Dinero ven a mí Oración para solucionar problemas de dinero y deudas a la Santísima Trinidad

Oración a la Santísima Trinidad para atraer abundancia económica y resolver deudas

Dinero, ven a mi oración poderosa para solucionar problemas de dinero y deudas. A la Santísima Trinidad, bendita en el día de hoy, me arrodillo ante tu sagrada imagen con gran aflicción en mi alma. Siento que las deudas crecen diariamente y se me hace imposible sobrellevarlas sin dinero. Haz que el dinero llegue a mí y que cubra todas mis expectativas y necesidades. Bendíceme con nuevas oportunidades que pueda aprovechar al máximo. Que todas las puertas se me abran para solicitar con mucha humildad un empleo que me permita mantener a mi familia. Santísima Trinidad, divina providencia, tú eres mi principal consuelo. En tus brazos me refugio para que me llegue el empleo. Santísima Trinidad, quiero rendirte tributo por toda la eternidad, pues has significado infinitas bendiciones en mi vida. Creo en ti como mayor prueba de fe.

Te pido que me protejas de todo mal y peligro, y que me libres de todos los enemigos que, por causas negativas, desean destruirme. Grande eres, Padre, bienaventurado sea el Hijo y glorioso sea el Espíritu Santo. Te imploro en nombre de San José y de la Virgen María para que soluciones todos mis males que me aquejan en este momento. Escucha con atención esta difícil súplica que no me deja descansar ni dormir.

Divina Trinidad, ayúdame a remediar todos mis males

Ausenta de manera buena todas mis preocupaciones con el fin de obtener un poco de tranquilidad en una afligida vida. Sé mi guía y protección en todo momento, y funge como mi brújula para orientarme en tomar las mejores decisiones que no lastimen a terceros. Trinidad sagrada, trinidad dorada, trinidad glorificada, fuente magna de energía y bendiciones sagradas, has que cada momento de mi vida actúe de la mejor manera para contar con la bendición poderosa de Dios. Apelo ante ti para que prestes atención a mis necesidades más difíciles en conjunto con el Sagrado Corazón de Jesús. De cumplirse esta petición, seguiré fielmente tu ejemplo y cultivaré con sencillez tu bendición.

Santísima Trinidad, tú que llenas de alegría y júbilo a la Iglesia Católica, quien defiende con honores tu sagrada imagen, dame paz en cada momento difícil de mi vida. Sana la tristeza que embarga mi corazón. Socórreme con tu majestuosa asistencia para que el trance más difícil se transforme en bondades y bendiciones. Gracia, Santísima Trinidad, por ser la luz en medio de las tinieblas. Rueda por mí para salir airosa de todas mis dificultades.

Benedikta, Santísima Trinidad

Tú eres la providencia más divina en la cual puedo confiar. En nombre del Padre Supremo, el Hijo engendrado y el Espíritu Santo unificador, me han bendecido en todo momento y en terribles circunstancias. En este día, rito a rogarte que me protejas de todo mal y peligro, principalmente de aquellos enemigos o adversarios que buscan mi ruina emocional, física y moral. Paz, mucha paz en mi vida. Paz, paz.

Rezos, oraciones y plegarias

Plegaria para alejar a los adversarios

Que todos mis adversarios se queden atrás, en lo más lejano de mi existencia. Que todo enemigo que actúe en mi contra se vea frustrado, que sus manos jamás logren tocarme y que sus ojos mal sanos jamás puedan mirarme. Que sus brujerías y hechicerías no puedan afectarme. Oh, Santísima Trinidad, domina a todos y cada uno de ellos a manos ido malos, como lo hizo San Marcos.

Plegaria para protección y luz

Oh, Santísima Trinidad, en protección junto al Sagrado Escapulario, procede a cuidarme de todos los intentos malignos por parte de mis detractores. Hazles comprender que su mal accionar solo los conducirá al terrible fuego del infierno que gobierna Lucifer. Que el Padre me cuide, el Hijo me socorre y el Espíritu Santo sea mi luz en todo momento de fragilidad. En nombre de Dios Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, que todos mis enemigos sean aplicados con la majestuosa fuerza de tu gran poder.

