi perdición y queriendo desviarme de tu camino. Líbrame de todos los peligros y cuídame en el camino para no tropezar. Te pido que toda mi existencia transcurra siempre en tu compañía.

Petición de perdón y protección

Pido perdón por mis innumerables pecados y me arrepiento de cada uno de ellos. Te ruego que perdones a todos aquellos que te han insultado. Renuncio a toda potestad y tentación de Satanás, así como a todas sus viles y malignas criaturas que acechan con sus crueles y destructivos actos. Hoy me ofrezco a ti por completo, con todo mi ser. Te agradezco por el don de tu humildad, tu misericordia y tu perdón. Quiero que mi vida esté limpia de pecado para que todas las bendiciones que tienes para mí lleguen sin distorsión y los milagros que preciso se cumplan tal como tú quieres, por tu poderoso nombre, Jesús.

Sanación y protección contra las adversidades

Sanáme de mis dolencias y aflicciones, así como San Pedro y San Juan sacaron al paralítico mendigo apostado fuera del templo invocando tu santo nombre. Yo también imploro a tu santísimo nombre, Jesús, para que te lleves contigo todos los problemas que acechan y no me dan tranquilidad. Confío en ti, en el poder de tu amor y en la inmensidad de tu santo nombre, Jesús, por el cual se hicieron todas las cosas del cielo y de la tierra. Por ello, hoy me arrodillo ante ti con toda humildad para que puedas ayudarme en el milagro que tanto estoy precisando últimamente.

Comparte tu milagro

A continuación, cierra tus ojos y cuéntale a Jesús el milagro que precisas en tu vida. Hazlo con mucha fe y escríbelo en los comentarios para reforzarlos aún más mientras continúas escuchando esta poderosa oración. El día de hoy, me declaro en victoria sobre todo obstáculo, carencia, desgracia, falta de dinero, enfermedad y amor. Las dificultades y las circunstancias negativas no tienen ningún poder sobre mi vida en el nombre de Jesús.

Rezos, Oraciones y Plegarias

Oración de fe y confianza

Tu Señor está conmigo y eres el vencedor. Tú tienes el poder de sacar fuera de mi vida todo lo que está mal. Por eso, en tu nombre, Señor Jesús, toda enfermedad se sana, los enemigos huyen despavoridos, la economía de mi hogar se restablece y mi vida entera da buen fruto. Si estás Tú a mi lado, hoy sé que todas las situaciones difíciles en mi trabajo, en mi casa o en mis estudios tienen solución en el nombre de Jesús. Sólo creo en Ti que todo lo puedes. Tú me darás la victoria aunque crea que todo está perdido. Pues Tú tienes el poder de repararlo todo. Creo de corazón que si te pido con fe y humildad, Tú harás el milagro que preciso. Por eso, en esta oración, te pido que me des un espíritu de poder, un espíritu de amor y de dominio propio. Y por favor, llévate lejos todo espíritu de miedo, de temor y de desesperanza.

Certeza de la gracia de Dios

Cuando me acerco a Ti, amado Jesús, siento que me llenas de paz y alegría. Me animas y me fortaleces. Tú le hablas al Padre sobre mí, sobre mis penas y mis angustias, y Él te escucha y te atiende. Por eso, hoy me presento delante de Dios en tu nombre, mi Jesús que eres su Hijo amado, para darle a Él toda mi gratitud por cada bendición recibida y por todas las que vendrán. Porque Tú has dicho que todo lo que pidamos en tu nombre será concedido, de acuerdo a la voluntad del Padre. Esto es para que Él sea glorificado en el Hijo. Por lo tanto, confiaré en la autoridad de tu nombre que ha sido concedida por el Padre en la tierra y en el cielo.

La poderosa oración

Hoy declaro que al pronunciar tu santo nombre, Jesús, y confiar en Ti, experimento señales maravillosas en mi vida. De fortaleza, de sanidad, de claridad, decisión y de bendición. Y por eso, hoy te doy gracias, Señor Jesús, por ser el Rey de mi vida, por salvarme y por mostrarme los caminos del bien. Te alabo, te bendigo y te doy gracias porque tus obras son perfectas. Tú me libras del sufrimiento, del desconsuelo y de la tristeza. Tú me levantas del abatimiento y reparas mis fuerzas. Porque Tú has dicho que tu gracia es todo lo que necesito para vivir. Por eso, quiero abandonarme hoy en tus manos y que la duda que ha sembrado el enemigo en mi vida se vaya, se diluya y desaparezca por siempre. Yo acepto tu poder sobre mi vida y sobre todo cuanto existe.

Versículos sobre el poder de la oración

  • Filipenses 4:6-7: No se inquieten por nada, más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y den gracias a él.
  • Romanos 8:26: De igual manera, el Espíritu ayuda en nuestra debilidad, pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede ante Dios por nosotros con gemidos indecibles.
  • Mateo 21:22: Todo lo que pidan en oración, creyendo, lo recibirán.

Presenta tus peticiones a Dios y da gracias

La paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará tus corazones y pensamientos en Cristo Jesús (1 Tesalonicenses 5:16-18). Estar siempre alegres, orar sin cesar y dar gracias a Dios en toda situación es su voluntad para nosotros en Cristo Jesús (1 Juan 5:14).

Confía en Dios y ora de acuerdo a su voluntad

Esta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: si pedimos conforme a su voluntad, él nos oye.

Muchas gracias, hermanos y hermanas, por haber escuchado esta oración junto a mí.

Si te ha gustado esta oración, por favor compártela y dale "me gusta". Además, te invito a suscribirte a nuestro canal para recibir cada día una poderosa oración.

¡Que tengas un hermoso día en compañía del Señor!

Si deseas dejarme un comentario, ten la seguridad de que lo leeré con mucho gusto. Me alegra poder leer tus testimonios y cualquier cosa que desees compartir. Recuerda que te quiero mucho y recuerda siempre que ser feliz es un derecho que tenemos desde que nacemos.

Artículos relacionados

Deja un comentario