Dios obra de formas misteriosas no desesperes Él está a tu lado Oración de la mañana

Confía en la obra misteriosa de Dios: Oración para comenzar tu día con fe

Muy buenos días, mis queridos hermanos y hermanas.

La grandeza de Dios

Dios obra de formas misteriosas. No desesperes, él está a tu lado.

Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, declara el Señor.

Como los cielos son más altos que la Tierra, así mis caminos son más altos que tus caminos y mis pensamientos más que tus pensamientos (Isaías 55:8-9).

Confía en Dios

Por favor, búscate un lugar tranquilo donde puedas relajarte y déjate llevar por esta poderosa oración.

Dios siempre está a tu lado

El día de hoy, Dios te regalará bendiciones y te acompañará en tu camino. Confía en él.

Dios te recuerda en cada momento en que sus maneras de obrar son muy diferentes a las formas humanas.

Sus caminos son inverosímiles, pero siempre están a favor de su fiel seguidor.

La visión de Dios

La visión de Dios es muy superior, él ya conoce el resultado y te ama profundamente.

No hay necesidad de aferrarse a los sentimientos negativos

No hay ansiedad, no hay preocupación porque tiene confianza en lo que va a suceder.

Sus caminos siempre serán beneficiosos para tu crecimiento espiritual, por lo que no hay necesidad de aferrarse a los sentimientos negativos y a todo lo que quita el entusiasmo de vivir.

Descansa en el Señor y confía plenamente en Él

Jeremías 29:11

Descansa en el Señor y pon en Él tu esperanza. No te enfades ni te exasperes por las intrigas y las malas acciones de los demás. Los malvados serán aniquilados, pero los que confían en el Señor heredarán la tierra (Salmo 37:7-9).

Para encontrar la paz y el crecimiento espiritual, debemos aprender a confiar en que las cosas suceden según el plan de Dios. No intentes entender todo a través de tu propio entendimiento. Simplemente siembra la semilla y permite que la tierra haga su trabajo. Haz tu mejor esfuerzo en cada tarea que realices y con fe riega tus semillas para que prosperen.

Saber que tu realidad puede ser una bendición divina es importante para que lo bueno llegue a tu vida. Deja atrás todas las dudas y cree en el poder de Dios. Confía plenamente y prepárate para recibir tu cosecha. Has sembrado en buena tierra y todo lo que llegue a tu vida será bueno. Estos son las cosas que has estado esperando.

Tómate un momento durante el día para reflexionar en la compañía de Dios. Piensa en lo que necesitas soltar y dejar atrás, y en lo que deseas recibir de Dios. Recuerda que Dios siempre abrirá las puertas a la bendición.

Ora para recibir las bendiciones divinas

Acompáñame a hacer esta oración:

"Querido Dios, te agradezco por regalarme otro día de vida y permitirme apreciar tu magnífica obra. Gracias por el sol, por las mañanas cálidas y por tu amor y compañía en este nuevo día. Agradezco por cuidar mis sueños y regalarme un nuevo amanecer. Te agradezco por sostenerme, hacerme sentir seguro y por mi hermosa familia. Gracias por el lugar donde resido y por el trabajo que me brinda un sustento digno."

"En este momento de oración, te agradezco profundamente por todo lo que me has dado. Estoy convencido de que debo estar agradecido por todo lo que me regalas. Dios mío, trae bendición a mi vida. Agradezco por esta conexión profunda que me permite vivir en tranquilidad y comunión contigo."

"Tú eres un Dios amoroso y atento. Te alabo y honro con dedicación. Tú nunca me abandonas, siempre escuchas mis plegarias. Incluso en los momentos difíciles y cuando pierdo el camino, estás para mí. Tus palabras traen alivio y paz a mi mente (Salmo 37:4)."

"Confía en el Señor, haz el bien, habita en esta tierra y sé fiel. Deléitate en el Señor, y Él te dará lo que pidas. Encomienda tu camino al Señor, confía plenamente en Él" (Salmo 37:5-6).

Señor, Muéstrame tus caminos

Hay días, Señor, donde los caminos son inciertos e intrincados,

y siento que no puedo seguir. Las injusticias aparecen cada día

y la vida cotidiana se vuelve contradictoria. Estamos atravesando

momentos difíciles, Señor, por eso me encuentro aquí pidiendo por mi

alma, por tu cobijo, por tu guía en este peregrinar.

Obrando en mi vida

que me has librado del pecado, que me has dado vida nueva,

que me sostienes en la existencia, destruye los ídolos que me esclavizan

y muéstrame tu verdadero rostro. Te pido que actúes con la fuerza de tu

espíritu en mi ser y renueves todo lo que no está bien en él.

La fuerza para resistir

Regálame humildad para aceptar las correcciones que me hagan falta,

para así ir perfeccionando mi espíritu y cada vez más estar cerca de ti.

Te ruego me des la fuerza y la resistencia necesaria para no dejarme vencer

por los golpes de la vida, para sobreponerme a todas las manifestaciones del

mal y a no dejar que nada ni nadie me quite la fe en ti. Confío en que de ti

vendrá la salvación. Tú eres mi refugio en tiempos de angustia.

Actuar con amor y compasión

Permite que todos los conflictos y problemas los podamos resolver por vías de

diálogo y comprensión. Que no se apodere de nosotros el prejuicio y el desdén

por los sentimientos ajenos. Bríndame la humildad necesaria para actuar con

amor y compasión. Líbrame de los malos pensamientos y perfecciona mis acciones.

Desciende a mi corazón tu presencia y tu compasión para que pueda perdonar a los

malvados y a los que han hecho daño. Ayúdame a dejar atrás el rencor.

Servir a través de los dones y talentos

Quiero ser un instrumento de tu amor a través de los dones y talentos

que me has regalado, que has puesto en mí y has cultivado para hacer el bien.

Ayúdame a ponerlos al servicio de los demás y así construir un reino de amor

como el que tú nos tienes preparado en el cielo. Entrego mi espíritu, mi cuerpo

y mi mente en tus manos con la confianza de que me llevarás por los caminos de gloria

y me permitirás ver con tu amplitud las situaciones de la vida.

Petición personal

A continuación, si quieres pedir algo para el día de hoy o los próximos días,

hazlo con mucha fe y escribe tu petición debajo en los comentarios, para reforzarlo más.

Finalización

Si esta oración te ha gustado, por favor, dale una manito arriba y compártela.

Suscríbete al canal si deseas recibir cada día una oración poderosa. Y recuerda

que ser feliz es un derecho que tenemos al nacer.

Artículos relacionados

Deja un comentario