Durmiendo en las Manos del Señor oración poderosa para dormir

Descansa en Paz: La Oración Poderosa para Dormir en las Manos del Señor

Por favor, cierra tus ojos, relájate y concéntrate en todo lo que quieres para tu vida. Pídeselo a Dios de corazón, debajo en los comentarios.

Entregándose a la paz de Dios

Misericordioso y bondadoso Señor, te agradezco por este día que me has permitido vivir junto a mi familia y seres queridos. Gracias por todas las bendiciones que me has brindado y por la oportunidad de disfrutar de la vida.

Ahora me acerco a ti en busca de paz y tranquilidad para poder descansar plenamente esta noche. Encomiendo a ti a mi familia y seres queridos y te pido que los protejas mientras duermen y nos bendigas con un sueño reparador.

Escucha mis palabras esta noche. Te doy las gracias por todo lo que has hecho por mí y por mi familia en este día. Te pido que me guíes y protejas durante esta noche y me concedas un sueño profundo y reparador.

Buscando la serenidad

En esta noche oscura, te ruego que me liberes de todas mis preocupaciones y ansiedades. Que me des la fuerza para confiar en ti y dejar todos mis problemas en tus manos.

Ayúdame a encontrar la serenidad que necesito para descansar y recargar mis energías. Te pido que me cubras con tu amor y misericordia, que me llenes de tu paz y tranquilidad.

Haz que mi mente se serene y que mis pensamientos sean positivos y constructivos. Libérame de todo temor y angustia, y lléname de esperanza y de confianza en ti.

Un sueño reparador

Te suplico que me des la gracia de dormir profundamente sin interrupciones ni pesadillas. Que mi sueño sea reparador y que me despierte con energía renovada y con un corazón agradecido por tu amor y tu cuidado.

Hoy me siento cansada por las tareas de este día, pero confío en que tu paz me envolverá para dormir en paz. Reconozco que solo en ti puedo encontrar verdadero descanso y seguridad. Por eso, me acojo a la sombra del todopoderoso, confiando en que tú me das esa paz que sobrepasa todo entendimiento.

Confiando en la providencia

En tus manos encomiendo mis pensamientos y mis acciones de mañana. Ayúdame a confiar en ti de todo corazón, y a no afanarme por las cosas pasajeras de la vida. Fortaléceme para esperar en ti en silencio, sabiendo que eres mi pastor y nada me falta.

Señor, sé que a veces me siento inquieta y preocupado por las cosas del mundo, pero sé que tú eres mi refugio y mi fortaleza. En tus manos encomiendo mis pensamientos y mis temores, sabiendo que me sostienes con tu amor y tu gracia.

Has que resuene interiormente la sabiduría de tu palabra, que se haga presencia en mi alma para que, a la luz del espíritu, mi vida, mis acciones, mis experiencias y mis palabras sean testimonio tuyo. Dice tu palabra que más vale dominarse a sí mismo que conquistar ciudades. Por eso, hoy te pido que me des la fuerza para conquistarme.

Abandonando los pensamientos negativos y encontrando paz

Es importante abandonar todos nuestros pensamientos negativos para poder vivir en un estado de calma y armonía. En este momento de descanso, podemos sentir la presencia de Dios cerca de nosotros, reconfortándonos y dándonos la seguridad que necesitamos para poder dormir en paz. Que su presencia esté con nosotros durante toda la noche y que sus ángeles nos guarden y protejan de todo mal. Que su Espíritu Santo nos acompañe y guíe hacia un sueño profundo y reparador.

Dando gracias por las bendiciones recibidas

Padre celestial, te doy gracias por todas las bendiciones que has derramado sobre mí, mi familia, mis amigos, mi hogar y mi trabajo. A veces, la vida puede parecer difícil y agotadora, y en este momento me siento cansada y abrumada. Por eso, te pido, Señor, que me des la fortaleza que necesito para enfrentar los desafíos de la vida con valentía y determinación. Te pido que me ayudes a soltar todas mis preocupaciones y temores, y que me permitas dormir en paz sabiendo que estás a mi lado, cuidándome y protegiéndome.

Sintiéndonos renovados cada mañana

Que tu amor y tu gracia nos envuelvan y que al despertar cada mañana podamos sentirnos renovados y fortalecidos para enfrentar un nuevo día con alegría y confianza. Te pedimos, Señor, que nos permitas ser instrumentos de tu amor y de tu paz en el mundo. Ayúdanos a vivir de acuerdo a tu voluntad y a compartir con los demás la luz que has puesto en nuestros corazones. Ayúdanos a soltar todas las preocupaciones y afanes del día a día y permítenos descansar en tu presencia.

Dando nuestros sueños y preocupaciones a Dios

En tus manos colocamos nuestros sueños, nuestras esperanzas y nuestras preocupaciones. Ayúdanos a confiar plenamente en ti y a depositar todas nuestras cargas a tus pies. Haz que en nuestras vidas se instale el bienestar, que podamos evolucionar y mejorar en todos los aspectos de la vida. Llena nuestros caminos de cosas buenas para que todo lo que emprendamos sea provechoso y podamos llevar una vida sin complicaciones. Permítenos abrir las puertas a la abundancia, que podamos llamar a la prosperidad y la riqueza. Danos tu ayuda para que nuestros sueños se hagan realidad.

Siendo auténticos seguidores de Dios

Señor, tú nos invitas a seguirte para ser sal de la tierra, luz del mundo, parte de la vida verdadera, fermento que da fruto, semilla que crece. Pero eso no lo podemos lograr si no somos auténticos, a semejanza tuya. Envía tu Espíritu sobre nosotros para que nos haga crecer en autenticidad y verdad. Líbranos, Señor, de todas aquellas máscaras que entorpecen nuestro crecimiento como cristianos, como discípulos tuyos.

Una oración de asombro y entendimiento

Haznos tener plena conciencia de que nuestra identidad es ser uno contigo. Haz de nosotros almas orantes, para que nuestro asombro surja de una oración con el corazón abierto. Que seamos conscientes de tu grandeza, de tu amor, para pedirte lo que necesitamos y que nos lo concedas, para nuestro asombro. Que tu Espíritu nos abra la mente y los ojos al entendimiento, para que podamos ser auténticos seguidores tuyos.

Todos mis esfuerzos crezcan en el asombro constante y pueda captar en mi vida la grandeza de tu amor infinito. Te adoro Dios mío, te amo con todo mi corazón, te agradezco el haberme creado, el haberme hecho cristiana. Gracias por los grandes y pequeños regalos que has puesto en mi camino el día de hoy. Gracias por todo aquello que no le prestamos atención y nos hace la vida más fácil. Gracias por la luz, el agua, la comida y este techo. Te exaltaré mi Dios y rey y alabaré tu nombre por siempre y para siempre, te alabaré todos los días, sí te alabaré por siempre.

Grande es el Señor, el más digno de alabanza. Nadie puede medir su grandeza. Que cada generación cuente a sus hijos de tus poderosos actos y que proclame tu poder.

Gracias amado Dios por este hermoso día, que tu amor y tu gracia me rodeen mientras duermo, y que al despertar pueda sentir tu presencia en mi vida. En el nombre de Jesús, amén.

Debajo en la descripción voy a estar dejando un enlace de descarga para que puedas tener esta oración en tu celular y compartirlo con tus seres queridos. Si este artículo te ha gustado, por favor dale una manito arriba y compártelo. Suscríbete al canal para recibir cada día una oración poderosa. Que tengas unos profundos sueños. Y recuerda que los milagros siempre suceden.

Artículos relacionados

Deja un comentario