Plegaria para encontrar paz y ser una mejor persona

Oh, bendita Santísima Trinidad, ayuda a que olvide todas mis aflicciones, porque me quiero refugiar en Ti. Subsana cada una de mis necesidades para sentirme mejor. Dona a cada una de tus virtudes para ser una mejor persona en mi accionar diario. Cúbreme bajo tu manto protector y limpia mi alma en caso de que se encuentre envuelta por las oscuras tinieblas. Oh, ser sin precedentes, Tímida Dorada y Trinidad glorificada, a tu lado he encontrado la paz que vengo necesitando. Mi alma perdida siempre está hambrienta de Ti, mi ser necesita de tu poder para que me cures de todo tipo de pecados y vicios.

Plegaria de fe y confianza

Oh, Trinidad, sé mi luz y salvación para mi alma, con la finalidad de que ilumine mis senderos. Creo en Ti, Padre, confío en Ti, Hijo, me refugio en Ti, Espíritu Santo. Conduce-me por el mejor sendero para no irrumpir en el pecado. Padre, vela por mis intereses y los de mi familia. Poderoso Hijo, que mi esperanza hacia Ti crezca día tras día, Espíritu Santo unificador, muestra tu amor hacia todos tus devotos, quienes te alabamos con cada una de estas plegarias.

Plegaria final y súplica con humildad

Divina Trinidad, Tú que estás presente en cada rincón de mi hogar y de mi corazón, bendíceme en conjunto con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, para que sus dones no me falten en ningún momento de mi vida, cuando más me hagan falta. Te rindo un culto, te ofrezco homenaje y alabanzas todos los días de mi vida, porque mi fe hacia Ti es inquebrantable. Deseo compartir con total plenitud tus dones sagrados, darlos a conocer a todos tus hijos, para que los devotos que te amen sean muchos más. Confío en Tu poder, en la misericordia que te ha caracterizado por comprender a tus hijos en desamparo. No me abandones nunca, por eso me he acercado con mucha humildad para solicitar de Ti el siguiente favor muy especial. A continuación, pido con mucha fe lo que se quiere conseguir.

La influencia de la santísima trinidad en nuestras vidas

Señor Jesús, en compañía de la Santísima Trinidad, llena de inmensa fe a todo un pueblo devoto. Colma de tu infinito amor a cada uno de ellos para que sean liberados de todas sus presiones y amarguras.

Una plegaria por la prosperidad económica

Divina Trinidad grandiosa providencia, me reúno frente a ti para solicitar la prosperidad de mi dinero y negocio. Que toda mi herencia terrenal se multiplique para dejar a mis seres queridos en el estado más estable posible. Él es mi salvación, por eso lo dejo todo en tus manos para que el dinero jamás falte en mi hogar y en mi vida.

Una oración para solventar las urgencias económicas

Oh Dios omnipotente y todopoderoso, en mediación de la Santísima Trinidad, ayuda a solventar mis urgencias económicas. Suprime la bancarrota que me embarga y haz que el dinero nuevamente ingrese de manera exitosa como en el pasado. Que la ruina económica se vaya junto a las malas intenciones de mis cobradores y deudores. Amén, Amén, Amén.

Comparte tus intenciones y recibe oraciones poderosas

Si te ha gustado esta oración, si te ha sido de ayuda, por favor, dale un pulgar arriba y compártelo. También, debajo en los comentarios, puedes dejar por escrito lo que quieres pedirle a la Santísima Trinidad y yo trataré de reforzarlo con una breve oración.

Suscríbete para recibir oraciones poderosas diariamente

Suscríbete al canal si aún no lo has hecho para recibir cada día una oración poderosa. Recuerda, como siempre, difundir la palabra.

Artículos relacionados

Deja un comentario