Dios ayúdame a descansar en paz y con serenidad oración poderosa de la noche

Oración poderosa para descansar en paz y serenidad durante la noche

Descansa en paz y confía en el mensaje de Cristo

Dios, ayúdame a descansar en paz y con serenidad. Que el mensaje de Cristo llene mi corazón con toda su riqueza y sabiduría. Que seamos maestros y consejeros los unos a los otros, cantando salmos, himnos y canciones inspiradas, con un corazón profundamente agradecido (Colosenses 3:16).

Agradecimiento y protección antes de descansar

Amado Dios, antes de cerrar los ojos, los labios y el corazón, quiero agradecerte por todo lo que me has dado en este día. Me has regalado Tu compañía, Tu protección y Tus bendiciones. Te pido que me ayudes mañana a servirte con amor, entrega y buena disposición a través de mis hermanos. Que Tu tranquilidad nos envuelva esta noche, que mi hogar esté a salvo y que Tus tiernos cuidados estén siempre con nosotros. Por favor, mira esta noche nuestros corazones, llena los de Tu paz y Tu esperanza, y haz que Tu amorosa bendición permanezca siempre a nuestro alrededor.

Agradecimiento por el día y petición de descanso

Hoy concluye otro día lleno de aventuras y cosas nuevas. Gracias a Tu gracia, mi Señor, estoy agradecido/a de que hayas puesto bendiciones sobre mí y me hayas permitido llegar al final de otro día glorioso. Te doy las gracias por el buen día y por la manera especial en que me has cuidado hoy. Gracias por los momentos de diversión, por los momentos de tranquilidad y por ayudarme a aprender cosas nuevas cada día. Bendice esta noche para que mi descanso sea pleno, para dormir profundamente y tener un descanso reparador que me permita continuar la labor que me encomiendas. Permíteme que mi vida sea útil y que toda acción sea en Tu nombre. Abrígame con Tu precioso manto, Padre mío, y quédate conmigo esta noche y para siempre.

Petición de paz, serenidad y consuelo

Envíame Tu Espíritu consolador y lléname de Tu amor para no tener pesadillas ni insomnio. Que Tu Espíritu me dé serenidad, consuelo, paz y armonía, y me permita comprender que Tú actúas en medio de todas las situaciones que tengo hoy. Padre Santo, sé que siempre estás conmigo y eso me da tranquilidad y confianza. Por eso, hoy cierro los ojos, oh Señor mío, con la seguridad de que los tuyos están abiertos, vigilando mi sueño y protegiéndome por Tu bendito amor.

Petición de resolución y bendición

Te pido, en esta noche, que me ayudes a resolver todos los problemas que tengo y no me dejan dormir en paz. Tú eres bueno, generoso y desbordas en mi vida hermosas y necesarias bendiciones. También te doy gracias por las pruebas y las dificultades, porque sé que ellas están allí para hacerme crecer, y Tú me ayudarás a superarlas y a encontrar caminos de triunfo y bienestar, Señor mío y Dios mío. Derrama Tu tierna y cálida bendición sobre mí, sáname de mis malestares del cuerpo y permíteme estar despejado y libre de angustias y preocupaciones que, en ocasiones, me quieren acechar. Por eso, dejo todas mis cargas en Tus manos y me acuesto tranquilo/a y sereno/a porque sé que Tú me permites.

Descansar en la presencia de Dios

Querido Dios, en este momento de quietud, quiero descansar y recuperar mis fuerzas para seguir adelante mañana. Reconozco que siempre estoy dispuesto a dar lo mejor de mí, pero necesito de tu guía y sabiduría para hacerlo bien. Deposito en ti todos mis planes y proyectos, mi familia y todo mi ser.

Encomendando mi alma y mi corazón

Tú, Señor, eres el dueño dorado de mi vida. Quiero encomendarte mi alma y mi corazón. Guárdalos, son tuyos. Te agradezco por tu amor y gracia desbordante que me impulsa a ser mejor cada día, a ser feliz y a dar todo lo bueno de mí. Te pido que esa gracia me acompañe siempre.

Agradeciendo la presencia de Dios en mi vida

Te doy gracias, Señor, desde lo más profundo de mi corazón. Puedo sentir tu presencia en mi vida y tengo mucho por agradecer. Me regocijo porque al nombrarte, desaparecen los temores, los malos sueños y las preocupaciones. Tú me has cubierto con tu manto y bendecido mi hogar con tu amor y bienestar.

Pidiendo sabiduría y protección

Ruego y pido a Dios que me conceda la sabiduría para lidiar con mis circunstancias. Estoy lista para descansar y levantarme renovada mañana, confiando en que él me protegerá. Sé que no debo preocuparme por el mañana ni por lo que vendrá, porque solo él es mi protector y mi todo.

Gracias por los dones de cada día

Doy gracias a Dios por amarme tanto. Agradezco los grandes y pequeños regalos que su amabilidad ha puesto en mi camino durante el día. Gracias por la luz, el agua, la comida, el trabajo y este techo. Gracias por la belleza de las criaturas, el milagro de la vida, la inocencia de los niños y el amor.

Gracias por tu amor que nos sostiene y protege.

Doy gracias también por tu perdón, que siempre me brinda una nueva oportunidad. Agradezco por la alegría de ser útil todos los días y tener la oportunidad de servir a los que me rodean. Antes de dormir, perdono y bendigo a quienes me lastimaron durante el día. También me disculpo si lastimé a alguien. Dios bendice mi descanso, mi cuerpo y mi alma.

Gracias Señor por tus bendiciones

Alma, también bendice a mis seres queridos: mi familia y mis amigos. Gracias Señor por el hogar que cobijará mis sueños esta noche, por los alimentos que hay en mi mesa a diario, por las ilusiones que hay en mi alma. Y gracias porque sé que tú estás conmigo, llevándome por caminos seguros y buenos. Ayúdanos a alcanzar las metas que nos hemos propuesto y aquellos grandes Milagros por los cuales tanto anhela nuestro corazón.

Poniendo nuestra vida en tus manos

Quiero poner en tus manos mi vida y la vida de todos mis seres queridos. Te suplico que nos des discernimiento para poder tomar buenas decisiones, sabiduría para alejarnos del peligro y un espíritu noble para poder actuar conforme a lo que dicta tu palabra.

Rodeanos con tu amor, apóyanos en la realización de nuestras tareas en el hogar, en el estudio y en el trabajo. Ayúdanos a alcanzar las metas que nos hemos propuesto.

Agradeciendo por tus bendiciones diarias

Ayúdanos a alcanzar las metas que nos hemos propuesto y aquellos grandes Milagros por los cuales tanto anhela nuestro corazón. Tú eres un Dios grande y todopoderoso, y la grandeza del universo es tan solo un reflejo de tu amor incondicional. Por eso, hoy antes de ir a descansar, renuevo mi fe en ti. Pongo mis ilusiones y mis esperanzas en tus manos y te pido que protejas mi vida, mi hogar y la vida de mi familia con tu espíritu y con tu hermosa luz.

Sigue llenando mi vida de cosas buenas y bonitas, por eso te doy gracias por mi cuerpo, por el agua de cada día, por los alimentos, por la ropa que me viste y por todo lo que tú me das. ¡Gracias Señor! Buenas noches en el nombre de Jesús, amén.

Finalizando la oración

Toma aire profundamente, relaja todo tu cuerpo y pídele a Dios todo lo que deseas para los próximos días. Que tus semillas sean plantadas en tierras fértil. Y si deseas reforzar aún más tu petición, escríbelo debajo en los comentarios.

Al finalizar, si esta oración ha sido de tu agrado, por favor dale una manito arriba y compártela. Suscríbete al canal para recibir cada día una oración poderosa. Recuerda que ser feliz es un derecho que tenemos al nacer.

Artículos relacionados

Deja un comentario